Análisis e historias del fútbol internacional contadas por los mejores especialistas.

Categoría: Bundesliga

Gladbach: Laumen, la literalidad de un ‘rompe-redes’

Herbert Laumen

El concepto de literalidad, consiste en todo aquello que resulta específico y distintivo de la escritura de ficción. Por tanto, pertenece a la más estricta realidad de los términos y los hechos. Quiero comenzar con esta socorrida definición para contaros la historia de uno de los goleadores alemanes de los setenta: Herbert Laumen, un delantero dotado de olfato y un potente remate a puerta, y,sin duda, uno de los buenos delanteros alemanes de una época en la que los bombarderos alemanes asolaban las porterías de Europa. Aquel que demostró su valía con goles y escribió una de las páginas más famosas de su leyenda recurriendo a la literalidad del término futbolístico: ‘rompe-redes’.

Nacido en agosto de 1943 en Moenchengladbach, llegó al Borussia Moenchengladbach en 1963, perteneció junto con Günter Netzer y Berti Vogts al Gladbacher Fohlen, que condujo Hennes Weisweiler en 1965 en la liga federal y que varias campañas después se consagró campeón de la Liga alemana. Esa campaña de 1965 fue la primera que jugó el Borussia MG en la Bundesliga. Laumen firmó su primera gran campaña con la camiseta Die Fohlen en la temporada 69/70 en la que brilló a gran altura anotando 19 goles en 34 partidos, pero en la 1970/71, firmó la que fue sin duda la mejor temporada de su carrera, anotando 20 goles en 31 partidos y aportando un gran rendimiento que hizo posible la conquista del título de Liga para el conjunto de Gladbach. En la citada campaña compartió y conformó una delantera de lujo con Jupp Heynckes, entre los dos hicieron 39 goles (Laumen, 20 y Heynckes 19), pero Laumen no iba a pasar a la historia únicamente por sus dotes rematadoras… Seguir leyendo…

Comentarios (1)

Leverkusen: Emre Can, comodín como peligrosa virtud

Emre Can - Leverkusen

Una perfecta lectura de cada movimiento actual y futuro, una claridad de imagen nítida para automatizar cada posibilidad en segundos y una ejecución determinante con la habilidad de quien se siente dominador. El ajedrez es la práctica ‘deportiva’ de mayor salud mental, capaz de aglutinar en cada decisión un sinfín de alternativas y acumular sensaciones mentales-psicológicas como pocas actividades competitivas requieren. Preguntando uno a uno a los mejores del mundo, la gran mayoría de ajedrecistas admiten que su gran deseo sería que, en mitad de una partida importante, algunas de sus piezas tuvieran aptitudes conforme a la necesidad del momento. Es decir, que un caballo actúe de reina, que un peón se mueva como un alfil o que el rey no sea puesto en peligro por gozar de una defensa impenetrable. Ese ha sido una y mil veces el sueño repetido en la inteligente cabeza de Emre Can, el varias veces campeón europeo y mundial juvenil y hoy, estratega de oro para el futuro del ajedrez en Turquía.

Ese éxito de la perla del tapete, se ha traspasado durante los últimos años al fútbol, donde ha crecido la relevancia de su ‘clon’ sobre el césped. Allí, en la Bundesliga, con ascendencia igualmente turca y, curiosamente, con similar nombre y apellidos, Emre Can transmite las mismas sensaciones gracias a su admirable capacidad para cumplir deseos de los técnicos como solución improvisada y actitud ‘comodín’ dentro de distintos esquemas. El germano-otomano, de 20 años tan solo, es uno de los mejores ejemplos de necesidad táctica, alternando posiciones medulares y defensivas en los últimos años hasta convertirse en una solución correcta tanto en el mediocentro como en el lateral diestro y, sobre todo, por falta de un referente actual en esa posición, en el carril zurdo que ha terminado haciendo suyo este curso en el Bayer Leverkusen. Y todo, pese a que es diestro, lo que le obliga a jugar a pierna cambiada. Un ejemplo ideal de cómo una joven promesa que empezó siendo estelar en divisiones inferiores como enganche o jugador con plena libertad de movimientos por detrás de los delanteros, ha tenido que readaptarse a las obligaciones del primer nivel pese a que ello suponga convertirse en un defensor. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Bayern: Holger Badstuber, un contrato con la vida

El concepto de economía alemana es alentador para todos sus ciudadanos e inalcanzable para los foráneos. Solidez, crecimiento, progresión y mensajes continuos sobre cómo sacar la cabeza del pozo al resto de ‘vecinos’ europeos. Su estatus se lo permite, su suficiencia también. Pero globalizar términos monetarios a veces induce a error y como todas las piedras no son oro, Memmingen era la excepción. El pequeño pueblo de Baviera, con apenas 40.000, estructuró un presupuesto para movilizar el comercio, el turismo y las industrias locales hasta el punto de haber conseguido en los últimos años un cambio drástico que le hace ser referente. Aunque sus habitantes, solidarios como nadie en todo el país, no olvidan los días grises de su pasado no tan lejano, cuando muchos subsistieron por las ayudas de las comunidades y fundaciones de caridad. Una de ellas, responde al nombre de uno de los ídolos del pueblo, Holger Badstuber.

Quizás porque su infancia conoció de cerca los problemas para alcanzar el final de cada mes entre estrecheces financieras, el padre de los Badstuber (Holger tiene un hermano) quiso hacerles ver las dificultades para que aprendieran a manejarse. Les llevaba cada sábado a comedores sociales, les portada el mandil para que echaran una mano a los más necesitados y al terminar la jornada, les invitaba a cenar. No a cualquier sitio, sino al bar más afamado de la zona, donde desde pequeño, el padre había disfrutado con las peripecias de los cracks de la Bundesliga. Al día siguiente, domingo, arrancaba su coche temprano para desplazar a los dos hermanos a sus respectivos partidos de fútbol. Una dedicación máxima, consistente y de apoyo. Una dualidad, un contraste semanal, que cuajó en la humildad de los adolescentes y que les mantuvo en alerta para luchar por sus metas sin tapujos ni limitaciones. Holger fue el más aventajado, destacaba en las inferiores del Bayern y su padre disfrutaba con las andanzas de su pequeño ídolo. Un cáncer rompió esa unión apenas tres meses antes de que se cumpliera el sueño, el de un contrato profesional que desembocó en titularidad bávara y en la mismísima selección alemana. El reto de Holger, el afán de su padre, había alcanzado la primera meta. Seguir leyendo…

Comentarios (1)

Bayern: La geometría de Guardiola

Sobre geometría no se ha escrito tanto como ésta ha hecho por las demás cuestiones de la vida. Cuando Guardiola viene a mi mente pienso en dos acciones o pensamientos que él ha transmitido públicamente: dibujar en su mente lo que va a pasar en el campo como si la realidad fuese un videojuego y la pasión. Evidentemente, la pasión es algo intrínseco al éxito, una condición sinequanon para aquellos que deciden ser los mejores. La primera, el dibujo mental del campo, corresponde a la geometría de su pasión, al raciocinio fundamental que necesita el fútbol para combatir su fuerte componente e irracional.

El elogio a Guardiola se fundamenta a partir su inteligencia y se muestra en el trabajo demostrado. En junio amontonó centrocampistas en el Bayern, que no terminó de asimilar las complejas ideas de Pep; especialmente pausado para la potencia alemana y aparentemente desordenado para el país donde el caos supone la perdición. Pep apostó a una introducción de conceptos ralentizada, donde el juego de posición (la vieja y lúcida posesión 74) sería la esencia, pero habría momentos para saltarse dos pases y llegar al área con cierto riesgo. La suma de puntos le dio el colchón holgado para experimentar. Ahora van 20 de ventaja al segundo, el Dortmund, que no soportó las lesiones y ganar sin funcionar.  Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Schalke: Huntelaar, el goleador comparado

Huntelaar - Schalke

Los resultados son habitualmente algo dañino, lejano, estadístico, frío. En palabras de Juanma Lillo, “son como los tangas: enseñan todo menos lo más importante”. Los goles son representaciones emocionales de los goles. Son el todo y la nada. El frío de un portero que sobrevive solo en la peligrosa jungla del área y el calor del delantero que noche tras noche se coloca al abrazo de la temperatura del gol. O el portero espartano que sostiene a su equipo desde su morada y el delantero al que le abandona el gol como a Sansón la fuerza. Al fin y al cabo, los goles, el resultado, suponen una relación tan virtual para con el juego como las de Joaquín Phoenix y Scarlett Johansson en ‘Her’.

Una comparación siempre es una distorsión voluntaria de la realidad, además de un juego metafórico o una llanura literaria. Las comparaciones, odiosas, nos presentan un elemento que pierde o gana respecto a otro. Entre jugadores hay una tendencia a la comparación como fenómeno de futuro. Esto es, la presentación de un hombre como futuro otro que aún vive, aún juega e incluso aún es promesa. “El nuevo Agüero”, se decía de Salvio cuando al Kun no se le diferenciaba del dibujo animado que le dio nombre. O el nuevo Messi se profetizó en 2007 de un tal Lucas Trecarichi que del Leganés fue al Sevilla cuando éste hacía canteranos en proporciones industriales para acabar en el paro después de pasar por la segunda griega, según me cuenta el bueno de Carlos Pérez. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Schalke: Beckenhausen-Sutum, el círculo de la vida

Cementerio Schalke 2014

Más de 7 hectáreas de recuerdos, balas perdidas, sangre derramada y luchas bélicas inexplicables, silencian el Waldfriedhof. 23.000 almas descansan por fin, tras expediciones, misiones y actos de valentía por una bandera que ahora se encarga de mantener su tranquilidad eterna. La Organización Alemana para la Conservación de Cementerios de los Caídos de Guerra -Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge (VDK), es hoy una asociación humanitaria que se encarga del mantenimiento de las tumbas de los militares que perdieron la vida en plena batalla, sobre todo, soportando el peso de los enterrados en Halbe. Allí, al término de la 1ª Guerra Mundial, se instauró el más grande de todos ellos. La mayoría murieron en la batalla de Kessel. Las peores predicciones aseguran que el lado derecho del cementerio hay fosas comunes con 4600 víctimas del campo e incluso se estima que todavía hay unos 20.000 soldados adicionales enterrados en sus alrededores a la espera de ser identificados.

Sin embargo, Halbe volvió a ser noticia hace un par de años. Una de aquellas lápidas fue levantada y analizada a petición expresa de la familia Spitz, que busca exhumar los restos del abuelo muchos años después de su último adiós. La idea no es pedir justicia, reclamar una condena o buscar pruebas, sino iniciar los trámites para transportarlo al cementerio donde por fin descansará en paz para la eternidad unido a los colores que impulsaron su vida. Porque el ‘otro’ campo de batalla, el del césped que tanto le hizo disfrutar, será ahora su relax definitivo, el descanso del Beckenhausen-Sutum, el nuevo cementerio del Schalke para sus hinchas. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Schalke: Max Meyer, el duende de Gelsenkirchen

Max Meyer - Schalke

La Cuenca del Rhur, epicentro minero de extrema importancia histórica, sigue siendo el quinto mayor núcleo de población humana en todo el planeta. Ciudades poderosas en lo económico pero, sobre todo, valoradas en las últimas décadas por compartir un punto en común, haber superado la transformación de espacio industrial en otro de índole cultural. Los restos del pasado todavía están en pie, pues no han quedad aislados los altos hornos, gasómetros o castilletes de extracción, pero hoy son símbolos visibles de la herencia industrial. Y es que a fisonomía de la Cuenca del Ruhr ha revolucionado su mente para reconducir el carbón y las piedras hacia los teatros, la música, la pintura, la danza y, desde luego, el fútbol como elemento mayoritariamente ocioso-cultural.

Nadie oculta que el Planetario Zeiss de Bochum es el lugar ideal para observar las estrellas, nadie niega que la Virgen de Essen tenga un valor descomunal al ser la primera imagen de la virgen creada en la historia y nadie esconde que la impresionante letra U de la antigua fábrica de cerveza Union-Brauerei en Dortmund, sea hoy el nuevo centro de arte, creatividad y economía. Esa amalgama de proyectos vinculados al crecimiento instructivo, encontró en el fútbol su variante deportiva, trascendiendo con facilidad jóvenes promesas creadas en la zona, aromatizadas con la evolución natural del Rhur e impulsadas con la esperanza de que sigan traduciendo sus premisas a través del arte con la pelota. En años, allí generaron a Ozil, Neuer, Draxler y hoy, Max Meyer, el nuevo ‘duende’ de Gelsenkirchen. Seguir leyendo…

Comentarios (0)

Bayern Munich: Los poderes de la Santísima Trinidad

Hopner, Hoennes, Rummenigge - Bayern 2013

Mecanismos de protección para impedir la destrucción de su historia y mantener intacta la identidad nacional. Esas premisas, que chocan frontalmente con la entrada de capital extranjero que amplíe la capacidad monetaria de clubes o empresas dedicadas al fútbol, ha sido una de las grandes teorías de la Bundesliga en los últimos años. Mientras los millonarios rusos, jeques árabes o empresarios de cualquier epicentro con salud económica, buscaban invertir sus brillantes monedas en los más poderosos clubes del planeta, Alemania buscaba como actualizar a diaria su sistema de desinfección y cortafuegos para estas amenazas externas no deseadas. No se contempla la mano interesada, sino que se trabaja firmemente en eludir cualquier intento externo. Prohibió hace muchos años que estos movimientos surgieran en su fútbol, dando una respuesta firme, contundente y legítima cuando alguien osó llamar a su puerta con estos objetivos. Está terminantemente prohibido que cualquier empresa o persona posea el 50% de las acciones del club (sea cual sea su categoría, potencial o historia), por lo que se hace imposible e inviable ver un único dueño, oligarca, jefe o ente que impere su palabra ante el resto.

Esa defensa de sus valores transmite, a su vez, una limpieza legal asegurada en todas las esferas de cada club, otorgando un modelo muy diferente en el organigrama deportivo de las instituciones alemanas. El ejemplo ideal, por peso de su nombre y por cartel de quienes lo representan, es el Bayern de Múnich, que en cada uno de sus escalafones, sitúa a un referente del pasado que ha readaptado sus funciones para ser útil al equipo desde las altas esferas. Jugadores que lideraron títulos en el césped, que festejaron las noches más gloriosas y que sufrieron como nadie cuando los resultados desterraban sus ambiciones. Leyendas bávaras, mitos internacionales con la camiseta alemana y auténticos referentes en todos y cada uno de los libros que eluden a los grandes momentos de la Mannschaft. Seguir leyendo…

Comentarios (0)
Un desarrollo de Pedro Puig