Histórico
12 junio 2018El Enganche

Australia: Tim Cahill, la leyenda socceroo

Tim Cahill Mundial

Por César Bellido (@Cesar_B_O)

Australia se presenta en el Mundial de Rusia 2018 con toda la ilusión del mundo para poder superar la barrera de los octavos de final, hecho que no ocurre desde Alemania 2006. Uno de los que acuden a tierras rusas en busca de llevar a los suyos a una clasificación histórica es Tim Cahill. El jugador de padre inglés y madre samoana afrontará su cuarto mundial de manera consecutiva y es bastante probable que sea su último servicio a la nación que le ha visto crecer y hacerse grande. Igualar a Pelé en número de goles anotados en mundiales consecutivos está al alcance de muy pocos y Tim Cahill podría conseguirlo, agrandando así su historia con Australia.

El comienzo de Tim Cahill no fue precisamente con los aussies, su debut como internacional fue con la camiseta de Samoa, nacionalidad que junto a la inglesa y a la australiana, tiene el jugador nacido en Sydney. Sus inicios no fueron nada fáciles hasta que consiguió convencer a los que no confiaban en él. La pasión de los samoanos por el rugby no es nada nuevo y todos tenían puestas sus esperanzas en que Tim Cahill se dedicara a este deporte hasta que fue descartado por la fragilidad de su cuerpo. El fútbol iba a ser su deporte. Cuando tenía 14 años comenzaba a llamar la atención de todos los que trabajaban a su lado y le llegaba la oportunidad de formar parte del combinado Sub 20 de Samoa. A pesar de la diferencia de edad con sus compañeros, el habilidoso Cahill lograba destacar por encima del resto.

Jugar con Australia le costó lágrimas

El futuro con Samoa no era nada halagüeño para Tim Cahill y le esperaba Australia, su país natal. No fue nada sencillo enrolarse en las filas australianas. Como ha manifestado en alguna ocasión, le costó más de una lágrima poder cumplir el sueño de enfundarse la camiseta amarilla: “Recuerdo derramar lágrimas, culpar a mi padre, a la Policía y temía que nunca pudiera tener una oportunidad en la selección”, manifestó en una entrevista. Iniciaba una nueva vida. Después de pasar por el combinado Sub 23, en el año 2004 fue su ansiado debut con la selección absoluta. Los oceánicos empezaban a vislumbrar a un jugador que marcaría una época. El 30 de abril del 2004 no iba a ser un día cualquiera para la familia Cahill. Tim saltaba al terreno de juego para afrontar sus primeros minutos con Australia. Este mismo año tuvo otras dos grandes noticias, los Juegos Olímpicos de Atenas y la Copa de Naciones le esperaban. Esta última iba a ser la competición en la que Tim Cahill iba a decir al mundo, aquí estoy yo.

A partir de la cita en Grecia, en la que Tim logró marcar un tanto y en la que Australia no logró superar los cuartos de final tras sucumbir con Irak, su ascenso con la selección fue meteórico. En la Copa de las Naciones de Oceanía, los australianos lograron el triunfo con un Cahill estelar. Además de alzar la copa de campeón, Tim fue el máximo goleador, junto con el neozelandés Vaughan Coveny, con seis goles en su casillero. Era su primer gran triunfo a nivel de selecciones. Tim Cahill se convirtió en uno de los jugadores más importantes de Australia y fruto de ello fue su clasificación al Mundial de Alemania en 2006. Después de 32 años fuera de estos grandes campeonatos, llegaba la ocasión de hacer historia en un país que comenzaba a adorar el deporte rey, que estaba por detrás del cricket, fútbol australiano y del rugby. Los seguidores empezaban a amar el fútbol. Los australianos, de la mano del técnico holandés Guus Hiddink, afrontaban su primer partido ante Japón. Nakamura ponía en ventaja a los nipones pero el momento estelar de Tim Cahill estaba por llegar. Su salida al verde en sustitución de un desaparecido Bresciano fue una bendición para los suyos. Cinco minutos le bastaron a Cahill para darle la vuelta al resultado. Dos goles del zurdo, junto a otro de Aloisi en el descuento, les valieron a los australianos para sumar el triunfo. Tim Cahill pasaba a la historia gracias a ser el autor del primer tanto de Australia en un Mundial. Después de completar una gran primera fase, Italia terminaba con los socceroos en los octavos de final. A pesar de la eliminación, el pueblo australiano premió el esfuerzo de los suyos y Tim Cahill, gracias a su trabajo y a su pundonor sobre el terreno de juego, empezaba a ser considerado héroe por los aficionados. Este fue el punto de partida de una carrera internacional de Tim Cahill calificada con matrícula de honor.

Los dos posteriores mundiales, en 2010 y 2014, no fueron los mejores para Australia. En ninguno de ellos pudieron superar la fase de grupos pero Tim Cahill siguió acumulando éxitos individuales a base de tantos. En Alemania los socceroos quedaron terceros en su grupo logrando tan solo un empate ante Ghana y un triunfo ante Serbia, en el que colaboró Tim con un gol. En la cita de Sudáfrica, Australia finalizó en el último puesto del grupo con cero puntos. Los dos goles de Cahill, ante Chile y Holanda, no valieron para los suyos y se quedaron apeados de una competición en la que Tim tenía puestas muchas esperanzas.

La Asian Cup 2015 en la que Tim fue campeón

Tim Cahill Asian Cup 2015

El jugador de Sydney tuvo que esperar hasta el 2015 para poder levantar su segundo trofeo con Australia aunque a lo largo de todo ese tiempo no se cansó de celebrar goles. La Asian Cup celebrada en Australia fue la competición culminante al buen hacer de Cahill. Tres goles a lo largo del torneo ayudaron a su selección a ganar la Asian Cup. Tim Cahill levantaba al cielo, con lágrimas en los ojos, una copa con la que siempre había soñado. El amargor de la derrota en la edición celebrada en 2011, en la que habían caído en la prórroga de la final ante Japón, quedaba en un segundo plano. Tim, como venía siendo habitual había logrado dos goles pero eso ya era historia, tocaba festejar con los aficionados el ansiado triunfo. El futbolista nacido en Sydney era aclamado por los allí congregados en una celebración que Cahill nunca olvidará.

Poco a poco la carrera de Tim Cahill va llegando a su final. Lo que no queda ninguna duda es que ha sido y será uno de los futbolistas más recordados en Australia. En la actualidad es el máximo goleador con 50 tantos y está muy cerca de superar en internacionalidades al portero Mark Schwarzer, que tiene cinco más que él.

Su pasión por el fútbol y su tierra natal no solo quedan reflejadas sobre el terreno de juego, Tim Cahill ha ido más allá y en el año 2013 fundó en Australia la Foxtel Tim Cahill, una academia para ayudar a los más pequeños a disfrutar del fútbol. Siempre ha estado dispuesto a colaborar en su país a que los niños pudieran cumplir sus sueños, cosa que Tim ha cumplido de sobra.

Tim Cahill está a un gol de igualar con Pelé

Con 38 años, el capitán Tim Cahill tendrá la oportunidad de jugar su cuarto mundial, objetivo al alcance de muy pocos, y entrar en el elenco de los mejores anotando al menos un gol en cuatro apariciones en citas mundiales. Uno de los objetivos que tiene marcado en rojo para Rusia será empatar con los grandes futbolistas de la historia de los mundiales. Pelé, Uwe Seeler y Miroslav Klose han sido los únicos que han conseguido batir al meta rival en cuatro mundiales diferentes y Tim quiere sumarse a ellos anotando al menos un gol. El delantero, posición que ha ocupado en la mayor parte de su carrera deportiva, también ha sabido adaptarse a cualquier parte del terreno de juego aunque en el frente del ataque ha sido donde su rendimiento ha sido extraordinario. Su fuerza física le ha ayudado a ser mejor. El seleccionador de Australia, el holandés Bert van Marwijk no ha dudado en convocar a Tim Cahill para el Mundial de Rusia que comenzará en apenas unos días. La veteranía es un plus para confiar en que Tim pueda despedirse de los mundiales de la mejor manera, lo que ha hecho siempre, marcando goles y contagiando a sus compañeros con su entrega. Un gol, que si llega, lo celebrará el mundo.

Después de la cita en tierras rusas, Cahill estará muy cerca de decir adiós a la selección. Se irá, sin lugar a dudas, el mejor jugador de la historia de Australia pero siempre quedará en el recuerdo toda la pasión que ha puesto por poder triunfar en el deporte que siempre le ha gustado. Tim Cahill, la leyenda socceroo que siempre estará en el corazón de todos.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche