Histórico
30 junio 2018El Enganche

Mundial 2018: Los octavos que nos esperan

Por Enrique Medina (@KikeMedinaCruz)  y Paco González (@pacogonzalezjr)

Rusia acogerá una de las primeras eliminatorias del KO –o lo que es lo mismo, los octavos de finalmás emocionantes de la historia de los mundiales de fútbol. Tras una fase de grupos caracterizada por la confirmación del VAR o los sustos de las denominadas ‘grandes’ Alemania cayó en la primera fase después de perder 2-0 ante Corea del Sur, Argentina se vio eliminada antes de la ayuda nigeriana ante Islandia, o Brasil no pudo contra Costa Rica hasta cerca del descuento después de haber empatado en el primer partido contra Suiza-. En 46 de los 48 partidos, de la fase de grupos, excepto en el Arabia Saudí-Egipto y Panamá-Túnez, hubo opciones de clasificación de cualquiera de las 32 selecciones participantes.

Ahora llega el momento de la verdad en el país soviético, donde una mala decisión o incluso una acción de suerte puede dejar fuera a los 16 equipos que lucharán por alzar la ansiada copa. De hecho, para muchos futbolistas o expertos del catalogado como deporte rey, los mundiales empiezan en octavos de final. Un mínimo de 720 minutos repartidos en ocho partidos –se puede extender 30 más en el caso de que haya prórroga- que, como se ha apreciado en la fase de grupos, prometen emociones muy fuertes.

URUGUAY-PORTUGAL: Cristiano Ronaldo ante la muralla charrúa

El primero del grupo A ante el segundo del grupo B. Frente a frente uno de los mejores artilleros del torneo y la que a día de hoy ha sido la mejor defensa del Mundial. Godín y Giménez se encontrarán de nuevo ante un enemigo que conocen a la perfección: Cristiano Ronaldo. El crack portugués ha gritado su particular “Siuuu” hasta en cuatro ocasiones en Rusia. Ahora, tendrá que liderar de nuevo a su selección para superar los octavos de final. Un choque en el que el 7 luso deberá derribar la muralla charrúa, una zaga que hasta el momento no sabe lo que es encajar un gol en esta Copa del Mundo.

Pero, Uruguay no es sólo defensa, arriba tiene pólvora. Suárez y Cavani serán los encargados de enviar a Portugal a casa. Para frenar a los dos máximos anotadores de la historia charrúa Pepe y José Fonte deberán incrementar el nivel mostrado hasta el momento. El partido se decidirá en las áreas.

Ninguno de los dos conjuntos ha hecho gala de un fútbol extraordinario, pero la vigente campeona de Europa sabe que no hace falta practicar el mejor fútbol para conquistar una Copa, bien lo saben en Francia. Los uruguayos aún no han encontrado su mejor versión, pero mantienen intacto el ADN aguerrido que les hace ser infranqueables y letales arriba con dos delanteros voraces. Una eliminatoria abierta en la que puede pasar de todo.

Probabilidades: Uruguay: 55% Portugal: 45%

ESPAÑA-RUSIA: Acabar con el gafe de los anfitriones

La Roja no transmite toda la confianza que debería con el elenco de futbolista que tiene en sus filas. Una inseguridad defensiva impropia y unas sensaciones de menor dominio sobre el rival, a las que estamos acostumbrados, son los mayores pero de esta selección. Pese a ello, son candidatos indiscutibles a ganar la Copa del Mundo, porque línea por línea son el mejor combinado que hay en Rusia. Si elevan el nivel defensivo y el protagonismo con el esférico para someter al rival, pocas opciones tendrán los anfitriones, quienes juegan la baza de jugar en casa, una doble fortaleza, tanto histórica como actual.

Rusia ha demostrado ser un buen equipo ante rivales inferiores, pero una vez se cruzó con un conjunto de mayores prestaciones que sauditas y egipcios, como fue Uruguay se le vieron las costuras. Pero, jugar en casa , con las gradas abarrotadas y el aura de la historia merodeando –España nunca ha logrado vencer a una anfitriona– hacen que el duelo se equipare mucho más de lo que realmente debería estar. Los de Hierro deben demostrar que son muchísimo mejores que los rusos con y sin balón y para ello deben reencontrarse con esas sensaciones de fiabilidad e imbatibilidad que durante tanto tiempo han estado presentes.

Isco deberá preparar sus mejores trucos de magia para desarbolar el entramado defensivo que preparará Chérchesov; Diego Costa pugnará con Kutepov e Ignasevitch en el área para batir a Akinfeev y demostrar que España tiene una “Pantera”; Busquets e Iniesta deberán ser las sombras que persigan los rusos mientras “los rojos” bailan al compás que ellos propongan; Ramos y Pìqué deberán demostrarle a Dzyuba que el cielo ruso tiene dueño, de apellidos españoles; Jordi Alba y Carvajal deben ser las centellas que sorprendan a la fría zaga rusa; De Gea deberá demostrar que el rojo de España no cambia el nivel que muestra con el rojo del United. Un partido en el que España debe demostrar que en Rusia sólo hay un anfitrión del balón, y son ellos.

Probabilidades: España: 65% Rusia: 35%

FRANCIA-ARGENTINA: Encontrarse a sí mismos

A día de hoy ambas selecciones son más corazón que juego. Dos favoritas que se cruzan en el camino a las primeras de cambio. Francia ha demostrado más fiabilidad en territorio ruso, Argentina ha dejado a las claras que nunca hay que darles por muertos. Ninguna ha brillado en exceso, es más, la albiceleste ha estado más sumida en las sombras que en la luz. Pero, ahora sendos combinados están en la fase final, donde poco o nada valdrá lo hecho hasta el momento. Una vez el árbitro de el silbatazo de inicio todo quedará atrás y sólo importarán los 90 minutos que dictaminarán si Francia está ante una de sus generaciones con más potencial de los últimos tiempos o por el contrario aún les queda madurar. El oficio argentino contrarrestará el júbilo francés. Leo Messi marcará el camino de la victoria acompañado de 10 guerreros a su servicio.

Los Griezmann, Pogba, Mbappé… están ante la prueba del algodón, un partido que sentenciará si están preparados para ser una de las favoritas. Messi deberá demostrar si es uno de los mejores jugadores de la historia con una selección que no baila a esto del fútbol al mismo ritmo que él, todo un reto.

Un choque en el que el fútbol lo pondrán les bleus y el corazón lo pondrá la albiceleste. El esférico dará sentencia a uno de los dos aspectos que componen el binomio más importante de este deporte: Fútbol o corazón, ¿quién ganará?

Probabilidades: Francia: 50% Argentina: 50%

CROACIA-DINAMARCA: Al son de las brújulas forjadas en Londres

Modric y Eriksen. Ambas tienen un director de orquesta de excepción. Posiblemente de los mejores futbolistas que han dado cada país. En sus mentes y sus botas estarán las opciones de estar en cuartos de final.

Croacia ha demostrado estar a un nivel excelso. Un combinado que hecho gala de un equilibrio en su juego como pocas en Rusia. Gracias en gran medida a la dupla Modric-Rakitic. Los dos jugadores están mostrando un nivel sobresaliente y lideran a la selección balcánica con precisión y oficio. Luka es el factor diferencial de este combinado que con cada partido demuestra que su candidatura a la Copa del Mundo no es una simple quimera.

Dinamarca ha construido un equipo entorno a Christian Eriksen, el mediapunta juega y hace jugar a unos daneses que han demostrado poseer una generación que les permite soñar con seguir adelante. Esta vez tendrán ante sí un combinado que no les permitirá ni un resquicio de protagonismo. En el enfoque del partido de los daneses y el nivel del ‘10’ del Tottenham estarán sus opciones en un choque en el que croatas parten con ligera sensación de favoritos.

Probabilidades: Croacia: 65% Dinamarca: 35%

BRASIL-MÉXICO: Viejos conocidos

Tite ha recuperado la sonrisa que parecía haber perdido Brasil antes de su llegada. Pero, esa sensación de felicidad en la canarinha, no ha parecido traducirse en juego en Rusia. Si bien es cierto que ha tenido momentos de juego muy buenos, Brasil no acaba de procesar ese juego que la hacía favorita máxima antes de aterrizar en tierras rusas. Gran parte de culpa de que ello no haya sucedido está en el nivel de un Neymar al que parece que aún le queda un poco más de rodaje para desempolvar la barita mágica y liderar al combinado pentacampeón. Mientras se espera al mejor Ney, La verdeamarelha hace gala de su potencial en otros sectores. Coutinho, en compañía de los Gabriel Jesús, Paulinho o Casemiro han tirado del carro brasileño.

“Hagámos cosas chingonas”, esas eran las palabras de un Chicharito que se mostró confiado antes del Mundial. “Las cosas chingonas” empezaron a florecer con la victoria ante Alemania y la victoria ante Corea del Sur, pero también salieron a la luz tras caer ante Suecia por un 0-3 que aún sorprende. No querían a Brasil, pero al final se verán las caras. Una piedra en la que han tropezado demasiadas veces. El momento de hacer cosas chingonas ha llegado. Eliminar a Brasil es un reto que El Tri ya ha demostrado que tiene potencial suficiente para lograr la machada.

La balanza del partido vence hacia el lado de la canarinha, pero México que no cree en las matemáticas sino en la fe de un fútbol que les ha llevado hasta aquí. De la cara que muestren los aztecas dependerá gran parte de la eliminatoria, una selección capaz de lo mejor y lo peor. Es momento de las “cosas chingonas”.

SUECIA-SUIZA: Dos generaciones de oro frente a frente

Suecia y Suiza están en octavos por derecho propio. Nórdicos y helvéticos gozan de una de sus mejores generaciones en los últimos años. Suecia se ha reinventado tras el adiós a Ibrahimovic, una marcha que parece que ha fortalecido más que debilitar al equipo, mucho menos dependiente de una figura “estrella”, más solidarios en defensa y con un estilo de juego que derrocha esfuerzo y cohesión.

Por su parte Suiza ha dado argumentos de sobra para tenerle en cuenta en Rusia. Un equipo en el que el protagonismo en ataque lo acapara un Shaqiri que parece transformarse cuando se enfunda la elástica suiza y que en el centro del campo reúne físico y calidad.

Dos selecciones muy parejas que gozan de una generación de oro, pero de las que sólo una de ellas podrá salir victoriosa.

BÉLGICA-JAPÓN: El ‘castigo’ de ser primero frente al ‘Fair Play’ nipón

Los ‘diablos rojos’ llegan a la primera fase del KO después de haber ganado todos los partidos. Incluso sumaron los tres puntos en el encuentro que no lo quisieron hacer frente a Inglaterra –el realista Januzaj aprovechó la oportunidad que le dio ‘Bob’ Martìnez a los suplentes para darse a conocer en este Mundial a base de un golazo-. Delante tendrán a Japón, la única selección que ha accedido a la siguiente ronda por recibir menos número de tarjetas que su rival (Senegal). A pesar de la clasificación por el factor tarjetero, los nipones vienen trabajando décadas atrás in crecendo. De hecho, la mayoría de sus seleccionados juegan en clubes europeos.

Los Hazard, De Bruyne, Lukaku y compañía tendrán que demostrar en Rusia que estar en la parte a priori más complicada del cuadro (en cuartos se medirían al ganador del Brasil-México y en semifinales a Uruguay, Portugal, Francia o Argentina) no es una excusa para hacer algo grande. Su primer obstáculo será un conjunto aguerrido como el nipón, bien organizado defensivamente y que va a conceder pocos espacios al contragolpe (la arma más letal de los belgas).

El conjunto comandado por Hazard buscará aprovechar cualquier espacio que habiliten los de Nishino, pero éstos deberán de andarse con ojo porque los Inui, Kagawa o Haraguchi aprovecharán también las mínimos agujeros que cedan los ‘diablos rojos’.  Es el momento de que Bélgica demuestre si es una alternativa o una realidad en este Mundial.

Probabilidades: Bélgica: 75% Japón: 25%

COLOMBIA-INGLATERRA: Un segundo puesto forzado y la duda de James

Colombia e Inglaterra se enfrentan en los octavos de final. Los colombianos están en la parte del cuadro ‘fácil’ por méritos propios, ya que ganaron los últimos dos partidos. Los británicos lo buscaron intencionadamente, y eso en ocasiones te puede jugar una mala pasada. Southgate rotó a sus futbolistas de campo frente a Bélgica cuando se disputaban el liderato del Grupo G.

Poder enfrentarse a Brasil, Francia, Argentina o Uruguay en las siguientes fases le dio pánico. Los ingleses optaron por verse las caras con Colombia, y de acceder a la siguiente fase verse las caras con selecciones de la talla de Suiza o Suecia. Y en semifinales un posible enfrentamiento con España o Croacia. El miedo y la obligación de los ‘Three Lions’ a hacer un gran papel en el Mundial tras caer eliminada en la fase de grupos en 2014 y en octavos en 2010, provoca que el primer rival en la fase del KO sea Japón en lugar de Colombia

Sea como fuere, Inglaterra debe de superar a una selección cafetera que llega enchufada al son de Yerry Mina –el central del Barça ha marcado en los dos partidos que ha jugado esta Copa del Mundo-. A la espera de James –el encuentro decisivo ante Senegal fue sustituido en el 30’ por molestias-, Quintero, Falcao y la soltura que está mostrando el zaguero culé atrás puede sorprender a una Inglaterra que ha vuelto a encontrar un esquema firme y un goleador de garantías: Harry Kane, el máximo goleador de Rusia ’18 hasta el momento con cinco goles.

Probabilidades: Colombia: 45% Inglaterra: 55%

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche