Histórico
23 enero 2015Francisco Ortí

Silvia Meseguer, soñadora a dos bandas

silviaMeseguer

Por Fran Moreno (@FranMoreno92)

“Es un orgullo tremendo que mi pueblo quiera poner mi nombre en el polideportivo”, confiesa Silvia Meseguer tras conocer que Híjar, su municipio de toda la vida, anclado al pie del Sistema Ibérico y que no llega a los 2.000 habitantes, vaya a darle su nombre a las instalaciones deportivas. Silvia, la niña que empezó en el patio del colegio a pasarse la pelota y darle contra la pared, es la deportista que pasea Híjar por cada rincón del fútbol femenino. Es el mejor regalo de Navidad que esta turolense ha recibido y le premia su enorme compromiso y pasión que le une al fútbol y el deporte.

Con solo 24 años, Silvia vive en plena efervescencia deportiva. Tras su paso por Barcelona, donde jugó en el Espanyol, el Atlético de Madrid decidió ficharla la pasada campaña. “Necesitaba este cambio, aunque pensé que no podría vivir sin la playa de Barcelona”. A pesar de no estar a pie de playa no se arrepiente de su decisión y se queda con la capital. “Me gusta más el ambiente que hay. El centro de la ciudad me encanta”, señala la centrocampista aragonesa, que vive un momento muy dulce en el conjunto rojiblanco.

Un pueblo pequeño, un sueño por hacer, una profesión por ejercer… El fútbol femenino está repleto de historias de soñadoras que lo consiguen, como Silvia Meseguer

No todo fue tan fácil en Madrid. Su prometedora llegada al club colchonero coincidió con una dura lesión de ligamentos cruzados. “Llegó en el peor momento. Me acaba de instalar en una nueva ciudad, un nuevo equipo y fue un palo duro”. A pesar de ello, no odia esa época y habla positivamente de su recuperación. “Es muy monótona porque todos los días son similares ejercicios y estás sola, pero te hace luchar más y mejor para volver a estar pronto con el equipo y hacer lo que más me gusta: jugar y practicar deporte”. El deporte es una de sus dos pasiones. Silvia juega al fútbol pero le encanta el gimnasio, ama salir en bici y disfruta nadando. Una deportista que siente enorme pasión por estar compitiendo y realizando todo tipo de ejercicio físico.

Además del deporte y el fútbol, la otra pasión es la medicina. “Con tanto cambio no sé ni en el curso que estoy”, señala sonriendo la aragonesa. El cambio de Barcelona a Madrid le ha costado perder un año de carrera por las convalidaciones de asignaturas. “Es una sensación de impotencia porque no puedes hacer nada”. A pesar de esta circunstancia, le encanta y está a solo año y medio de acabar su otro sueño, el académico. Aunque si tiene que quedarse entre fútbol y medicina, en estos momentos lo tiene muy claro: el fútbol.

atleticoF

Al igual que Vero Boquete, coincide con el machismo de este país con el deporte femenino. “No se nos reconoce como al deporte masculino. Competimos en mundos muy diferentes”, indica Silvia que no ve tan fácil las declaraciones de la pasada semana de Jaume Roures, presidente de Mediapro, que indicaba que en cinco o diez años el fútbol femenino español tendría el impacto de la liga estadounidense. La aragonesa ve muy difícil ese hecho porque los medios de comunicación aún no apuestan tanto como para llegar a esa relevancia mediática.

El Mundial y los JJOO son el próximo reto de la aragonesa. Es una fija de la lista de Ignacio Quereda y quiere disfrutar de Canadá. Recuerda el mensaje de la capitana Vero Boquete tras conocerse el sorteo: “Podemos ser primeras de grupo”. Una bonita experiencia que permite el billete para Río 2016 si quedan entre las cuatro primeras europeas. Silvia promete que si se clasifican se tatuará. “Si llegamos a Río me tatúo aunque no lo tengo pensado el que me haría” señala entre risas la centrocampista aragonesa.

‘Cuando uno se presta a los sueños, lo mejor es no parar’ podría ser el lema de Silvia y la selección española de fútbol

Siempre muy independiente, no le importa vivir lejos de casa. “Mis padres vienen cada mes a verme o voy yo. Me gusta vivir sola”, relata Silvia, que al igual que las jugadoras de balonmano, se siente otra guerrera más. “Nuestro lema es #SoñarEnGrande, pero también somos unas guerreras, porque con todos las carencias a nivel de recursos que tenemos, estamos consiguiendo unos éxitos incuestionables”, señala otra soñadora más, una de las que en Suecia dejó otro lema para que se les recuerde. Silvia o la soñadora que ama el deporte y la medicina.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche