Histórico
23 enero 2019El Enganche

Copa Asia: El renacer de Vietnam

Selección de Vietnam Por Dani Deudermont

Quiza nadie se acuerde, pero Vietnam hubo un tiempo tiempo en que era uno de los grandes del fútbol asiático. Bien es cierto que el balompié daba sus primeros pasos en Asia y que Vietnam no era, tecnicamente, Vietnam, pero los dragones ya tuvieron su época dorada. Pero, ¿por qué ahora de nuevo son competitivos? El secreto lo tiene una buena planificación y un surcoreano que ha liderado el proyecto.

La de Emiratos es la cuarta participación de Vietnam en la Copa de Asia. Siempre y cuando aceptemos que las ediciones de 1956 y 1960 son válidas pues quien participó fue Vietnam del Sur. En ambas ediciones el país del Sureste Asiático finalizó cuarto. Aunque claro, quizá debamos recordar que solo participaron cuatro selecciones. La tercera Copa de Asia fue la de 2007 y, como ahora, alcanzaron los cuartos de final aunque contaban con la ventaja de ser anfitriones junto a Malasia, Tailandia e Indonesia. En aquella edición de 2007 superaron un grupo con Emiratos, su primera victoria en una Copa de Asia, Catar y Japón y caerían en cuartos ante Irak, quien acabaría ganando y protagonizando una de las grandes gestas del fútbol asiático. Aunque esa será otra historia.

Esta Vietnam es la obra de un proyecto a largo plazo de la federación nacional. Una idea de mejorar instalaciones y potenciar el fútbol de base con financiación, campeonatos y concentraciones que han dado sus frutos incluso antes de lo esperado. Un proyecto a largo plazo que ha dado como resultado una magnífica generación de futbolistas que ya ha dado éxitos al fútbol vietnamita y que aún tiene un importante margen de mejora.

Pero quien ha dado el espaldarazo definitivo ha sido un surcoreano que ha dado la alternativa de manera definitiva a esta generación. De hecho, Vietnam cuenta con 16 jugadores de los 23 convocados en esta Copa de Asia con 24 años o menos. Park Hang-seo firmó en septiembre de 2017 como seleccionador de Vietnam con los objetivos claros: liderar el cambio generacional y afrontar con las máximas aspiraciones todos los campeonatos que se le venían a Vietnam a lo largo de 2018. La Copa de Asia U23 en enero, los Juegos Asiáticos en agosto-septiembre, la Suzuki Cup en noviembre-diciembre y, por supuesto, la Copa de Asia de este 2019.

Los resultados de Park y de Vietnam han sido incluso mejores de lo esperado. La primera prueba fue la Copa de Asia U23 con la base de la selección absoluta. Vietnam alcanzó por primera vez la final y solo un gol en el minuto 120 les privó de un título que acabaría ganando Uzbekistán. Los Juegos Asiáticos vieron como Vietnam llegaba a semifinales ydónde se topó con el muro que era la Corea del Sur liderada por Son Heung-min. La Suzuki Cup fue, sin duda, su torneo. Campeón por segunda vez del campeonato del Sureste de Asia con un Nguyen Quang Hai que terminó de confirmar todo lo bueno que venía mostrando a lo largo del año.

Esta generación que ya ha hecho historia en esta Copa de Asia de Emiratos no deja de ser una nueva confirmación de que quien cuida la base obtiene resultados. El Asiático U19 de 2016 nos dejó destellos del futuro que venía para el fútbol de Vietnam. Japón ganó aquel torneo con Ritsu Doan y Tomiyasu como líderes. Vietnam llegó a semifinales y mostró lo que su programa de formación estaba trabajando. Hoy, en 2019 y en el torneo más importante de Asia, Vietnam se ha vuelto a sentir importante. Este jueves, como en aquella semifinal del Asiático juvenil de 2016, Nguyen Quang Hai y Ritsu Doan volverán a medirse. En Vietnam, de nuevo, el fútbol vuelve a ser motivo de orgullo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche