Análisis e historias del fútbol internacional contadas por los mejores especialistas.

Etiqueta: Vélez

Vélez soñó, Huracán lloró y Argentina perdió

velez-huracan

De un lado la escuela ‘menottista’ de Ángel Cappa, del otro la sólidez del ‘Tigre’ Gareca. A la derecha una de las alternativas serias al dominio de los dos ‘gigantes’ argentinos, a la derecha una sorpresa inesperada que hacía lustros que no conocía el éxito. Un José Amalfitani a rebosar para guiar a sus pupilos a lo más alto del fútbol albiceleste y, no muy lejos de allí, separados por unos pocos kilómetros, un Tomás Adolfo Ducó repleto de ilusiones reflejadas en una pantalla gigante. Tarde-noche de fútbol, de pasión, de riesgo (puesto que Argentina está en alerta por la gripe A y no se aconsejaba unirse a tanta gente en un mismo recinto), de agonía y de polémica, por supuesto. La definición del fútbol argentino gozó de espíritu y salud hasta que el colegiado Gabriel Brazenas decidió abrir juego, accionar su silbato e iniciar lo que, perdonen la definición, fue un auténtico esperpento.

Me encanta el fútbol sudamericano, soy fiel seguidor de la pasión argentina, conozco la sociedad albiceleste (la he vivido in situ durante meses) y defiendo un deporte que mueve inifinidad de aspectos en un país que adoro. Sin embargo, no por ello podré justificar o intentar defender el grotesco espectáculo que ofrecieron los dos equipos que mejor fútbol han realizado en los últimos meses. Quizás por esa sensación de esperar un duelo más abierto, más ambicioso, con alegría y no violencia extrema (por momentos se vieron escenas de este tipo), la imprevisible finalísima en que se había convertido la última jornada del Clausura dejó sensaciones amargas. Lo peor, que ya no extrañan los minutos de retraso en el inicio del choque, la dureza por lo que estaba en juego, el excesivo protagonismo de un colegiado que con decisiones irrisorias trastocó el marcador a su gusto. Tan mal andamos que tampoco me asombró el lanzamiento de piedras desde los graderíos a los jugadores rivales. Un caos. Seguir leyendo…

Comentarios (12)

Se juega como se vive (Juan Fazzini tiene razón)

huracan-velez-pic1

No sé si él ha sido quien acuñó la frase. Pero, sin dudas, es quien la instaló en los medios de comunicación. Yo la descubrí escuchando seguramente Competencia, el gran programa vespertino que Víctor Hugo Morales tenía cada tarde en Radio Continental de Buenos Aires. Allí, delante de los micrófonos de la que por entonces era la mejor tertulia deportiva de Argentina, el periodista Juan Fazzini siempre encontraba el momento exacto, el ejemplo perfecto para explicar que al fútbol -y tal vez a cualquier otro deporte- “se juega como se vive”. Conocedor de la idiosincracia de los pueblos a través del fútbol, el Tano es capaz de sacar a la luz los rasgos indentificatorios, distintivos -cada vez más difíciles de encontrar- que aún permiten que nos explayemos sobre, por ejemplo, las diferencias genéticas entre el balompié que se practica en Europa el sudamericano.

Se juega como se vive. La Sâo Paulo industrial, motor económico de la potencia sudamericanal, suele tener equipos de fútbol mucho más ordenados, menos líricos que los que residen en Río de Janeiro. “Si la Volkswagen cierra, se para Brasil”, se decía hasta no hace mucho tiempo en ese país, en referencia a la planta que la empresa de Wolfsburg tiene en las afueras de la megalópolis paulista. Sâo Paulo -el Estado, la ciudad- tienen por obligación producir, ese es el papel que les toca jugar dentro del engranaje social del gigante sudamericano. La Lombardía -un sitio que Fazzini conoce muy bien, ya que es su lugar de nacimiento- cumple en Italia el mismo papel que la región paulista tiene en Brasil. Milano, la capital lombarda, no puede darse el lujo de la pausa, del reposo. Sus equipos de fútbol tampoco. Seguir leyendo…

Comentarios (6)

Tres (más uno) para triunfar

verimagenphp5

En la noche del viernes, cuando comienzó a rodar la número 5 en el diminuto terreno de juego del Diego Armando Maradona, en el barrio porteño de La Paternal el fútbol argentino de primera división se declaraba listo para desandar el último tercio del Torneo Clausura.

Dos chicos -Argentinos Juniors y Godoy Cruz- jugaron por cosas muy distintas, encajonados en la estrechez ambiental del estadio de la calle Boyacá. A los locales , entrenados por Claudio Vivas, casi lo único que les preocupa es ganar y seguir esclando posiciones desde el fondo de la tabla del campeonato del primer semestre en Argentina, tras uno de los peores inicios de liga de los Bichos Colorados en su historial en la máxima categoría. El equipo mendocino, por el contrario- está instalado en el ecuador de la tabla de posiciones y tiene todo bastante controlado como para conseguir abrochar su permanencia en la elite del fútbol albiceleste. Seguir leyendo…

Comentarios (3)

Connotaciones del mercado

El mercado de fichajes está, después de que finalizara el último campeonato europeo (la Liga), a pleno trabajo. Ya se sabe que con los refuerzos se busca alimentar los ánimos de la afición de cara al futuro, responder con lo que se espera de una entidad o, sencillamente, poder sanear la cada vez más maltrecha economía de quienes ingresan en este negocio del deporte rey. Todos los fichajes van más allá de un simple refuerzo de la plantilla, porque todos buscan un segundo significado, mucho más mediático a veces que la propia llegada a un nuevo escenario.

En Europa ya hemos visto varios ejemplos y, aún esperando que muchos de los grandes den un ‘campanazo’ con el hombre del verano, equipos de primer nivel ya han pegado su primer sprint a tiempo.

El Olympique de Lyon es uno de ellos. Los del Gerland, eternos campeones del campeonato galo, están de nuevo ante una reestructuración en su deseada plantilla. Como se esperan la salida de jugadores clave (Abidal o Malouda), Aulas y los suyos ya se han adelantado con las contrataciones de Bodmer y Keita. Los dos ex-Lille, han demostrado su calidad en la Ligue-One y en Europa e incluso a pesar de tener ofertas extranjeras, ambos han decidido que la opción lionesa es la mejor pues asegura opción a todos los títulos en un ambiente en el que ya son valorados. El mensaje secundario del que hablamos es, en este caso, un aviso serio de que el campeonato francés seguirá siendo territorio del OL, que es, desde ya, el primer favorito para volver a repetir éxito.

Algo similar a lo que el United ha intentado transmitir con Nani y Anderson, pero en su caso, con menor grado de eficacia porque la Premier siempre es mucho más competitiva. Nada se arregla con un par de grandes fichajes de futuro.
Curiosamente, uno de los que también contribuye a esa sensación de futuro alegre en Lyon es, a su vez, la referencia central para otro gigante dormido, el Bayern. Franck Ribery abandonó el Marsella, donde era un semi-dios, para recalar en el peor Bayern de los últimos lustros. Junto a Luca Toni, Zé Roberto, Sosa, Jansen y alguno más que se le unirá en breve (se habla mucho de Klose), pretenden dar de nuevo el nivel a los del Allianz en un año caótico que tenían que olvidar a base de talonario. En este caso el mensaje secundario está más que claro, regresar a la dinámica victoriosa que siempre acompañó al equipo en la Bundesliga.

Hay más, porque en Italia el Milan ha dado un golpe sobre la mesa con la contratación del hondureño David Suazo. La ‘pantera’ es uno de los goleadores ya consagrados en el Calcio y, gracias a su potencia y capacidad de cara a puerta, permite varias alternativas en ataque que Ancelotti intentará explotar. En este caso el mensaje general va más allá de un buen refuerzo, porque se lo han ‘robado’ literalmente a su principal enemigo, un Inter de Milan que lo ha dejado escapar a última hora debido a sus intentos de abaratar la negociación con algunos de sus descartados. Una razón de peso para que Suazo ya sea odiado por la hinchada neroazzurri.

Pero no todos los traspasos hablan de un golpe de autoridad tras un fracaso ni de un ‘roce’ con tu enemigo, sino que los hay que son sinceramente inexplicables. El mejor ejemplo está en Argentina donde Mauro Zárate, que pasa por ser el mejor jugador joven que queda en el país, ha sido vendido por Vélez Sarsfield al fútbol qatarí. Es cierto que el equipo de Liniers tiene una grave crisis económica que ya va a despejar con esta venta (22 millones de dólares) y también que el entorno del jugador vea una auténtica ocasión de oro en lo que a los ‘bolsillos’ se refiere, esta ocasión, pero con 19 años y siendo una promesa, quizás debería haber esperado una mejor opción desde Europa.

Sean mediáticos, conservadores, excéntricos, millonarios o incluso ‘bizarros’ o exóticos, los fichajes siempre guardan connotaciones más allá de lo estrictamente deportivo.

Foto: AFP

Comentarios (18)
Un desarrollo de Pedro Puig