Histórico
15 julio 2018El Enganche

La India se perdió el Maracanazo por los pies

la india

Por Carlos de Jurado (@carlosdejurado)

Ocupa la nonagésima séptima posición del ránking FIFA, por detrás de selecciones como Benín, Omán o Curazao. Quedó última de su grupo de clasificación para el Mundial de Rusia perdiendo, entre otros, contra los combinados de Guam o Turkmenistán.

A pesar de que su liga de fútbol fue conocida años atrás por el desembarco de viejas glorias del balón como Forlán, Materazzi o Lúcio, lo cierto es que el deporte nacional es el hockey sobre hierba. Por consiguiente, el segundo país más poblado de la tierra no es, que se diga, muy futbolero.

No obstante, hubo un tiempo en el que la selección de fútbol de la India se medía con los mejores equipos del mundo por rascar alguna medalla en los Juegos Olímpicos. Acudió a los de Londres de 1948, un año después de declarar su independencia -curiosamente de Gran Bretaña- y a punto estuvo de sacarle los colores al combinado francés en primera ronda. Aunque falló dos penaltis y acabó sucumbiendo por dos goles a uno, los indios dejaron su huella en el campeonato y no precisamente por su desempeño sobre el terreno de juego, que también, sino porque jugaron descalzos. ¿Imaginan golpear un Mikasa con el pie desnudo? Ha llovido mucho como para indagar sobre la dureza del esférico con el que se disputó ese partido, pero imaginemos que la sensación sería algo parecida.

Y se preguntarán el porqué de esa decisión que tomaron los futbolistas indios de jugar sin calzado; pues bien, lo cierto es que no tuvieron elección: aun habiendo conseguido independizarse, la India seguía sumida en la más absoluta pobreza. Los futbolistas -y gran parte de la población- no tenían dinero para comprarse unas zapatillas, siendo los más afortunados quienes podían adquirir unas vendas para protegerse un poco los pies.

Dos años después de mostrar al mundo del fútbol su peculiar forma de jugar, la India fue invitada por la FIFA -algunas fuentes afirman que se clasificó por méritos propios- a disputar el Mundial de Brasil de 1950. La condición que le puso el máximo organismo de fútbol era clara: los futbolistas debían jugar con zapatillas. La All India Football Federation (Federación India de Fútbol) se negó a obedecer el requisito impuesto y, por esta razón, el combinado indio fue descartado de la Copa del Mundo.

Curiosamente, de haber acudido a la cita mundialista, la India hubiera sido encuadrada en el grupo de Uruguay, a la postre campeón del torneo con el famoso Maracanazo. Una selección uruguaya que en la primera fase solo se enfrentó a Bolivia, a quien derrotó por ocho goles a cero; al contrario que Brasil, cuyo grupo lo completaban Yugoslavia, México y Suiza, por lo que tuvo que disputar dos partidos más que el que sería su rival en la final del torneo.

En 1952 el combinado indio de fútbol volvió a ser olímpico, en esta ocasión en Helsinki. Los jugadores asiáticos, siguiendo con la tradición, se presentaron a la cita sin botines, y no tardaron en darse de cuenta de que el frío finlandés no hay que tomárselo a broma. Cayeron por diez goles a uno contra Yugoslavia, protagonizando uno de los mayores ridículos de su historia y replanteándose lo de volver a competir descalzos.

En Melbourne ’56, ya con la mayor parte de la plantilla jugando con zapatillas, la India hizo historia al derrotar al anfitrión, Australia, colándose en semifinales del torneo y finalizando el mismo con un nada desdeñable cuarto puesto, aunque es verdad que solo ganó un partido.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche