Histórico
20 diciembre 2018El Enganche

Copa de la UEFA: Cuando Italia dominaba Europa

Por Mario Reinoso.

Hubo una época en la que el fútbol italiano copaba tanto títulos como finales continentales. La Champions League y la antigua UEFA eran territorio de los Fratelli d’Italia. Esa no fue otra que la década de los 90’, la predecesora a los años dorados del Calcio.

No obstante, la travesía, desde entonces, está siendo larga. Un desierto inacabable en cuanto a sequía de títulos se refiere. Y es que en lo que al Siglo XXI le respecta, tan solo son tres los títulos europeos (Champions League) las que han conseguido levantar dos equipos italianos (dos el Milan y otra el Inter). Es cierto que habría que resaltar a la Juventus, que llegó a dos finales –ambas perdidas– en el último lustro.

Mientras que si bajamos de categoría, a la Europa League (o Copa de la UEFA), hay que remontarse hasta la temporada 98/99, cuando el Parma goleó 3-0 al Olympique de Marsella, siendo el predecesor del Inter, que la ganó en la campaña anterior al golear también (3-0) a otro equipo italiano, la Lazio.

Es decir, 20 años. Una auténtica barbaridad. Una década de oro que fue desde 1989 hasta 1999. En ese periodo, Italia metió hasta nueve representantes en once años en las finales de Champions League. En total, cuatro veces campeones (tres el Milan y una la Juventus), además de otros cinco subcampeones (Milan y Juventus en dos ocasiones y la Sampdoria).

Mientras que en la UEFA ese dato se veía potencialmente acrecentado: de las once finales, hubo hasta catorce escuadras peleando el segundo título continental (siete de ellos de forma consecutiva). Además, cuatro veces hubo final italiana. Solamente Ajax, Bayern y Schalke 04 fueron capaces de “frenar” esa hegemonía.

Todo esto dio comienzo en 1989. El mismo año en el que caía el Muro de Berlín, se ponía fin al Telón de Acero o George H.W. Bush se convirtiese en el 41º presidente de Estados Unidos, arrancaba la hegemonía italiana en Europa. La Copa de la UEFA pasó a teñirse durante una década de la tricolor italiana. Las cintas, aquellas que acompañan a los cetros, verde, blanco y rojo pasaron a ser un ritual año tras año.

En ese primer año, como no podía ser de otra manera, fue el histórico Napoli de Maradona, Careca, Alemão o Ferrara, quien puso la primera piedra. Conquistaron su primer y único título al vencer en la final al Stuttgart (un año después levantarían su 2º Scudetto). Una saga a la que la Juventus se encargaría de dar continuidad a la temporada siguiente. Para ello, la Vecchia Signora, por aquel entonces con Dino Zoff a los mandos, tuvieron que imponerse a la Fiorentina de Roberto Baggio o Dunga, entre otros. Seguidamente, en una nueva final italiana, fue “el Inter de los alemanes” (Brehme, Matthaüs y Klinsmann), en su primer título de la Copa de la UEFA, quien ganaba a la Roma en el doble partido.

Tras tres años de dominio absoluto, la 91/92 sería una de las pocas excepciones. Pese a ello, es cierto que conseguirían meter, una vez más, otro representante en la final. Sin embargo, el Torino, que se “cargó” al Real Madrid en semifinales, perdió en la final ante el Ajax (previamente eliminaron a otro italiano, el Genoa) por el valor doble de los goles fuera de casa.

Solventado el año de sequía, regresó la dictadura italiana en la UEFA. El Calcio seguía extendiendo sus tentáculos por Europa. Sería de nuevo la Juventus, esta vez frente al Borussia Dortmund, quien conseguía, de forma holgada (6-1 en el global), sumar su 3º título. Y, como ocurrió años antes, el Inter agrandó el dominio un curso más. Vencieron en la final al extinto Casino Salzburgo (actualmente RB Salzburgo). Pero, como reza el dicho, no hay dos sin tres. Por tanto, en la 94/95 el Parma estrenaba su palmarés continental al derrotar nada más y nada menos que a la Juventus de Lippi (al año siguiente ganarían la Champions League).

Y tras dos años de “parón” con doblete alemán (ganaron Bayern y Schalke 04), dieron paso a los dos últimos cursos dorados del Calcio en la Copa de la UEFA. El Inter se resarcía de haber perdido la final el año anterior, ganando al otro equipo de la capital: la Lazio de Negro, Nesta, Nědved o Mancini (dos años después conquistaron su 2º Scudetto). Fue, precisamente, quienes estrenaron la 1ª final a partido único. Los nerazzurri golearon 0-3 con tantos de Zamorano, Zanetti y Ronaldo. Casi nada.

El broche de oro a la década lo pondría el Parma. Cuatro años después, el equipo ‘emiliano’, con un XI de ensueño (Buffon; Thuram, Sensini, Cannavaro, Vanoli; Boghossian, Dino Baggio, Fuser, Verón; Chiesa y Crespo) sometieron al Olympique de Marsella, endosándoles un 3-0 en una auténtica exhibición en el Olímpico de Luzhniki de Moscú.

Desde aquel 12 de mayo de 1999, en Moscú, ningún equipo italiano ha vuelto a saborear las mieles del triunfo en la segunda competición continental. Incluso desde que cambió de denominación, bautizándola como Europa League, solo Juventus (13/14), Napoli y Fiorentina (ambos en la 14/15) se “acercaron”, siendo semifinalistas. Por ello, en esta nueva edición, el Calcio tiene una gran oportunidad de volver al radar europeo: Napoli, Inter y Lazio cuentan con una buena “mano” y mimbres suficientes para volver a teñir de la tricolor el cielo de Bakú.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche