Histórico
10 octubre 2018El Enganche

Ajax y Barcelona, una relación en crisis

Por Miguel Angel Ruiz.

La empatía es cosa curiosa. Se supone que uno debe intentar empatizar con quien tiene delante para actuar siempre tratando de no herir, poniéndonos en el lugar de la otra persona. Esto es una de las normas sociales más básicas y que nos hace poder entender lo que sienten otras personas o tratar de ponernos, como se dice comúnmente, en sus zapatos. Entender por qué actúa cómo actúa o cómo se siente. Y a pesar de ser algo básico para relacionarnos, elegimos con quién usar o no la empatía. En cambio, en otros muchos casos, parece que empatizamos sin querer. Yo creo que al Barcelona y a su afición le pasa un poco esto último con el Ajax. 

Es una de esas posturas que salen de una reflexión algo superficial, pero muy interesante. Como todo, habrá casos y casos, pero es bastante común encontrarse con esto. Habrá realmente muy pocos culés (o al menos he conocido a pocos) que reconozcan tener inquina al Ajax. El idilio neerlandés con el club culé sabemos que comenzó en los años setenta, con la llegada de Rinus Michels (desde el Ajax, por cierto) y que siguió más tarde con el paso de Johann Cruyff por el banquillo. Unos cuantos años después, continuó con la llegada de Van Gaal, acompañado por todo un enjambre de efectivos con el mismo origen: Cocu, Reiziger, Overmars, Kluivert, Zenden… Diferentes épocas que llegaron a tener incluso un tercer capítulo más sosegado, con la llegada de Frank Rijkaard a la entidad blaugrana. Eran los primeros pasos de un pequeño Barça que se haría adulto bajo la batuta de Pep Guardiola. Una relación eterna entre Países Bajos y Barcelona.

A pesar de las múltiples etapas, de los pasos afortunados y no tan afortunados de jugadores y técnicos de Países Bajos en Can Barça, la empatía con el club ahora entrenado por Ten Hag es más que llamativa, pues no existe solo una unión a través del “cariño” (creo que no es del todo incorrecto llamarlo así), sino también una conexión sistémica, de ideas de juego o de modelo, si es que se quiere llamar así. Se ha compartido, desde quizá esos tiempos en los que Michels consiguió traer a dos de sus grandes jugadores en Ámsterdam y en la selección de Países Bajos: Cruyff y Neeskens, una ideal apasionada por el juego ofensivo y de posición y prendió la mecha de la empatía. Y, por lo visto, dura hasta nuestros días.

Como ejemplo, es fácil pensar que la caída del Ajax en su primer duelo ante el PSV Eindhoven ha hecho saltar más de una lágrima entre la afición culé. Los de la Philips pasaron por encima a un Ajax que no supo incomodar a su rival, a pesar de ejecutar paso por paso su plan de juego. Una derrota dolorosa ante su máximo rival (con permiso del Feyenoord) que pega duro en los corazones de los seguidores ‘ajacied’ y en la empatía de aquellos culés que sienten, en su corazoncito, que también son un poco del Ajax. Será por la historia o será por compartir mito. O será por el estilo. Pero el sentimiento es innegable.

Esa unión visceral con el fútbol de posición, de ataque, valiente y ambicioso, parece haber unido para siempre dos ciudades, dos aficiones y dos sentimientos. Ignoro si en el otro sentido, de Barcelona a Ámsterdam, las derrotas del conjunto blaugrana son sufridas también por los aficionados del equipo neerlandés. Sería curioso saber si los ‘ajacied’ empatizan con las malas rachas del Barça. Más en estos tiempos en los que cuesta ver la unión entre los dos equipos, y que, a pesar de decirse que están movidos por el mismo modelo, parece ante el espejo, que se sacan cada vez más diferencias.

Visto lo visto, si es que existe el feedback para esto de ponerse en el lugar del otro y les llega para tener cariño a los colores del Barça, parece claro que cada vez les va a costar más encontrar razones para poder (o querer) seguir empatizando.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche