Histórico
16 diciembre 2014El Enganche

Racing de Avellaneda campeón: primero, un equipo

racincampeon


Por Andrea C. Orts (@Andre2Orts)

“Prefiero perder con Independiente y pelear el campeonato”. Estas fueron las palabras de Diego Cocca en conferencia de prensa tras la derrota en el clásico de Avellaneda. En la vuelta al Cilindro le esperaba un recibimiento plagado de banderas con mensajes como “prefiero que te vayas a tener que pelear el torneo” o “Cocca, los clásicos se ganan”.  Los primeros meses fueron complicados para el técnico argentino.

La llegada de Diego Cocca a Racing venía respaldada por una inmensa campaña en Defensa y Justicia. Había conseguido el primer ascenso en toda la historia de la institución haciendo jugar bien a un equipo de desconocidos, con un fútbol vistoso y atractivo para disfrute del hincha y el espectador neutro. La propuesta que pregonaba dista bastante del estilo que finalmente absorbió la plantilla académica y le hizo salir campeón. En la B Nacional, el principal objetivo del entrenador era jugar bien y luego ascender, primaba la idea de ser protagonistas y salir a atacar con la intención de dominar los partidos a través del balón. En los inicios de Cocca en Racing buscó trasladar el modelo de Defensa y Justicia a su nuevo equipo. Obviamente, el tiempo le obligó a cambiar de rumbo y buscar otra idea que encajara con el perfil del que hoy es el campeón del fútbol argentino. Y así fue.

La baza principal de Diego Cocca y su Racing fue adaptar el estilo a las fortalezas de la plantilla: así surgió un Racing aguerrido, llegador, sólido y eminentemente colectivo; o sea, un equipo

El éxito de Cocca reside en anteponer el nosotros al yo, el mérito es saber adaptarse a una plantilla con características concretas y alejarse de un tipo de juego que no mezclaba con las virtudes de sus futbolistas, es decir, potenciar al máximo esas capacidades y construir un equipo a partir de la solidez defensiva que tanto había sufrido con Merlo, juntar a un doble cinco depredador sobre el terreno de juego, pero a la vez –como es el caso de Videla- que tuviera buen pie para distribuir y llegar con peligro al área rival. Arriba la pausa y jerarquía de Milito y el instinto goleador de Gustavo Bou.

La columna vertebral del Racing campeón:

  • En la portería, Saja clausuró el arco y junto a Milito ejerció de líder tanto dentro como fuera de la cancha. El rombo que formaron atrás con Lollo, Cabral y Videla se hizo inexpugnable para los rivales y en las últimas nueve fechas encajaron un solo gol.
  • El motor de la Acadé fue Videla, el “Mascherano” (como le bautizó Cocca) del equipo, la dupla que formaron con Aued alternaba la presión al rival, dos caudillos que se hincharon a recuperar balones en el medio e intentaban abastecer de pelotas a los delanteros. El perfil de mediocentro del que dispones marca en mayor medida la forma en la que jugará tú equipo, así que éste es otro acierto del técnico, que supo leer los puntos fuertes de su doble ‘5’.
  • La pausa de Diego Milito, importante con el balón y sin él, haciendo prácticamente de enganche, pivoteando, bajando todas las pelotas que caían del cielo y jugando de primeras. Un distinto, de esos que les sobra tiempo en el área y fuera de ella. El líder de Racing, el Príncipe que estuvo en el campeonato de 2001 y que volvió para vivir esto.

Trece años ha tardado la Acadé en volver a dar la vuelta al Cilindro y brindar un título a esa maravillosa y sufrida hinchada que forma la Guardia Imperial. Un equipo con convicción, actitud y compromiso gritó de nuevo. Y ya son 17 campeonatos en el fútbol argentino. Un gigante dormido que el año que viene tendrá otro frente por conquistar: la más que atractiva Libertadores. Recuerden: decir pasión es decir Racing.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57

 – ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche