Histórico
10 junio 2018El Enganche

Portugal: Motivos para creer en el milagro

DdOepepXUAAbzon.x70825

Por Fran Fuentes (@FuentesDeFutbol)

La selección de Portugal llega al Mundial de Rusia como vigente campeona de Europa. Esto le hace afrontar competición sin el peso añadido que otras selecciones, como Argentina, Alemania o Brasil, llevan a sus hombros en forma de presión. Sin embargo, el combinado de Fernando Santos ha sumado argumentos competitivos de peso que no tenía en 2016, cuando el héroe inesperado Éder anotó el gol que les hizo Campeones de Europa. Y además, con Cristiano Ronaldo, todo es posible. Hay motivos para creer que Portugal puede superarse a sí misma y repetir gesta.

Porque claro que hay motivos para creer. Los partidos oficiales de Portugal han sido muestras de saber competir. No en vano, los 4 goles recibidos en toda la fase de clasificación nos hablan de la fiabilidad que este combinado sigue teniendo en defensa. Además, los 32 tantos que han anotados en esos mismos 10 partidos nos dejan claro que su poder ofensivo se ha incrementado. Y no solo por el momento que ha atravesado Cristiano Ronaldo en los últimos años.

Al 7 madridista se le han sumado argumentos de peso que, en cualquier momento, pueden desequilibrar la balanza de un partido. Además, estas piezas son coherentes con el momento futbolístico y de madurez que atraviesan varios jugadores. Gélson Martins aporta la chispa que Ricardo Quaresma, un jugador que ha ganado en inteligencia y determinación en los últimos años, ya no puede agregar; Gonçalo Guedes suma el plus de velocidad, ruptura y regate en el uno contra uno que Cristiano ha ido perdiendo con el paso de los años; André Silva se mueve entre líneas, realizando apoyos y formando triángulos de pase, para que Ronaldo ocupe el área y, también, reciba de cara a portería; y Bernardo Silva supone la pausa que casi ninguno de los citados tiene en su interior, tan necesaria para dar dirección y coherencia a todas estas cualidades. Numerosos recursos ofensivos.

Pero no solo eso: hay una serie de “jugadores B” que son el pegamento para que esta selección tenga empaque, solidez y pueda permitirse defender cerca del propio arco sin perder capacidad de intimidación al contragolpe. Los William Carvalho, Adrien Silva, Danilo Pereira y Joao Mario, cada uno a su manera, aportan un trabajo “invisible” que resulta fundamental para Fernando Santos. Si bien es cierto que ha perdido el tremendo impacto físico del incipiente Renato Sanches, que implicaba una serie victorias invididuales en los duelos por fuerza bruta, el seleccionador luso ha encontrado la manera para que, en lugar de ganar muchos duelos, se produzcan pocos.

Mediante un ritmo bajo, tramos de posesión intencionadamente estéril y un uso estratégico y medido de las faltas provocadas, Portugal intenta que “no pase nada”, desconectar del juego a sus rivales y tratar de pescar en río revuelto si su rival, al no imponer su fútbol, se desconcentra o se pone nervioso. Es por ello que un colectivo tan sólido puede dar la sorpresa ante selecciones, teóricamente, superiories tanto a nivel individual como grupal. Solo el tiempo dirá si Cristiano Ronaldo consigue levantar una Copa del Mundo para entrar en el último de los libros de historia que le quedan por firmar, pero argumentos, desde luego, existen para que esto ocurra.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche