Histórico
5 febrero 2015Francisco Ortí

La familia Milito, sangre futbolera

Militos

Por Luis Vallejo (@LVallejoColom)

El mayor, Diego. El menor, Gaby. Su primo, Fernando. El primero en sus inicios se apañaba como defensa jugando junto a su padre, mientras que el segundo formaba pareja con su abuelo (fiel aficionado a Independiente y principal causa por la que Gaby no siguió el mismo camino que Diego) haciendo de delantero centro en unos 2 contra 2 que se alargaban durante varias horas. Así comenzó la historia de dos hermanos que terminaron intercambiándose los papeles para triunfar en dos equipos cuya rivalidad se remonta a 1907. Racing e Independiente. En una línea paralela pero con menos renombre y con unos años de diferencia, se sitúa su primo: Fernando Elizari.

1) Los hermanos Milito

Ambos sentían los colores de su equipo y cuando saltaban al campo, se les olvidaba por completo que compartían la misma sangre. El hecho más famoso sucedió hace más de una década cuando Diego cabalgaba totalmente solo en el Clásico de Avellaneda hacia la portería y su hermano le paró en seco. Gaby se marchó de esa jugada con tarjeta amarilla, pero ‘El Principe’ (apodo con el que se denomina a Diego por su gran parecido con Enzo Francescoli) no se quedó satisfecho y empezó a pedir repetidamente la roja para el pequeño de la familia. Y quizás, esa manera de defender su escudo, es la causa por la cual ahora mismo son considerados como auténticas leyendas.

Diego Milito inició su trayectoria en Racing, su equipo del alma, en el cual jugó durante sus primeros 5 años de trayectoria. Más tarde puso rumbo Genoa, donde en su segunda temporada se quedó a tan solo 1 tanto de ser Capocannoniere. En 2005 pasó a formar parte del plantel del Real Zaragoza, lugar donde su potencial hacía acto de presencia en la mayoría de jornadas hasta asentarse por completo en un Real Zaragoza 6-1 Real Madrid, en el cual el argentino marcó un poker que dio la vuelta al mundo.

En La Romareda dejó una huella histórica, lo que le dio el crédito suficiente para tras un corto paso por el Genoa (de nuevo rozando el trofeo de máximo goleador), viajar hasta Milán para luchar por la Champions con el Inter de la mano de José Mourinho, del cual llegó a declarar que había sido su mejor técnico junto a Marcelo Bielsa. Eso sí, el final lo tuvo claro desde el día de su debut en el Cilindro. Volver para retirarse en casa y coronarse como un ganador nato. Y así fue.

Mientras tanto, su hermano pequeño, ‘El Mariscal’, se forjó una carrera con la etiqueta de un auténtico líder. Allá donde iba se ganaba el respeto de la grada y vestuario. Hasta tal punto que el mismísimo Pep Guardiola le dio una importancia dentro del vestuario que no se correspondía con sus minutos y rendimiento en el terreno de juego debido a las malditas lesiones. En un reportaje, el Diario Sport contaba hace ya varios años una historia que ayuda a entender lo que fue Gaby Milito en un club del nivel del Barcelona y en una época tan especial. Se iba a disputar la final del Mundial de Clubes contra Estudiantes de la Plata, el equipo estaba concentrado en el hotel y Guardiola los reunió en una sala el día anterior para una charla técnica. O eso creían todos. Porque al terminar, cedió la palabra al central argentino ante el asombro de todos sus compañeros. Este, con aires de liderazgo y con unas ganas infinitas de llevarse el título, motivó a todos y cada uno de sus compañeros mientras remarcaba los aspectos tácticos que acababa de explicar su entrenador. Por encima de todo, dejó clara una cosa. Los equipos argentinos nunca se rinden, ya que él mismo lo había sufrido lustros atrás. Al final, el Barcelona alzó el título pero no sin haber sufrido antes y luchar el partido hasta la prórroga.

El carácter de Gaby Milito le dio siempre una importancia vital en sus equipos; no solo en el aspecto futbolístico, sino en el humano

En cuanto a su trayectoria, comenzó en Independiente ganándose el calor y cariño de todos los aficionados, más tarde el Real Zaragoza se fijó en él para convertirlo en la pieza sobre la que poder construir los cimientos de un proyecto ambicioso. Aunque este traspaso no fue fácil. Se logró tras un plantón del Real Madrid al central, acto que quemó por dentro al argentino y provocó que tras ganar a los blancos en sendas ocasiones en la capital maña, su alegría fuera mayor que la de sus propios compañeros. Así lo contaba su propio hermano en varias entrevistas tras aquellas míticas victorias. En La Romareda formó pareja atrás junto a Piqué, mientras ejercía de profesor particular del catalán (posiblemente Gerard no habría llegado a ser lo que es hoy en día sin ese ‘corto’ periodo de tiempo junto a Milito en Zaragoza y posteriormente en Barcelona) y llegó a coincidir con su hermano Diego, quienes captaron la atención de todo aquel hincha con conocimientos mínimos del deporte rey. Su penúltima estación antes de volver al equipo que lleva grabado en su corazón fue Barcelona. Aunque el sabor agridulce tiñó toda la época del ‘Mariscal’ en el Camp Nou. Una lesión (de nuevo) en la rodilla le dejaría con molestias hasta el fin de su trayectoria en Independiente.

Bonus Track: Fernando Elizari

Quizás la sangre es lo que más presión le ha generado en su corta carrera. Ser primo hermano de dos futbolistas que han estado en la élite absoluta no es moco de pavo. Tiene 24 años y comenzó su carrera en Quilmes, puso rumbo a Independiente, volvió de nuevo al conjunto de sus inicios, viajó hasta San Lorenzo y finalmente aterrizó en las instalaciones del O`Higgins (Chile), en el cual está jugando hasta hoy en día. En varias ocasiones se le ha relacionado con el Real Zaragoza y unas declaraciones de su primo Diego (“si viene a Racing le acogeremos con los brazos abiertos”) hicieron saltar las alarmas, pero de momento, las carreras tanto de ‘El Principe’ como de ‘El Mariscal’ se le quedan a una altura que ni el mismísimo Peter Crouch sería capaz de divisar. No todo va en la sangre.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57

ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche