Histórico
16 junio 2015El Enganche

Barcelona: El camino a la gloria siempre es escarpado

luis-enrique-barca

Ahora, con el doblete de tripletes en el haber azulgrana, ya nadie recuerda que Luis Enrique tuvo que luchar contra los elementos para lograr consolidarse en el vestuario culé por sus diferencias con Leo Messi y otros importantes jugadores. De hecho, el entrenador asturiano a punto estuvo de naufragar en su cometido de dirigir el vestuario. En este sentido, a principios de año corrió el rumor de que el técnico maduraba la decisión de plantear su dimisión. Por suerte, Luis Enrique decidió perseverar y logró, con su empeño, enderezar el rumbo de la aeronave y conducirla hasta un triplete que ha logrado rebajar, en parte, el mito forjado en torno a la figura de Pep Guardiola. Ahora el entrenador catalán ya no es tan etéreo, mientras que el asturiano ha logrado pescar algo de ese cielo que parecía reservado a Guardiola con su triplete logrado en la temporada 2008/2009.

El único mal trago que tuvo que superar el Barça durante la Liga de Campeones fue su segundo encuentro con el Bayern de Múnich, al perder el partido de la vuelta de las semifinales. Pero el club alemán arremetió tarde, pues durante el de ida el Barcelona le endosó tres goles mientras el Bayern asistía impertérrito a aquel “triplete” de balones. Desde luego el Barcelona pasó por encima de todos sus contrincantes sin despeinarse y apenas se recordaba aquella eliminación en la edición pasada de la Liga de Campeones ante el Bayern. Julio César lo resumiría muy bien con su veni, vidi, vici.

Sin embargo, se le podría agregar una cuarta parte y es que el Barcelona, “llegó, vio, venció y se llevó la pasta del premio” -unos 15 millones de euros-. De hecho, la Liga de Campeones no es solo una contienda deportiva, sino también una justa por el dinero, aunque la sola participación en el torneo ya supone un buen pico para los equipos implicados independientemente de su juego. Pero lejos de encontrar su techo, resulta que este mismo año la UEFA ha decidido incrementar un 65% la cantidad económica invertida en la liga europea. Sí, el dinero llama al dinero.

Por lo tanto, en la fase de grupos en adelante los clubes participantes se repartirán 381 millones, mientras que el triunfador de la final se embolsará 15,31 millones de euros. Aunque en dicho montante no se han incluido las cantidades correspondientes al mercado televisivo, establecida en una cantidad fija de 152,4 millones para repartir entre todos los afortunados clubes.

Mantenerse al tanto de este abrumador y enrevesado juego de cifras resulta difícil, y solo un talentudo contable de Wall Street o la página The Billion Game, podrían ayudarnos a calcular cuánto recaudan los clubes participantes. Tampoco la ciudad que acoge la final permanece ajena al trajín millonario. De hecho, según el portal mencionado, se estima un beneficio de 35 millones de euros para la metrópoli alemana. Seguramente el negocio continuará creciendo, pues tiene esa sana costumbre desde que nació. Así, según un estudio de la escuela de negocios IESE, la facturación del macroevento deportivo ha pasado de los 45 millones de euros que generó en 1992 hasta los más de mil millones de las últimas ediciones.

¿Y cómo ha sido posible este formidable salto? Pues gracias a la centralización de los ingresos por derechos de televisión, además unas licencias comerciales y unos contratos de patrocinio de aúpa. Así que el Barça no solo ha hecho doblete de tripletes, sino que, sobre todo, se ha pertrechado de millones de euros con los que poder continuar forjando fichajes -cuando pase 2016-. Desde luego el camino a la gloria siempre es escarpado.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche