Histórico
6 junio 2018El Enganche

Islandia: ¿Puede volver a dar la sorpresa?

1522094734_687589_1522094808_noticia_normal

Por Alex García (@futbolitisalex)

Islandia, la tierra de hielo y fuego, donde volcanes y glaciares se desafían como si el equilibrio entre ambos no pudiese existir, un lugar donde vivir historias y aprender sobre leyendas, pero donde el fútbol nunca ha sido gran protagonista. Durante décadas, Islandia ha mantenido un perfil parecido al de selecciones minoritarias como Chipre, Albania o Lituania, que lo máximo a lo que aspiraban era a convertir una noche en aciaga a una selección de nivel medio. Hasta hace pocos años, llegó a ocupar el puesto 133º en el ranking FIFA.

Pero entonces se llevó a cabo una revolución que requería de un nombre propio, o más bien dos: los de los seleccionadores Lagerbäck y Hallgrímsson. Tras 7 años desde su llegada, una casi clasificación para el Mundial de 2014, la sorprendente Eurocopa de 2016 y el primer puesto de su grupo para viajar a Rusia 2018, el liderazgo del equipo ha recaído en Heimir Hallgrímsson, un humilde dentista que hasta hace pocos años dividía su tiempo entre la selección y su clínica dental en Vestmannaeyjar, población con poco más de 4000 habitantes.

La convocatoria de Islandia para el Mundial no dista mucho de la vista hace dos años en Francia, y es que tan sólo se atisban siete novedades de jugadores con roles secundarios. El bloque principal se mantiene, y de las incorporaciones de las que hablamos, tan sólo Albert Gudmundsson puede llegar a tener protagonismo. El actual jugador del PSV tan sólo tiene 20 años, pero es considerado como la mayor promesa del fútbol islandés en la actualidad. Sus mejores minutos han llegado desde el costado diestro con el filial del conjunto holandés, pero ya ha disputado 9 partidos con el primer equipo.

El esquema

Entrando a analizar el once, estructurado en un 4-2-3-1, Halldórsson será el guardameta titular como en los últimos años. El portero del Randers danés es uno de los eslabones más débiles, siendo experto en conceder segundas oportunidades a sus rivales. El otro pie del que cojea este combinado son sus laterales. Ni Saevarsson -lateral derecho- ni Magnússon -lateral izquierdo- transmiten mucha confianza. El primero, un velocista con poca capacidad ofensiva, pero con buen repliegue. El segundo, un defensor de altura que puede jugar también como central, pero de poco recorrido. A ellos se les suman Kari Árnason y Ragnar Sigurdsson, inamovibles de la zona central.

El doble pivote dependerá del contexto. A mayor necesidad, Gylfi Sigurdsson entrará en juego lo antes posible, por lo que puede ser uno de los dos centrocampistas que formen el centro del campo. En caso contrario -y más probable- lo formarán Aron Gunnarsson y Emil Hallfredsson, ninguno de corte ofensivo. Esa tarea recae sobre el jugador del Everton. Es un caso parecido al de De Bruyne en Bélgica. Las bandas tienen claros dueños. El costado derecho lo ocupará Johann Berg Gudmundsson, una de las apariciones en estos últimos años pero que ha ido a menos. En el polo opuesto, el veterano Birkir Bjarnason. Dos jugadores para infligir velocidad al juego y sorprender al rival al contragolpe.

La posición que más dudas genera es la de delantero centro. En el último amistoso ante Noruega, Hallgrímsson utilizó un 4-4-2 con Finnbogasson y Bodvarsson como doble punta, ante la suplencia de Sigurdsson. A priori, el segundo parte con ventaja para ser titular pese a la buena temporada de Finnbogasson (12 goles con el Augsburgo). Sus números son inferiores en el Reading inglés, pero casa perfectamente con la filosofía de trabajo que plantea el técnico islandés.

Islandia

Desde el año 2011, Islandia ha ido evolucionando su tradicional 4-4-2 hacia el 4-2-3-1 o 4-5-1 que vemos en la actualidad, un sistema que permite liberar a Sigurdsson para la faceta ofensiva. El combinado islandés se caracteriza por ser extremadamente organizado y disciplinado, con una capacidad defensiva sobresaliente que destaca por encima de la de muchas selecciones. La estrategia no ha cambiado desde años atrás. Líneas juntas, defensa en propio campo y penalizar errores del rival mediante transiciones ofensivas veloces. El técnico Hallgrímsson definía así a su equipo para el diario Sport en 2016: “Trabajar como equipo es una obligación para un país como el nuestro. Solo podemos batir a otros equipos con unión. Tenemos chicos como Gylfi Sigurdsson, del Swansea, tal vez nuestro jugador más emblemático ahora, que es el que más corre en el campo. Si este chico es el que trabaja más, ¿quién puede ‘escaquearse’? Nadie”.

El camino hasta Rusia 2018

El grupo de clasificación de Islandia no era del todo sencillo. Cierto es que no existía una selección por encima del resto, una gran potencia al nivel de Alemania o España, pero sí contenía tres selecciones de, a priori, mayor o igual nivel que la propia Islandia. Croacia partía como favorita para clasificarse como primera de grupo, pero los pupilos de Heimir, tras un arranque dubitativo, lograron distanciarse para obtener su merecido billete a Rusia. En la siguiente infografía se muestran las diez jornadas disputadas.

Islandia, ese país de 330.000 ciudadanos, estará en el Mundial de Rusia 2018 tras ser primera de grupo. En el país sigue sin haber figuras mundiales, pero también sigue existiendo un trabajo descomunal, con cada vez más escuelas, más niños jugando y más preocupación por perfeccionar la estrategia. Sus posibilidades para volver a ser la sorpresa del torneo, con un banquillo débil y un equipo defensivo, pasarán por las botas de jugadores como Gylfi Sigurdsson o Johann Berg Gudmundsson. Argentina, Croacia y Nigeria esperan impacientes al pequeño país vikingo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche