Histórico
3 junio 2018El Enganche

Egipto: El-Hadary, el más viejo de un Mundial

hadary

Por Pancho Jáuregui (@sportingafrica)

En la fecha FIFA de marzo, Egipto se enfrentó a Portugal y Grecia en Zurich. Mohamed El Shenawy, ante los lusos, y Mohamed Awad, ante los griegos, defendieron el arco de los Faraones en aquellos amistosos. El mítico Essam El Hadary no vio minutos en esos partidos, como tampoco en el cierre del Grupo E que fue empate en un gol ante Ghana con la clasificación a Rusia.

El Hadary fue titular en los anteriores cinco partidos de la zona. En la fecha 5 todo era alegría a cinco minutos del final en el Borg El Arab Stadium. La estrella Mohamed Salah había adelantado a los comandados por Cúper ante Congo y Egipto estaba obteniendo el pase a su tercer Mundial tras 28 años de ausencia. El Hadary, vestido íntegramente de verde, cayó de rodillas, con sus brazos en alto y agitándolos festejó eufórico.

Pero a los 87 minutos llegó un baldazo de agua fría. El Hadary nada pudo hacer ante un disparo fuerte de Bouka Moutou que apareció libre por el segundo palo para igualar el partido estirando la espera egipcia. La gente en las tribunas se tomaba la cabeza. Sin embargo, sobre los 94 minutos, Salah de penal desató la locura. El Hadary, con la cinta roja de capitán en su brazo izquierdo, volvió a festejar. Sabía que su sueño empezaba a cumplirse.

“Mi objetivo siempre fue jugar una Copa del Mundo. Tras el triunfo sobre Congo fui el hombre más feliz del mundo”, dijo en una reciente entrevista en Zurich. El periodista que lo entrevistó contó que su cuerpo, su apariencia y su prestancia no lo hacían parecer un hombre de 45 años. Las que sí revelan su edad, y sus andanzas en el arco, son sus manos. Tiene las manos de un hombre que dobla su edad. Sus manos sin guantes son como un león sin su melena, comparó el periodista.

Claro que sus manos hoy no son las mismas que en su primer equipo, el Damietta Sporting Club. Cuando en 1993 llegó a su primer entrenamiento le dieron un par de guantes. Como él nunca antes había usado unos, al otro día apareció con sus manos desnudas. Mismas manos que hoy denotan las heridas por las que pasaron casi todos los dedos con los que contiene o desvía balones hace ya 25 años.

Mismas manos que hoy atienden un teléfono que no para de sonar. “Si el teléfono suena, respondo. Mientras siga sonando significa que todavía me necesitan”, suele decir. Por eso, mientras Cúper lo siga llamando, El Hadary va a responder. El ex arquero del Al Ahly, Zamalek, Ismaily, Wadi Degla, Sion (Suiza) y Al Merreikh (Sudán) jugó el segundo tiempo en el último amistoso ante Colombia pero se perfila como el titular para el debut ante Uruguay el 15 de junio.

De ser así, o de jugar al menos algunos minutos en los siguientes duelos ante los locales o Arabia Saudita, El Hadary se convertirá en el jugador de mayor edad en jugar un Mundial. El que tiene el récord es otro arquero: el colombiano Mondragón en Brasil 2014 con 43 años. ¿Los secretos para llegar al máximo nivel con 45 años? La nutrición, un entrenador personal y un baño diario de 20 minutos inmerso en hielo.

Tras el Mundial de Rusia, El Hadary tendrá un año más de contrato en Al-Taawoun de Arabia Saudita. Luego será tiempo de pasar más tiempo junto a su esposa y sus cinco hijos, el más pequeño de 4 años. Atrás, y allá lejos en el tiempo, quedará la llegada a su primer entrenamiento con Egipto en el Peugeot 1970 de su tío o la oposición de su padre a que juegue al fútbol. Porque como El Hadary dice, “debes creer en tus sueños y luchar para que se hagan realidad”.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche