Histórico
10 junio 2018El Enganche

Mundial 2018: Los antihéroes de Brasil

BeFunky-collage (3)Por Borja Sarobe (@BorjaSarobe11)

Brasil, cuna del ‘Jogo Bonito’, es la tierra de la sonrisa. El país de la alegría, de la felicidad, del espectáculo. La ‘Canarinha’ ha hecho las delicias del respetable gracias a los goles de Pelé, a la magia de Garrincha, a la plasticidad de Zico, a la potencia de Ronaldo o a la clase de Ronaldinho. Sin embargo, la pentacampeona del mundo también ha tenido que sufrir, pelear y proteger por sus victorias. Gilmar, Leao o Taffarel se encargaron, en sus respectivas épocas, de edificar con sus intervenciones los triunfos de su selección.

Con más de 100 partidos bajo palos de la ‘Canarinha’, Gilmar fue catalogado por la IFFHS el mejor portero brasileño del siglo XX. ‘El portero de Pelé’ fue el guardameta que estuvo bajo palos en los dos Mundiales que Brasil consiguió en 1958 y 1962. Leao, seguro y efectivo como pocos, fue el primer portero que portó el brazalete de capitán en la tricolor amén de ser considerado por la FIFA como el tercer mejor jugador defensivo de la historia en un documental de 1974. Por su parte, Taffarel, defendió la meta en Estados Unidos del combinado liderado por Dunga.

Garantía y seguridad

Tres porteros, tres épocas y un lazo de unión. La sobriedad. Pocas veces fueron héroes, pero muchas menos acabaron la película como villanos. Sin embargo, en los útimos años han sido Dida y Julio César los arqueros que han protagonizado más dramas que alegrías. Brasil ha fracasado en las tres últimas citas mundialistas y en Rusia la presión será máxima. Para ello, Tite fiará buena parte de sus opciones en la actuación de tres arqueros que no saben lo que es disputar el mayor evento de fútbol del mundo. Alisson, Ederson y Cassio. Tres futbolistas cuya única semejanza es que comparten demarcación.

Alisson Bécker y Ederson Moraes son los dos grandes nombres de la portería brasileña. Dos futbolistas que en el campo no tienen absolutamente nada que ver, pero cuya trayectoria guarda un paralelismo peculiar. Ambos desembarcaron en Europa, en la Roma y en el Benfica, a la sombra del guardameta titular. Szczesny, en Italia, y Julio César, en Portugal, les negaron el protagonismo que el paso del tiempo y el trabajo, la perseverancia y la calidad les han acabado concediendo.

En 1990, cuando fui convocado por primera vez para un Mundial, el entusiasmo y las ganas eran muy grandes. Es lo mismo que veo en los tres porteros convocados, que igualmente disputan por primera vez un Mundial. Pero ellos tienen la experiencia para representar bien a Brasil pese a ser su primera vez”, Taffarel sobre los porteros de Brasil.

Alisson, Neymar y nueve más. Tite lo tiene claro. Siempre ha sido así. El seleccionador llegó en junio de 2016, agarró al sexto clasificado de las eliminatorias sudamericanas para Rusia y le otorgó el segundo billete, el primero fue para la anfitriona, para el Mundial nueve meses después. 20 partidos, 44 goles a favor y cinco en contra. Solo Colombia (2) y Uruguay pueden decir que han marcado un tanto a Brasil en un partido oficial al guardameta ‘giallorosso’.

El muro brasileño

Firme bajo palos, seguro en el balón aéreo, rápido en las salidas, grande en los uno contra uno…Alisson Becker representa la figura del portero clásico. En su primer curso en Roma apenas disputó 15 partidos y 1.350 minutos. Sin embargo, la salida de Szczesny a la Juventus le otorgó la titularidad. Y no defraudó. El portero con mejor porcentaje (79%) de paradas en la Serie A con al menos tres defensores delante ha jugado 4.410 minutos, 49 encuentros en los que ha encajado 47 dianas y ha dejado en 22 ocasiones su portería a cero. Con Brasil son 24 choques, 11 goles encajados y 16 veces sin tener que recoger el cuero de la red. Tité llevará a Rusia a un arquero que encaja 0,45 goles por encuentro.

Julio César fue el portero titular en los dos últimos Mundiales con Brasil. Tras el ‘batacazo’ en Maracaná y a sus 34 años recibió una llamada que le permitió recuperar la confianza perdida en Portugal. A su sombra creció su sucesor, Ederson, quien nunca ocultó que su rival era a la vez su ídolo. Tras un curso sensacional en el Benfica, Guardiola llamó a su puerta y este no dudó. 45 partidos, 4.005 minutos, 36 goles encajados y 21 puertas a cero. Solo De Gea (18) dejó menos veces su meta sin tantos que el segundo portero de la ‘Canarinha’ (16). Butland (144) o el propio arquero del Manchester United (115) tuvieron que intervenir más que el del City (58). Sin embargo, nadie tuvo su protagonismo en la construcción del campeón de la Premier League. Sumó 928 pases, 26 por partido, números que definen a un jugador con mejor visión de juego que muchos mediocentros que estarán en Rusia.

Cassio, que no ha debutado al frente de la ‘Canarinha’ todavía, brilla con luz propia en su casa. En Brasil encuentra su mejor fútbol. Fuera de las fronteras del país de la samba se siente raro, desnudo, inseguro. Salió de la cantera de Gremio, probó la experiencia europea en el PSV donde fracasó y volvió a su tierra donde Corinthians le acogió, le mimó y le catapultó al éxito. Campeón de la Libertadores en 2012, cómo olvidar aquellos cuartos de final ante Vasco da Gama, y campeón del Mundial de Clubes posterior donde fue nombrado mejor jugador del torneo tras su exhibición ante el Chelsea.

Confianza, personalidad, tranquilidad, seguridad. Brasil sabe que en Rusia tendrá bien guardada su espalda. Neymar, Coutinho o Gabriel Jesús son los responsables del gol. Los que acapararán todas las portadas, los premios y los reconocimientos si logran el éxito. Pero no lo podrán hacer solos. Esta vez, el ‘crack’ también estará bajo palos.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche