Histórico
26 octubre 2018El Enganche

MLS: Real Salt Lake, el año de la inmortalidad

Por Gabriel Hidalgo.

La historia de la Major League Soccer está llena de momentos inolvidables. Las franquicias más antiguas forjaron sus más grandes recuerdos durante la primera década de este milenio. Solo DC United y en menor medida, Chicago Fire gozaron de las mieles de la gloria en el último lustro del siglo pasado.

Kansas City Wizards, Los Angeles Galaxy, San Jose Earthquakes y Houston Dynamo marcaron el camino antes de la llegada de David Beckham. El inglés cambió la liga para siempre: impulsó la competitividad en un mercado que ya contaba con grandes figuras regionales, pero que recibió a futbolistas como Marcelo Gallardo, Fredrik Ljungberg, Rafael Márquez, Thierry Henry, entre otros.

En 2009, Real Salt Lake se convirtió en la octava franquicia en levantar la MLS Cup. Un año antes lo había hecho el Columbus Crew de Guillermo Barros Schelotto y Alejandro Moreno, la misma temporada en la que Juan Pablo Ángel y Cuauhtémoc Blanco se consolidaban como grandes figuras de la liga.

La franquicia de Utah entró a la MLS en 2005 con un concepto muy asociado al Real Madrid. El presidente de por aquel entonces se había declarado hincha del actual campeón de Europa, por lo que el club dio sus primeros pasos entre acuerdos deportivos y comerciales con el gigante español. Aquella temporada en la que se convirtieron monarcas de la Major League Soccer fue atípica: en ningún momento cargaron con el peso de ser favoritos. Y entre grandes atajadas, patadas voladoras y goles impensables, sorprendieron a todos.

Comenzaba la última semana de octubre. El Decision Day –la última jornada de la temporada regular en la que se juegan todos los partidos a la misma hora– pautaba una lucha feroz entre San Jose Earthquakes, Colorado Rapids y el propio Real Salt Lake por el último cupo a los Play-Offs.

Estos dos últimos equipos se enfrentaron en el partido que determinó el destino de ambos. El Rio Tinto Stadium de Utah fue testigo de una de las victorias más recordadas en la historia de la franquicia. Robbie Finley lideró a “The Royals” a una goleada por tres a cero que los llevó a su segunda participación en la postemporada. Por aquel entonces el formato era distinto: los ocho mejores equipos entre ambas conferencias clasificaban a los Play-Offs.

Tras obtener el último puesto, el equipo que dirigía Jason Kreis enfrentó en Primera Ronda a Columbus Crew, los actuales campeones y quienes se apoderaron de la Supporters’ Shield durante la campaña regular. Un gol a falta de dos minutos para el final aseguró la ventaja de Real Salt Lake para la vuelta que se disputaba en casa. Ni la heroica actuación de Barros Schelotto en Sandy City bastó para remontar. Real Salt Lake avanzaba a la final de la Conferencia Este sin siquiera ser parte de ella –el formato de clasificación emparejaba ambos séctores en caso de una repartición de cupos desigual– para medirse al Chicago Fire de Cuauhtémoc. Que las finales de conferencias se definieran a un solo partido causó extrema precaución. Los penales definieron a ambos finalistas de la MLS Cup de aquel año.

Nick Rimando, héroe de DC United en el campeonato de 2004, acrecentó su leyenda tras aquella definición. De hecho, para muchos, el gran artífice de aquel campeonato fue el portero que aún defiende el arco de esta franquicia.

La MLS Cup de 2009 fue la penúltima edición que se jugó en estadio neutral. A partir de la temporada 2011, el finalista mejor clasificado obtuvo el derecho de jugar el partido que define al campeón de la liga en su propia casa. Dicho esto, el CenturyLink Field de Seattle fue el recinto que acogió el enfrentamiento entre Los Angeles Galaxy y Real Salt Lake.

Era la primera final de David Beckham con el equipo angelino y la segunda de Landon Donovan tras la consagración de 2005. Para RSL era un escenario completamente desconocido. La inmensidad del estadio que se estrenó aquel año en la liga con Seattle Sounders como franquicia expansión dio un marco inigualable. Al día de hoy, aquella final es recordada como una de las mejores de toda la historia.

La igualdad en 120 minutos forzó la segunda definición por penales en la historia de la copa. David Beckham y Robbie Findley acertaron, Landon Donovan y Kyle Beckerman fallaron. Nick Rimando salvó dos penales para sentenciar la ventaja de su equipo. Real Salt Lake se coronó campeón por primera vez en la historia de la Major League Soccer.

El estado de Utah celebró un título de liga profesional estadounidense por primera vez en 38 años. Jason Kreis elevó su figura como uno de los entrenadores más prometedores del continente, lo que le valió años después para ser el primer director técnico de New York City FC. Rimando pasó a la historia como uno de los porteros más influyentes de la liga. Nat Borchers comenzó su leyenda que luego se santificaría en Portland.

Kyle Beckerman protagonizó la foto que recuerda el momento en el que la franquicia levantó su primer y –hasta ahora– único trofeo liguero. Javier Morales se convirtió en uno de los extranjeros más valorados de aquella década.

El 2009 sirvió como punto de inflexión para Real Salt Lake. Nueve años después, la franquicia se encuentra inmersa en una lucha por entrar a Play-Offs muy parecida a la de aquel entonces. Albert Rusnák, Joao Plata y Jefferson Savarino, aunado a la presencia de las leyendas Beckerman y Rimando, le dieron razones a los hinchas de Sandy City para creer.

La derrota en su último partido los deja en desventaja para el Decision Day, que lo verán por televisión gracias al número impar (23) de franquicias que participan esta temporada. Una victoria de Los Angeles Galaxy, el mismo rival de aquella final, en la última jornada los dejaría afuera de los Play-Offs.

No son los principales favoritos para clasificar, pero aquel año tampoco lo fueron. Esa figura la conocen muy bien en el estado de Utah. Y no les molesta en lo absoluto.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche