Histórico
22 marzo 2018El Enganche

España: Tres razones para ser campeón del mundo en 2018

Lopetegui

Establecerse entre las grandes selecciones de la historia del fútbol es una tarea desarrollada durante muchas décadas. Hay quienes supieron explotar algunas generaciones especialmente atractivas, para asomarse a la élite en momentos determinados de la historia, pero volver a caer poso después. Sólo las elegidas, las que son capaces de regeneracionarse con facilidad y las que jamás desisten en su empeño de competir al máximo nivel cada partido, logran perpertuarse en el tiempo más allá de nombres, de entrenadores y de etapas gloriosas. Y España, tras ganar la Eurocopa 2008 por la puerta grande, estrenarse mundialmente en 2010 y cerrar el trienio de oro con otra Eurocopa en 2012, ha perdido quizás desde entonces esa línea positiva donde su estilo de juego encontrara premio en resultados al mismo nivel. Ahora, existen muchos condicionantes competitivos para pensar que, de nuevo, la Roja puede ser Campeón del Mundo en Rusia 2018 y, pero si tú eres de los que crees que volverá a ser su turno, tienes William Hill en España para disfrutar de cada uno de sus partidos como si fuera la final que todos desean.

Proyecto – Julen Lopetegui: En los últimos tiempos, hemos visto grandes proyectos que se generaron tras la confianza en la continuidad sobre una idea. Jovenes entrenadores, en muchos casos sin experiencias sobresalientes que, de repente, encuentran un contexto adecuado donde explotan su capacidad. España viene reservando cita en grandes torneos con asiduidad y, desde que a principios de siglo la figura de Luis Aragonés y después, la de Vicente del Bosque, elevaran el puesto de seleccionador a un rango especial que mantuviera el equilibrio del estilo e identidad creados, todo fueron éxitos desde la nobleza, templanza y equilibrio para no romper el estatus creado. Y Lopetegui, que en clubes no brilló especialmente, sí había sido referente de ese estilo en divisiones inferiores de España, donde hizo grandes cosas a nivel Sub 21 sobre todo, siendo campeón de europa con una generación de jugadores a los que conoce perfectamente y que, en época de regeneración, como la que ha tenido que atravesar, ha resultado ser el más indicado. Un acierto, pues los Isco, Morata, Thiago, Carvajal, De Gea… ya habían sido pilares suyos en España a niveles inferiores pero como la línea de estilo es la misma, su mérito está en mantenerles a todos bajo esa dinámica. Y por ello, desde la tranquilidad y sus valores, el técnico está ahora muy cotizado y dispuesto a ganar el Mundial 2018.

Spain v Czech Republic - Group D: UEFA Euro 2016

Generación de Oro – Iniesta: Ya ha comentado que, Rusia 2018 será su último gran torneo internacional a nivel de selecciones y, con su adiós, terminará definitivamente el ciclo más exitoso de la selección española. Hablamos de Andrés Iniesta, el corte de futbolista que mejor ejemplifica el estilo de juego de una generación que llegó a lo más alto a base de una identidad que, en pro de grandes virtudes con la pelota, acabó siendo un equipo fiable resultadísticamente hablando. Iniesta refleja el día clave que cambió el fútbol español con aquél gol ante Holanda en la final de 2010, pero además, representa como nadie (junto a los que ya se marcharon, Xavi Hernández, Xabi Alonso, Puyol, Villa, Torres…) la mentalidad ganadora y talentosa sobre la que se cimentó el éxito de un país que fabrica jugadores de enorme talento y capacidad para dominar registros de juego, pero que no tuvo aún la osadía de clonar al manchego. Un futbolista único que quiere despedirse con un nuevo Mundial y que dará sus últimos coletazos de brillantez para repetir dominio mundialista.

img_jagsirvent_20160617-221236_imagenes_md_propias_jagsirvent_b59-k3gF-U431623606498qe-980x554@MundoDeportivo-Web

¿La mejor defensa del mundo pese a ser un equipo ofensivo?: Una de las razones por la que España ha tenido sobriedad y equilibrio en los últimos tiempos donde ha logrado sus mejores resultados en base a un juego asociativo, atrevido y con possión como protagonista, ha sido que, pese a esa naturaleza atacante, siempre tuvo auténticos líderes a nivel defensivo. Una de las líneas intocables de la actual selección española está en su defensa, donde el dúo Sergio Ramos-Piqué viene siendo fijo en los últimos tiempos. Los dos son personalidades fuertes, competitivos, con jerarquía en sus clubes y que representan gran parte de los valores sobrios de España. Si a su lado se colocan dos carrileros puros como Carvajal y Jordi Alba, que amenazan continuamente en campo contrario y que permiten ampluar las dimensiones del terreno de juego ante países que cierran filas en torno a su portería, el resultado es, quizás, la mejor defensa del mundo justo en el equipo que más exponen en ese sentido por la naturaleza ofensiva de su estilo de juego. Y eso, es un valor que muy pocas selecciones pueden igualar. El mejor ataque es una buena defensa.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche