Histórico
5 enero 2015El Enganche

Luciano Vietto y el surgimiento del ‘Viettorreal’

ViettoPrinci

Por David de las Heras (@David_Heras)

El Villarreal es un equipo diferente. Ya por sí misma, la ciudad que da nombre al club (Villarreal) es pequeña, 50.000 habitantes, y depende en gran medida de Castellón, a tan solo 8 kilómetros. Sorprende y mucho que un equipo de una ciudad tan pequeña haya conseguido los hitos que ha logrado el Villarreal, subcampeón en la Liga 2007/2008, semifinalista en la Copa de la UEFA (ahora conocida como Europa League) en las temporadas 2003/2004 y 2010/2011 y semifinalista de Champions League 2005/2006. Y a saber hasta dónde hubiera llegado si Juan Román Riquelme hubiera anotado aquel penalti que erró en el minuto 89 ante el Arsenal en El Madrigal. Y que un equipo consiga todo esto en tan solo 14 años en la élite no es casualidad.

Desde sus años de despegue en la élite, con Pellegrini a la cabeza (2004), el Villarreal se ha ido haciendo equipo poco a poco a base de trabajo, esfuerzo y, sobre todo, una tremenda capacidad de acierto con los talentos a fichar. Los primeros años del equipo de Pellegrini más que en la generación de nuevos jugadores, se basaron en la regeneración: Riquelme, Forlán, Sonny Anderson, Luciano Figueroa o Juan Pablo Sorín eran jugadores que no habían conseguido destacar en el fútbol europeo tal y como lo hacían en sus respectivos países. El Villarreal se encargó de despertarlos y conseguir que se adaptaran. Y lo consiguieron, llegando incluso a colocar al Villarreal entre los grandes de España y del continente europeo.

Villarreal tiene menos población que algunos estadios de Primera; sirva la comparación como metáfora para comprender el hito que supone un equipo así en la élite

Esta etapa tan fructífera para el Villarreal pasó, estas estrellas volaron en busca de nuevos retos y la filosofía del Villarreal fue evolucionando paulatinamente. Ya no buscaban jugadores inadaptados a Europa, ahora querían adaptarlos ellos y apoyados en un gran equipo de scouting y de ojeadores (mucho del dinero obtenido por la venta de estos jugadores fue reinvertido en ello), se encargaron de explorar el continente americano y traer jugadores que pudieran desarrollarse en el Villarreal y despuntar en la élite. En esa etapa nos encontramos a jugadores que los más románticos del fútbol añorarán, Matías Fernández, Guille Franco, Diego Godín, Antonio Valencia, Gonzalo Rodríguez, Jozy Altidore, Nilmar o Jefferson Montero fueron algunos de los nombres que esos ojeadores trajeron al submarino amarillo y con los que no les fue nada mal, aunque sin conseguir acercarse a los éxitos de la anterior etapa.

Tras el adiós de Pellegrini y un año de penitencia en Liga Adelante, el Villarreal, de la mano de Marcelino García Toral, volvió a la Liga BBVA, con un equipo cambiado y basado en jugadores del filial (que también estuvo en Liga Adelante varias temporadas) como Manu Trigueros, Moi Gomez o Mateo Musacchio y jugadores con mayor experiencia en el fútbol profesional como Gio Dos Santos, Bruno Soriano o Ikechuwku Uche, ese equipo consiguió clasificarse para Europa League. Pero todos echábamos de falta esa apuesta americana, ese jugador joven que estaba empezando a despuntar al otro lado del continente y que todos los amantes del fútbol europeo estábamos deseando ver aquí, ese nombre en verano de 2014 tuvo nombre y apellidos, Luciano Vietto.

viettoRacing

Luciano Vietto jugaba de niño en el Estudiantes de la Plata argentino, equipo que le dejó libre y él decidió probar suerte en Racing Club de Avellaneda. En Racing desde su debut tiró la puerta abajo. Debutó con el Cholo Simeone a finales de 2011, dejando huella de la calidad que tenía, pero no fue hasta 2012 donde maravilló anotando un hat trick a San Martín de San Juan en su primer equipo como titular con Racing con tan solo 19 años. Poco a poco se consolidó en la titularidad del cuadro argentino, acompañando las siguientes temporadas de buenas actuaciones y goles. Muchos medios hablaban del salto a Europa, el jugador tenía muchas novias, se hablaba que Valencia, Atlético de Madrid y Manchester City preguntaron por él, pero su última temporada en Racing Club fue bastante pobre, tan solo anotó 2 goles en 18 partidos, Vietto seguiría la estela de sus compañeros Rodrigo de Paul y Bruno Zucculini y se marcharía al Villarreal, a cambio de 5 millones y medio de euros.

En el Villarreal le costó convencer a Marcelino de que podría ser el 9 titular del equipo, de hecho esta temporada tan solo ha jugado titular 9 de los 16 partidos del Villarreal en Liga BBVA. Pero sus 8 goles en Liga BBVA: dos goles ante el Rayo Vallecano, uno ante el Córdoba, otro ante el Sevilla, un importantísimo gol ante el Atlético de Madrid que valió por una victoria y un doblete ante el Deportivo de la Coruña, hicieron que Vietto no solo se ganase un puesto fijo en el XI de Marcelino, sino que empezó a dar prueba de su potencial con tan solo 21 años. Su asociación con Denis Cheryshev y Gio Dos Santos es total y la efectividad de ese tridente ofensivo ha convertido Luciano Vietto en una de las estrellas de la Liga BBVA. El próximo verano, las antiguas novias volverán a suspirar por él.

Vietto es un nueve vestido de diez y viceversa, un segundo punta móvil, creativo… Y con gol, mucho gol

Habrá que seguir de cerca a Vietto y al Villarreal, un jugador muy interesante, los 7 goles que ha anotado esta temporada en Liga BBVA han sido todos desde dentro del área remarcando su facilidad de cara a gol y que ha sabido aparecer cuando su equipo lo ha necesitado. Está siendo un hombre clave a la hora de sumar puntos y si sigue así asumirá aun más ese rol de delantero goleador que tanto acompañó al Villarreal con Sonny Anderson, Diego Forlán, Nilmar o Guiuseppe Rossi, precisamente en Villarreal recuerda mucho al italiano, un jugador rápido, goleador, decisivo, con un gran recorrido y con la sangre fría para definir de cara a puerta, un jugador que ha servido para que Villarreal vuelva a soñar con volver a tratar de tú a tú a los grandes de la Liga, como ya hizo ante el Atlético hace unas semanas. Un equipo comandado por un argentino de 21 años que se postula gol tras gol y actuación tras actuación como líder del equipo, que da lugar a una nueva etapa del equipo con él de estrella, el Viettorreal.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57 – ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche