Histórico
4 febrero 2019El Enganche

Libro: El cielo es azúl sobre Berlín

Eran apenas 7 minutos de juego, pero el árbitro inglés, Ken Aston, no podía más. Levantó su brazo entre la furia de los futbolistas, miembros del cuerpo técnico y fotógrafos que lo rodeaban por enésima vez, y solicitó la entrada de los carabineros chilenos. Las fuerzas del orden, en masa, pisando el césped del estadio nacional de Santiago. Más de 100 personas en el pasto. Más de 66.000 en las gradas. Todos enfocando a Giorgio Ferrini, apodado ‘La Presa’, que había sumado una víctima más (Honorino Landa), a su extensa lista de damnificados. El pivote defensivo de aquella Italia, convencido de que su salvaje agresión estaba en el tono belicoso-compulsivo de esos primeros instantes de partido, se negaba a abandonar el estadio. Espantaba a los rivales que le increpaban, empujaba a todo aquél que se acercara y se armaba de paciencia para quien pretendía hacerle ver su error. Ferrini no quiso ni entablar conversación con un colegiado que, indefenso porque no existían cartulinas sancionatorias, buscaba convencerle de su desorbitada acción.

El césped, sin fútbol, era el escenario de un show creado por una maniobra de la prensa, que había llevado al límite aquél partido. ¿Cómo? Utilizando unas opiniones que, meses antes, habían vertido periodistas italianos sobre su país, Chile: “Los teléfonos no funcionan y los taxis son tan raros como los maridos fieles. Barrios enteros han sido entregados abiertamente a la prostitución. Chile es un país pequeño, orgulloso y pobre. Accedió a organizar esta Copa Mundial de la misma forma que Mussolini accedió a enviar a nuestra fuerza aérea a bombardear Londres (no llegaron nunca). Este país y su gente están orgullosos de ser miserables y retrasados”, explicaba aquella carta italiana sutilmente utilizaba para enaltecer la intensidad del partido, que se había convertido en una constante burla desde el graderío y una repugnante escenografía en el césped. Ferrini, sin embargo, es desde entonces y para siempre, la cara de aquella, eternamente conocida, ‘Batalla de Santiago’. Es nuestra manera de contarlo, pero para conocer a fondo lo que allí ocurrió, es imprescindible la nueva obra de José Juan Jiménez sobre la historia de la selección italiana: El cielo es azul sobre Berlín.

Es una de las muchas, muchísimas noches, leyendas e historias del fútbol italiano porque cuando eres la segunda gran potencia por número de títulos (nada menos que 4, empatado con Alemania) y has disputado casi el 30% de todas las Finales Mundialistas (6 de 20),eres epicentro futbolero guste o no. Maezza, Schiavio, Boniperti, Rivera, Mazzola, Zoff, Rossi, Schillaci, Baggio, Totti, Cannavaro, Buffon… Nombres míticos que pertenecen a la historia del fútbol y que han escrito la leyenda de la selección italiana a lo largo de los mundiales. El devenir de la Squadra azzurra en los campeonatos del mundo es una historia de éxitos y de fracasos, de polémicas, de épica, de escándalos, de partidos inolvidables y sobre todo de pasión de un páis que vive intensamente cada evento de su selección y que se une en torno a unos colores y una bandera cuando el equipo nacional afronta cada torneo.

Desde su primer partido en 1910, hasta la actualidad, Italia ha disputado más de ochocientos partidos y ha ganado, al margen detítulos, ha contribuido a engrandecer la historia del fútbol y de un modo particular el campeonato mundial, con decenas de episodios que han jalonado su trayectoria en los mundiales a lo largo de los años y que se recogen en el libro El cielo es azul sobre Berlín, de José Juan Jiménez, un repaso por la historia de la selección italiana de fútbol. Un libro en el que fundamentalmente se hablará de este deporte pero también los lectores encontrarán anécdotas, tramas políticas y referencias históricas más allá de lo meramente deportivo. Un must altamente recomendable desde YA.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche