Histórico
4 junio 2018El Enganche

Perú: La generación hiperconectada con el Mundial

5a10d35e577f1

Por Carlos Prieto (@catirecai)

Esta plantilla de Millennials -conformada por jóvenes nacidos a partir de los 80s- hicieron posible que 36 años más tarde la blanquirroja de Perú volviera a aparecer en un Mundial. Esa misma generación que forma parte de un universo de 40 millones de peruanos que no ha visto a su selección en una Copa del Mundo hizo reset con un pasado de 36 años de frustraciones y se clasificó a Rusia 2018, con playoff incluido.

Estos jóvenes de hoy están mucho más preparados que las generaciones anteriores, han podido crecer sin la sombra del terrorismo o de la hiperinflación, y llevan insertado el chip de mejores valores sociales y éticos que les hace diferentes a generaciones pasadas. Están siendo capaces de crear su propio contenido, su propia carrera sin la pesada sombra de los fracasos del pasado. Como buenos millennials pueden sentirse atraídos por lo retro, por el toque vintage, pero nunca para sentirse responsables por lo que hicieron las generaciones anteriores.

Perú está en la onda mainstream y hasta ha creado videos para presentarse ante Francia y Dinamarca. Ya no juegan con la cancha inclinada, cuesta arriba, como tuvieron que jugar en el pasado. Aún cuando tienen carencias de infraestructura por resolver, Federación y clubes entienden la necesidad de subirse a la plataforma de la modernidad para que esta nación futbolera tenga una base para crecer.

Como en una buena novela, con episodios de alegrías y de llanto, el recurso del tiempo circular ha puesto al villano de 1985 en el altar en 2018. Ricardo Gareca, el “tigre” fue un espigado delantero centro argentino de la época de Maradona que fue quien les dejara fuera de la carrera por clasificar al Mundial México ’86 es hoy el entrenador que los ya llevado a Rusia 2018. Esta figura larga, de melena entre rubia y platinada, desafiante ante el reto de futuro, aprovechó la Copa América Centenario para formar un equipo en torno al cual emprender el largo camino de las Eliminatorias de la Conmebol y conquistar el reto que les proponía el futuro inmediato, llegar a Rusia.

El verdadero influencer del grupo es Paolo Guerrero, un depredador del área con background en la Bundesliga , líder goleador de la blanquirroja y el primer peruano en ser nominado para el Balón de Oro de la FIFA, en la entrega de 2015. Tatuado de pies a cabeza, este incordio para cualquier defensa llega al Mundial falto de rodaje y con la anuencia de un tribunal sucio que le levanta la Suspensión que le había impuesto la FIFA y el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Llega a la concentración con el timing justo para romper la depresión de la plantilla producida por estos 6 meses de incertidumbre sobre su participación en el torneo, desde que un té de coca que tomara para un resfriado haya arrojado un positivo en la prueba anti doping.

Su preocupación ahora debería ser como superar al danés Kjaer o al francés Umtiti, los centrales con los que se las verá y se las tendrá una vez que terminen los saludos de rigor. Liberado ya por su edad de tareas defensivas, su radio de acción es menor al de hace algunos años, sin embargo es capaz de aprovechar su experiencia cuando la situación se vuelve extrema.
Del estado de forma de Guerrero depende mucho del avance de Perú en su Grupo. Dinamarca y Australia, por debajo de ellos en el Ranking FIFA son los más asequibles para asegurar un segundo puesto, porque Francia es la favorita para la primera plaza. Luego depende todo de quién pudiera ser el rival de turno.

Estos jugadores de hoy son ya conocidos por su adaptabilidad a las condiciones externas. Nunca satisfechos, tienen un sentido crítico y exigente de sus carreras. Edison Flores en un wing que exhibe su velocidad en la fría Dinamarca, Renato Tapia ya sabe lo que es terminar Campeón de Liga de la Eredivisie con el Feyenoord, o Jefferson Farfán quien aterrizó en el PSV en 2004 y ahora apura sus últimos cartuchos en el Lokomotiv Moscú. Christian Cueva es un pequeño aladino que sabe encontrar el momento justo para frotar la lámpara de sus trucos, Yoshimar Yotun ha sido un comodín que ha tapado los agujeros del equipo nacional donde ha hecho falta y Luis Advíncula es un Usain Bolt para la banda derecha, una flecha negra que no para de correr.

Estos son los abanderados de un plantel que sabe que ha llegado hasta aquí con todo y contra todos. Nadie sabe como continuará esta historia pero seguramente será una montaña rusa que tendrá un poco de todo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche