Histórico
7 julio 2018El Enganche

El miedo a emigrar ante la necesidad de hacerlo

seleccion-espana

Por Xane Silveira (@XaneSilveira)

Rusia y Croacia se enfrentarán en los cuartos de final del Mundial. Llama la atención que, ambas selecciones, compartan una estadística a la inversa. La Sbornaya, en su plantilla, cuenta con solamente dos jugadores que pertenecen a clubes del extranjero. Los croatas, por su parte, también cuentan con dos, con la diferencia de que son dos los que forman parte de la liga nacional, y 21 los que militan en equipos del extranjero.

La liga rusa siempre ha sido conocida como un lugar donde competir con comodidad y ganar mucho dinero. La gran afluencia de jugadores extranjeros, sumado a la caída de nivel futbolístico de la selección nacional, llevó a la federación rusa ha impulsar una serie de medidas que potenciase el producto casero. La ley del 6+5, vigente hasta esta temporada, y que pasará a ser de 7+4, fue el máximo exponente de la ambición de la federación. Criticada por diversos técnicos, destacando a André Villas-Boas, la ley del 6+5 ha significado un antes y un después en la Russian Premier League. Con esta norma, los clubes están obligados a tener a cinco jugadores nacionales sobre el campo en todo momento. Algo que, si lo trasladamos a la liga española o a la inglesa, parece una locura. ¿Serían Manchester City, United, Chelsea o Arsenal capaces de competir al mismo nivel si se viesen obligados a tener a cinco ingleses sobre el tapete? La respuesta es clara, rotundamente no.

En las últimas temporadas se ha llevado a cabo un auténtico éxodo de jugadores extranjeros potenciando, por una parte, por esta nueva norma. Por otro lado, los equipos grandes han entrado en una fase de recesión económica que ha llevado al Dynamo a segunda, al Rubin Kazan a alejarse de las posiciones de Europa, y al CSKA a tener que llevar una política de fichajes excesivamente restringida. Solo Krasnodar, Spartak y Zenit han conseguido mantener una fuerte estructura económica.

El excedente de producto nacional no es una característica para definir a los jugadores rusos, y es que los pobres números de los últimos años se explican atendiendo al bajo nivel de la selección. Con pocos jugadores de calidad en activo, y la necesidad de tener a cinco nacionales sobre el campo, los equipos grandes, en especial el Zenit, han dedicado varios mercados de fichajes a contratar a los mejores jugadores nacionales a cambio de abundantes sueldos. Varios ceros en el banco cada mes, competición europea todos los años, y titularidad asegurada. Los jugadores rusos han encontrado en esta nueva norma el lugar perfecto para acomodar el trasero, sentarse, y esperar a que los años avancen. El calendario de la liga (30 partidos más copa) no es exigente, y los futbolistas nacionales se han encontrado en la situación perfecta para no moverse del país. ¿Quién va a querer jugar en el extranjero, en una cultura totalmente distinta, y en equipos alejados de Europa, cuando en casa tienes todo lo que necesitas? La mentalidad, en los últimos años, careció por completo de competitividad.

Rusia, una de las revelaciones del Mundial, tendrá en frente a Croacia, un país que vive en una situación totalmente distinta. Mientras que los equipos rusos cuentan con la financiación necesaria (estatal y privada), en Croacia no han alcanzado el nivel necesario, y en los últimos años las participaciones europeas han sido más bien esporádicas. Sin una liga competitiva, que les asegure mostrarse ante el escaparate europeo, los jugadores nacionales han tenido que buscarse las habichuelas en el extrarradio. Ligas como la alemana o la belga sirven de puente o de nuevo hogar para forjar sus respectivas carreras. Y aquí, es donde nace la gran diferencia entre Rusia y Croacia.

Los jugadores de la Sbornaya se han encargado en este Mundial de demostrar que no viven relajados, que la liga, pese a las comodidades que ofrece, les ha enseñado a competir. El sábado, dos estilos totalmente distintos de vida se enfrentarán en busca de un pase en las semifinales, y convertirse así en la selección revelación del torneo. Veremos qué cuaja mejor, si el gen competitivo que ofrecen las ligas de occidente, o el hábito de compartir calendario con todos tus compañeros.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche