Histórico
12 febrero 2015El Enganche

Hiraç Yagan: triunfar, desaparecer y volver a triunfar

hirac

Por Irati Prat (@IratiPrat)

Etterbeek es uno de los diecinueve municipios que componen la región federal de Bruselas capital, una de las zonas más céntricas de Bélgica. Allí, por ejemplo, nació Marouane Fellaini. Pero no hablaremos de él, al menos no directamente, nuestro protagonista ha disfrutado de una carrera futbolística totalmente diferente pero que, sin embargo, coincidieron por un breve periodo de tiempo. Él nació dos años después que Fellaini, también en Etterbeek, y, mientras Fellaini ganaba su primera liga con el Standard Liége, Yagan lo veía todo desde la grada, acudiendo como invitado a los partidos que el Standard jugaba en el Maurice Dufrasne, ya que él formaba parte del equipo filial. Es Hiraç Yagan, el armenio que ganó una liga con el Standard Liége.

Todo comenzó en Etterbeek, como ya os podríais imaginar. Allí se encuentra el FC Etterbeek Armenia, uno de los dos clubes del municipio belga que participa en las categorías más modestas del fútbol belga pero que tiene una peculiaridad que lo eleva en popularidad: acoge en sus filas gran número de inmigrantes armenios que llegan a Bélgica en busca de una vida mejor, de ahí el sustantivo que completa al nombre del club. Allí, con tan solo seis inviernos, el joven Hiraç comenzó a jugar al fútbol pero en cuanto despuntó, que no sería a mucho tardar, cambió el modesto equipo de su barrio por el que entonces recibía el nombre de White Star Bruxelles y que tras muchos giros económicos llegó al actual RWS Bruxelles, que milita ahora en la Segunda División belga. Sin embargo, nuestro armenio no recorrería la montaña rusa que si tuvo que afrontar el club capitalino, ya que se bajó de trayecto dos años después de firmar y se marchó a un club aún mayor, el Lierse de la vecina provincia de Amberes. El futuro apuntaba a un posible debut en la máxima categoría del fútbol belga… Y así fue, aunque no en Lier. Fichó por el Standard Liége y aunque debutó y llegó a marcar para el equipo francófono su participación fue anecdótica en aquel histórico equipo que cosechó dos campeonatos de liga seguidos con jugadores como el ya mencionado Marouane Fellaini, Steven Defour, Eliaquim Mangala, Axel Witsel, Diumerci Mbokani…

El Etterbeek es un equipo muy modesto de recursos, pero reconocido en toda Bélgica: es el equipo de los inmigrantes armenios que salieron a buscar un trozo de pan mejor

Aquel verano, después de proclamarse campeón de la liga belga y de alzar también la supercopa, aunque fuera solo de forma visual y desde la grada, debutó con el equipo nacional armenio tras un periplo por la Sub21. El sueño de todo niño que comenzaba a jugar en el FC Etterbeek Armenia se veía cumplido en la persona de Hiraç Yagan: iba a vestir, a defender los colores de la selección armenia absoluta, iba a escuchar el himno en su propio país y aunque el debut no fue el soñado, cayeron 1-4 ante Moldavia, nunca olvidará aquel momento como uno de los mejores de su vida.

Para el entrenador del Standard Liége no contaba y la dirección deportiva, con Roland Duchâtelet a la cabeza, decidió mandarlo cedido al AFC Tubize, uno de los clubes satélite del Standard Liége. No se movería muy lejos de Lieja y podrían seguir sus progresos de cerca pues, al fin y al cabo, seguía siendo un joven que quizá podría hacer explotar su talento en cualquier momento: solo contaba con veintiún años. Pero no, allí apenas jugó y tras probar suerte en el RFC Charleroi, donde tampoco la encontró, se marchó en aventura al país de origen de sus padres, Armenia. Vestiría la camiseta del FC Gandzasar, con el que tampoco terminó la temporada. El Royal Union Saint Gilloise había descolgado el teléfono para llamar desde Bruselas hasta la lejana Kapan con el objetivo de convencer al internacional armenio de que retornara a Bélgica para jugar en aquel histórico club con el objetivo de devolverle los años de gloria de antaño.

yagan

 

Allí volvió a disfrutar del fútbol, a encontrar la estabilidad que creía haber perdido. La semiprofesionalidad de la tercera división belga le ensalzó como uno de los grandes jugadores de la categoría y el cartel que aún tenía por haber jugado en el Standard Liége y por haber sido internacional por una Armenia que empezó a cobrar importancia en los últimos años le llevaron a fichar por el Meyrin suizo, un equipo de la tercera división del país transalpino que lucha cada temporada por no descender a la cuarta categoría. Allí nuestro protagonista busca mantener las buenas sensaciones que recuperó en el Saint Gilloise, volver a relanzar una carrera a la que aún le quedan muchos años de buen fútbol, enorgullecer a sus compatriotas del FC Etterbeek Armenia. Esta es la historia de Hiraç Yagan, el armenio que ganó una liga con el Standard Liége.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57

 ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche