Histórico
20 junio 2018El Enganche

Irán y el factor externo

carlos-queiroz-iran-mundial

Por Mario Reinoso (@MarioReinoso17)

Corre el minuto 95 del tiempo reglamentario. Irán tiene un último balón para colgar al área. Hajsafi es el encargado de lanzar un envío transformado en un auténtico matchball. En el camino, Bouhaddouz, futbolista de Marruecos, mete la cabeza en el primer palo lo justo para desviar e introducir el cuero dentro de su propia portería. La selección de los ‘Príncipes Persas’ conseguía el triunfo tras imponerse por cero tantos a uno a los marroquíes en la primera jornada del Mundial de Rusia. Así, 20 años después, Irán volvió a ganar un partido mundialista –el segundo en su historia– el pasado 15 de junio en la que es su quinta participación.

Tres puntos que saben a gloria bendita para empezar con el mejor pie posible la fase de grupos. Un inicio que, no obstante, no ha sido nada sencillo para el combinado nacional iraní. Los pupilos de Carlos Queiroz vieron cómo se quedaban sin uniformes para la cita mundialista. ¿El motivo? El veto de Estados Unidos a Irán que recuperó Donald Trump al llegar a la Casa Blanca, el cual consiste en la prohibición de la comercialización con armas y productos industriales (por ejemplo, las camisetas). Por tanto, Adidas, la marca diseñadora de la selección iraní, se vio en la obligación de respetarlo y negarles el envío de la indumentaria. Además de las equipaciones, esto también terminó por afectar a las botas Nike, siendo varios los futbolistas que tuvieron que comprar el calzado en el propio país ruso o pedirlas prestadas a compañeros o amigos. Algo surrealista y que le añade más epicidad a su camino mundialista.

Decisión que provocó la ira de Queiroz. El portugués, sentado en el banquillo de los persas desde el 2011, tuvo que vivir un episodio más –externo, claro- que afectó a sus futbolistas. Criticó tanto a la compañía estadounidense como a la federación y al propio gobierno iraní, siendo este un enésimo problema que sacudía los cimientos de Irán. Dicho esto, es cierto que ya son varias las intentonas del entrenador de origen mozambiqueño de dejar el banquillo de los ‘Príncipes Persas’, especialmente por asuntos extradeportivos. Y es que siete años dan para mucho. Él mismo fue el encargado de anunciar su marcha durante la concentración de este Mundial de Rusia una vez finalice el torneo, a pesar de recibir una oferta de renovación –de tan solo seis meses-. Esta es su segunda Copa del Mundo al frente de los mandos persas tras disputar la de 2014 de Brasil, de la cual se marcharon con un pobre punto.

Sin embargo, la selección iraní ha demostrado credenciales para soñar con alcanzar los octavos de final, y más tras alzar los primeros tres puntos ante su principal rival, Marruecos. Una primera jornada que cierran siendo líderes después del empate entre los dos gigantes del Grupo B, España y Portugal. Ambos combinados nacionales son los principales escollos que se interponen por su billete directo a la fase del KO.

Aterrizaron en Rusia tras lograr una inmaculada clasificación, imponiéndose como primeros de grupo por delante de Corea del Sur con un total de 22 puntos (de 30 posibles) e invictos. Además, destaca especialmente su faceta defensiva, encajando apenas dos goles en diez partidos de la fase clasificatoria. Por tanto, el segundo partido que les medirá a ‘La Roja’ será una verdadera prueba de fuego para la fortaleza que ha logrado edificar durante estos años Carlos Queiroz. Un trabajo de larga espera que puede ver como da sus mejores frutos en el ocaso de esta etapa. Un broche de oro como premio a la constancia ante la adversidad externa.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche