Histórico
12 diciembre 2018El Enganche

Everton/Liverpool 1971: Una noche mágica en Merseyside

Everton 8-0 Southampton Por Aritz Rekarte

Merseyside es uno de los 47 condados que forman Inglaterra. Con capital en Liverpool, en el primer tercio del siglo XX el censo de esta ciudad llegó a alcanzar un máximo de 850000 personas. Pero tras la II guerra mundial y emigraciones los habitantes se redujeron a la mitad. Eso sí, durante todo el tiempo la sociedad inglesa permaneció un tanto tradicional.

En la década de los 70, la comunidad inglesa ya había sufrido unos cambios bruscos respecto a generaciones anteriores y a los años de la posguerra: los Beatles enamoraron al mundo, los festivales de música (rock en particular) llenaban los estadios y la revolución sexual alcanzaba su auge. Los tiempos cambian y a su vez la sociedad progresa. Pero hay algo que no cambió (y que nunca lo hará) la rivalidad entre Everton y Liverpool seguía ahí.

Un 20 de noviembre de 1971 sucedió algo maravilloso en Goodison Park aunque los “Reds” no fueron testigos ni protagonistas.

El Everton es uno de los equipos más clásicos de Inglaterra y a pesar de que no se le meta en el famoso big-six lleva en la máxima categoría desde 1954. Habiendo competido en su historia 108 temporadas en primera división siendo de esta manera el equipo inglés que más partidos ha jugado en la máxima categoría.

Además, los toffees son uno de los fundadores de la Premier League en 1992. A pesar de poder presumir de una amplia vitrina de títulos, la década de los 70 no fue nada agradable para los de Liverpool. Antes, en la temporada 1962/63 el Everton se alzó con un nuevo título liguero y años más tarde consiguió la FA Cup tras remontar un 2-0 en contra al Sheffield Wednesday. Para cerrar la exitosa etapa de los años 60, en la última temporada de esta década el Everton se hizo de nuevo con el campeonato doméstico dejando al Leeds United a 9 puntos de ventaja.

Sin embargo y tras estos logros, los siguientes años no fueron plácidos para los aficionados del conjunto azul. En la década de los 70 los muelles y la industria cayeron en declive en la ciudad, y así podríamos definir esta década en cuanto a la trayectoria del Everton se refiere. En cambio, hay una noche que todo aficionado del Everton recordará.

El conjunto de Goodison Park llegaba a un 20 de noviembre de 1971 tras ganar la semana anterior al Liverpool de Bill Shankly en Anfield por 0-1 ante 56293 espectadores. Aquella tarde de frío invierno a las orillas del río Mersey 28718 incondicionales alentaron a su equipo con el subidón de ganar el derbi. Everton y Southampton se verían las caras debajo de una fuerte tormenta de nieve.

Las alegrías no tardaron en llegar y en el minuto trece de partido los locales se adelantaron gracias a un disparo al que Eric Martin, portero de los Saints, no pudo llegar. Así comenzó la triste tarde de Martin y todos los aficionados del Soton, y la euforia de los toffees que no sabían lo mucho que iban a disfrutar. Tres minutos después de abrir el marcador, Whittle que se había vestido de asistente, filtró un gran pase para que Royle hiciera el primero de sus cuatro goles. Antes de llegar a la media hora de partido Kendall y Whittle combinaron de forma majestuosa y el delantero Johnson introdujo el balón en la portería.

En el minuto cuarenta de partido la fiesta no había hecho más que empezar y Royle se coronó como uno de los protagonistas tras marcar su segundo gol. Antes del descanso, Ball hizo el quinto. La euforia de los toffes era enorme y la afición, envuelta en una gran fiesta con cerveza y muchos cánticos quería más. El sexto gol y hat-trick de Royle llegaron a la hora de partido, tras un gran pase de Johnson el delantero materializó su volea desde 18 yardas (16,46 metros).

Minutos después Royle marcó su cuarto y se coronó como héroe de la noche tras un gran cabezazo imparable para el arquero del Southampton. Y si los visitantes pensaban que se había acabado su calvario estaban equivocados, ya que Johnson firmó también un tercer gol para dejar en 8-0 el resultado final. Una locura, una noche mágica, una noche que los del Everton nunca olvidaran.

El periódico local “ECHO” títuló así el partido: “Avalancha del Everton y récord de Royle”. Y después agregaba esto en la crónica de aquel partido: Goodison Park siempre ha sido un sitio especial para él aficionado del Everton pero nunca había sido tan especial como ayer, 20 de noviembre de 1971.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche