Histórico
5 junio 2018El Enganche

Alemania: Leroy Sané, un genio incomprendido

Austria vs Germany

Por Borja Sarobe (@BorjaSarobe11)

Los prejuicios y las etiquetas imperan en la sociedad y, en consecuencia, en el fútbol. Alemania, vigente campeona del mundo, siempre se ha caracterizado por el orden, el trabajo y la disciplina. Sin embargo, durante las dos últimas décadas ha experimentado una transformación donde ha sido capaz de añadir al esfuerzo una dosis de anarquía y descontrol que ha multiplicado su peligro. La inagotable fábrica de talentos germana ha pulido numerosas joyas que no han tocado la puerta y pedido permiso para entrar en la Mannschaft. El talento no se negocia. Leroy Sané es el máximo exponente de una NextGen que quedará huérfana en Rusia.

Con 18 años dejó su huella entre las minas de Gelsenkirchen, salió de una de las canteras más prolíferas del fútbol alemán, la del Schalke 04, para dar el salto al país que inventó el fútbol con apenas 20 primaveras en su haber después de fascinar al respetable con exhibiciones impropias de su juventud. Su técnica, su potencial y su personalidad fascinaron a Pep Guardiola que no dudó en convencer al alemán de acompañarle para hacer historia en Inglaterra.

La cultura, el ritmo de juego, el componente físico, la indefinición de su propio equipo…En su primer curso en Manchester, Sané alternó el banquillo y el verde con frecuencia. Si en Alemania había brillado en la banda derecha como un futbolista vertical, con un uno para uno prodigioso y un cambio de ritmo imparable, Guardiola le confió la parcela izquierda del ataque para llevarle a una nueva dimensión. Durante 12 meses le mimó, le cuidó, le dosificó y le fue dando píldoras de confianza y minutos para que en el segundo año tuviese las condiciones exactas para explotar su fútbol. Y vaya si lo ha hecho.

“Pep cambió mi juego por completo. En Alemania, mi objetivo era driblar. Ahora, Guardiola encontró la posición en el campo donde puedo explotar todas mis virtudes”, Sané sobre su cambio esta temporada.

Las estadísticas son frías. En la mayoría de ocasiones no permiten reflejar la realidad que vive un futbolista en un partido o temporada. Sin embargo, en este caso constituyen el mejor argumento posible para explicar la campaña de Sané. En 26 partidos en la Premier League, el alemán marcó cinco goles y dio tres asistencias en su primer curso en el Manchester City. Son 0,19 dianas por partido, 691 pases en total y 27 cada choque. Un año después promedió 10 tantos y 15 pases de gol en 32 choques. Participó más, dio 1.091 pases y 34 por partido, y marcó la diferencia. Si en el primer año tardaba 223 minutos para marcar o asistir, en el segundo apenas necesitó 97.

Nombrado mejor jugador del mes en septiembre, momento en el que agarró la titularidad y no la soltó más, y mejor jugador joven de la temporada por la PFA (Asociación de Futbolistas Profesionales) es el tercer jugador del mundo que más se revalorizó (+63 millones) durante esta temporada. Guardiola ha mejorado a Sané en todas las facetas del juego, pero es en el trabajo táctico, con y sin balón, donde más ha ayudado al alemán a crecer como futbolista.

Lo más importante es su constancia en los partidos. Tiene margen de mejora y mejora en cada entrenamiento. Tiene mucho potencial y cualidades para emular a Giggs”, Guardiola sobre Sané.

Sin embargo, el jugador alemán que ha participado en más goles (14 dianas y 19 asistencias) esta temporada no estará en Rusia. Joachim Löw prescindió del extremo del Manchester City y argumentó su decisión en la decisión de llevar a Plattenhardt, lateral izquierdo del Hertha de Berlín, para tener dobladas todas las posiciones. Reus, que no juega un partido oficial con la Mannschaft desde 2016; Draxler, cinco goles y 10 asistencias en una temporada donde no ha sido titular en el PSG y Brandt, un tanto en 15 encuentros con Alemania, serán los extremos. De hecho, entre no superan los pases de gol (18) que Sané ha dado esta temporada.

El 13 de noviembre de 2015 debutó con la Mannschaft un futbolista con orígenes senegaleses y nacionalidad francesa. Sin embargo, su corazón es alemán. El curso pasado se perdió la Copa Confederaciones por problemas físicos, pero Rusia parecía el escaparate ideal para brillar con luz propia. Si bien es cierto que con su selección apenas ha logrado influir en el juego, no ha marcado ningún gol y solo ha dado una asistencia en 12 partidos, no cabe duda que tanto como titular, como desde el banquillo, el extremo citizen es capaz de resolver un partido con una acción individual en cualquier momento.

Alemania, que basa su juego en el ataque posicional con movilidad extrema de sus hombres ofensivos, laterales profundos y extremos que intervienen por dentro, también domina como nadie el arte de las transiciones. Es ahí donde Sané, el jugador más rápido de la Premier League (llegó a correr a 35 km/h en un partido ante el Chelsea batiendo el récord histórico), podría haber sido un arma fundamental. Sin embargo, Löw no apostó por el exjugador del Schalke 04 y el mundo del fútbol perdió la oportunidad de disfrutar en el trofeo por excelencia de este deporte de uno de los mayores talentos que ha surgido en los últimos años.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche