Histórico
7 diciembre 2018Jose David López

Final MLS 2018 (día 2): Mercedes Benz Arena, un estadio lunático

En la última película de las galaxias que vi en el cine, hace apenas unas semanas, el siempre infravalorado Ryan Gosling arriesgaba constantemente su vida imaginándose cómo alcanzar la luna. Empezó subiéndose unos metros, aumentó su locura mental elevando su mente por encima de las nubes y la mirada acabó fijada en el planeta tierra como si de un globito azul se tratara, allí cuando sobrepasaste la órbita. Cada paso, cada metro, cada susto… magnificaba su obra, aunque en ese proceso, perdía sangre, sudor y lágrimas, estas últimas, literales, porque varios de sus amigos perdían la vida en su alocadísimo intento: alcanzar la luna.

Evidentemente, Gosling, interpretaba a Neill Armstrong (primer hombre que alcanzó y pisó la luna), pero si este sábado mirara a la tierra desde allí arriba, no habría dudas que la zona más iluminada sería Atlanta, foco absoluto del fútbol estadounidense en este último año e icono vanguardista de una nueva cultura que coloca al soccer en el siguiente nivel. Ese que tuvo que quemar etapas, que también perdió sangre, sudor y lágrimas para hacerse su hueco en la industria deportiva del gigante estadounidense y que ahora, parece haber encontrado un premio en forma de arquitectura sobresaliente. Sí, el Mercedes Benz Arena, cuna del Atlanta United es, (tras muchos meses deseando visitarlo), aun más brutal, espectacular y sorprendente de lo que ya imaginé. Un estadio… lunático.

Los que me conocéis, habréis visto que hace meses venía insistiendo en la magnitud del estadio de Atlanta. No es sólo que el club haya encontrado un proyecto deportivo notable, que los pasos hayan sido positivamente atractivos para enganchar a su sociedad (cuyas alegrías ya no vienen por sus clubes NBA-NFL) o que la mezcla de ambas genere la mayor alteración cultural del soccer en este país, sino que el escenario donde todo ese fluye, es un ejemplo de hasta dónde se puede llegar. Una obra arquitectónica que permite no mojarse interiormente cuando estaba lloviendo en el exterior, que permite disfrutar de un show al más puro estilo estadounidense con sus espectaculares pantallas led que muestran todo tipo de mensajes incluso hoy que apenas era día de entrenamientos suaves, y que representa el punto más alto que jamás haya encontrado un club futbolístico en este lado del mundo. Atlanta ya tiene su epicentro y USA, hacia donde mirar.

Y es que, hablando con Alfonso Mondelo, director deportivo de la MLS a escala mundial (ex entrenador y siempre vinculado al fútbol en América), uno entiende claramente el vuelo que ha ofrecido al campeonato la aparición de Atlanta, convertido en apenas dos años en el modelo de gestión perfecto para exportar un elemento diferencial que no tienen ahora mismo ni tan siquiera los clubes más poderosos del mundo. Insisto, es que este Mercedes Benz Arena llegará este sábado a las 75.000 butacas llenas, lo que le acercará al mismísimo Santiago Bernabéu (donde se celebrala surrealista Final de la Copa Libertadores) pero, sobre todo, es que puede llegar a ser el estadio donde más aficionados se reúnan este fin de semana para ver fútbol. Y sí, esto es en USA. Y sí, esto es donde antes pocos miraban. Y sí, esto es un motivo de orgullo para una MLS que ha dado saltitos a corto plazo para llegar a donde antes no llegaban. Primero, unos pasos. Luego, metros. Y finalmente, cuando las heridas, el sudor y las lágrimas existían para seguir ascendiendo, apareció la órbita y una franquicia que lo acerca a su objetivo, el mismo que el de Neil, el mismo que el de Ryan… la luna. En argot futbolero, alcanzar la luna sería llegar a meter a un equipo estadounidense en el Mundial de Clubes como representante del fútbol en norteamérica (por encima de clubes mexicanos que, históricamente, se aferran sin titubeos a esa plaza que lo abandera como el mejor de su conferencia, la Concacaf). Si hay alguien que ya sabe lo que es romper esquemas y soñar despierto, ese es Atlanta.

Todo esto, así como un repaso general de la situación actual y del futuro de la MLS, reflejó ante más de 100 periodistas el ‘jefe’ de esta mastodóntica organización, Don Garber (comisionado MLS), que sí imagina poder romper esa meta mientras, además, relanza aun más a otros clubes que están por llegar con nuevas ideas y proyectos igualmente ambiciosos (Austin-Miami-Las Vegas-Nashville o Cincinati). Se plantea por primera vez cambiar el formato ligeramente con la idea de impulsar más la Regular Season, aclara que desea ser un campeonato más ‘vendedor’ (sobre todo a raíz de que Davies, la perla de Vancouver, haya recalado en el Bayern) y sí mostró alguna duda con el frenazo que han sufrido aquellos clubes qe, inicialmente, eran los representantes clásicos de la Liga, sobre todo con Chicago, que evidenció un bajón notable en los últimos tiempos y al que aseguran que tocará levantar desde el enfoque de sus estructuras. Ideas hay, notodas muy claras porque sigue habiendo un proceso experimental evidente en el soccer, pero seguirá sumando hasta llegar a ser un de los referentes mundiales. Nadie cuestionará eso.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche