Histórico
28 junio 2018El Enganche

Inglaterra: Dele Alli, el encargado de guiar a los Three Lions

inglaterra

Por Carlos López (@Crls_7)

La Selección Inglesa de Gareth Southgate afronta el Mundial de Rusia sin ser una de las favoritas, pero con ganas de sorprender y proclamarse campeona. Los Tres Leones llevan varios Campeonatos del Mundo ofreciendo un rendimiento por debajo de lo que se espera de ellos, y no se pueden permitir otro nuevo fracaso. En 2006 llegaban a Alemania con grandes nombres como Ferdinand, Beckham, Lampard o Wayne Rooney pero la Portugal de Cristiano Ronaldo les dejó fuera en octavos por penaltis. La historia se repetiría cuatro años después en Sudáfrica, pero en esta ocasión a manos de la Alemania de Joachim Low con un triunfo contundente por 4-1. En 2014 en el Mundial de Brasil llegaban con las pilas recargadas, intentando cambiar la imagen liderados por Gerrard pero sin éxito al ser eliminados en un grupo formado por Costa Rica, Italia y Uruguay. Un nuevo duro golpe para un país que lleva mucho tiempo esperando una alegría de su selección.

En esta ocasión para disputar la Copa del Mundo de Rusia se ha llevado a cabo un cambio generacional  para dejar atrás el pasado y afrontar el que puede ser el renacer de Inglaterra. El seleccionador ha formado un fuerte bloque para lograr la hazaña de devolver la ilusión a un país y sumar la segunda Copa del Mundo tras el conseguido en 1966 precisamente en Inglaterra. Henderson, Sterling, Cahill, Phil Jones y Welbeck son los únicos cinco jugadores que repiten respecto al último Mundial, por lo que Southgate ha realizado un lavado de cara para intentar devolver a los ingleses a lo más alto del ranking de selecciones. Una convocatoria formada por jóvenes futbolistas que tienen la oportunidad de marcar una época para su país, y entre los que destaca el joven centrocampista Dele Alli del Tottenham. El jugador está llamado a ser el gran nombre inglés para los próximos años y su andadura comienza en Rusia.

UNA DURA INFANCIA QUE PUDO ACABAR CON SU CARRERA

Dele Alli vive un dulce momento deportivo, pero para llegar hasta ahí tuvo que sufrir momentos personales y familiares amargos. Su padre nigeriano, Kehinde Alli, abandonó en Londres a su madre y a él cuando el jugador sólo tenía 1 semana de vida. A pesar de esto, padre e hijo seguían manteniendo una buena relación en la distancia. Estuvo viviendo en el barrio de Bradwell con su madre Denise, una situación complicada al vivir con los otros 4 hijos de su madre tenidos de padres diferentes. Toda esta situación que rodeaba el día a día del jugador provocó que no fuera por el buen camino, teniendo varios problemas en las escuelas y pasando muchas horas en la calle, habitualmente pegado a un balón.

Precisamente fue en el fútbol callejero en el que se formó como jugador como declararon sus propios padres: “Aprendió por sí mismo, cometía errores y los corregía. Le observábamos en el campo de fútbol y él siempre estaba intentando trucos con sus compañeros en la calle”. Cuando cumplió los 8 años volvió a aparecer en su vida la figura de su padre, llevándoselo con él a Nigeria, donde Kehinde era príncipe de la tribu Yoruba, dándole todo tipo de caprichos a su hijo gracias a su solvencia económica y viviendo en una mansión. Un tiempo después se mudaría junto a su padre a Houston, pero con 11 años decidió apostar por el fútbol y volver a Milton Keynes junto a su madre. Comenzó en el City Colts, incorporándose poco después al MK Dons en cuánto los ojeadores se fijaron en su calidad.

Aunque Dele estaba centrado en el fútbol, no estaba rodeado del mejor ambiente para conseguirlo. Una madre hundida en el alcohol, peleas constantes en casa con el resto de hijos de Denise, un barrio de robos y peleas, no era el mejor sitio para su desarrollo. Con 13 años llegaría el punto de inflexión para triunfar o no en el mundo del fútbol. Tras varias denuncias de los vecinos, los servicios sociales y su madre decidieron que lo mejor era que se marchara a Cosgrove a vivir en la casa de su amigo Harry Hickford, con quién coincidió en City Colts y MK Dons. Alan y Sally se convirtieron en sus padres adoptivos, dándole la tranquilidad y ambiente familiar que necesitaba, y convirtiéndose en su nueva familia, ya que no quiere mantener contacto con sus padres biológicos. Incluso esta temporada se ha cambiado el nombre de Alli por el de Dele de su camiseta, alegando que necesitaba un nombre que lo represente.

CAMINO HASTA LLEGAR AL ONCE INGLÉS

Alejado del difícil ambiente familiar y sin las amistades que le llevaban por mal, Dele Alli creció rápidamente en la academia del Milton Keynes Dons como jugador y llegó seis años después al primer equipo con tan sólo 17 años. En su primera temporada no tuvo demasiadas oportunidades, fue al año siguiente cuando cogió protagonismo en el equipo con 36 apariciones ligueras, varias de ellas titular, y sumando un total de 6 goles. En la temporada 2014/15 el centrocampista inglés se vio favorecido con la marcha de su compañero Gleeson al Birmingham, adueñándose del centro del campo con la confianza de su entrenador. Una confianza devuelta a base de buen juego y goles (16) para ayudar a que el equipo consiguiera. Sus grandes actuaciones provocaron que el Tottenham de Daniel Levy a mitad de esa temporada, e incorporándose una vez finalizada a su nuevo club donde se ha convertido en un pilar fundamental para Pochettino en estas tres temporadas, una pareja letal junto a su compañero de selección Harry Kane.

Sus buenas actuaciones en el MK Dons le llevaron a tener sus primeras oportunidades en Inglaterra U17 y U18, dando el salto un año después en la U19 asistiendo en su debut a Fewster en el partido frente a Alemania. En el verano de 2015, justo en el momento que se incorporó al club londinense, tuvo que tomar una decisión importante para su porvenir a nivel de selecciones. John Fashanu le tentó para llevárselo a la Selección de Nigeria haciéndole dudar, pero en octubre de ese mismo año Roy Hodgson lo llamó para los partidos de clasificación de la Uefa Euro 2016, debutando frente a Estonia. A raíz de ahí se fue consolidando en las convocatorias inglesas, dejando a un lado la posible convocatoria con Nigeria, y dejando claro que quería triunfar con la camiseta de Inglaterra.

Apenas recién cumplida la mayoría de edad, Dele Alli fue llamado por el seleccionador inglés para disputar la Eurocopa de 2016 en Francia. El joven centrocampista salió en la segunda parte frente a Eslovaquia, siendo titular en los otros partidos incluso en el de dieciseisavos frente a Islandia en el que Inglaterra cayó eliminada tras perder por 1-2. Cuatro años después, y mucho más maduro, le llega el momento de liderar el centro del campo y comandar la reconstrucción de su selección para afrontar el Mundial de Rusia.

CENTROCAMPISTA COMPLETO CON ALMA DE DELANTERO

Dele Alli tiene una mezcla de jugador callejero con su formación en el MK Dons, lo que le ha llevado a despertar el interés de todos los grandes equipos europeos. Se puede definir al jugador como un mediocentro con alma de 10 o un 10 con cualidades de centrocampista. Un centrocampista completo, con cualidades para saber leer un partido y decidir entre controlar y mover el balón, o ser más vertical con llegada al área. Sus funciones de creador de juego no le impiden tener una gran llegada al área, cosechando una media de 20 goles por temporada y apareciendo en los momentos claves de los partidos.

Movilidad constante y pesadilla para las defensas: es un jugador que no para quieto ni un instante, siempre moviéndose y encontrando las fisuras entre la defensa rival. Sus desmarques constantes hacen que sus compañeros lo busquen constantemente, ganándole la espalda a la defensa, generando ocasiones de gol y segundas jugadas.

Dele1

dele2

Participativo y fundamental en el juego: el fútbol de la selección inglesa en ataque siempre pasa por Dele Alli, ofreciéndose constantemente a sus compañeros y lanzando las jugadas ofensivas.

dele3

dele4

Potencia y juego aéreo: un jugador con mucha potencia física, yendo bien al choque y con una fuerte arrancada. Estas cualidades le hacen difícil de defender por los rivales, y a esto hay que sumarle que, a pesar de no ser excesivamente alto, va muy bien por alto y su cabeceo le ha llevado a sumar varios goles.

Visión de juego: mueve rápidamente el balón y lo hace circular con eficacia viendo los desmarques de sus compañeros y poniendo el balón en el sitio adecuado. Siempre un segundo por delante del defensor.

Disparo lejano eficaz: Dele Alli le suma un buen disparo lejano a todas las cualidades que le forman como un centrocampista completo. Suele recurrir regularmente a su disparo siendo un peligro para los porteros, golpeando rápidamente por lo que no se le puede dejar ni un solo metro.

En el Tottenham forma una pareja letal con el delantero Harry Kane desde su llegada al club londinense. Combinación explosiva que trasladan a la Selección de Inglaterra para hacer temblar a las defensas del Mundial e intentar devolver el prestigio futbolístico a su país. Dele Alli es el eje central de Inglaterra, llamada a marcar una época y por el que debe pasar el balón para el éxito inglés.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche