Histórico
6 diciembre 2014El Enganche

Previa final MLS: LA Galaxy – NE Revolution

FinalMLS

Por Sergio Gutiérrez (@SergioGut)

Domingo 7 de diciembre de 2014. (21h España) La cita es algo más que un título de liga en juego. Una final que servirá para poner fin a la carrera del mejor jugador y más conocido de la historia reciente de los Estados Unidos: Landon Donovan. El objetivo de llevar a su equipo a un nuevo título de MLS antes de salir de los terrenos de juego está más vivo que nunca gracias a que el LA Galaxy supo jugar con sus nervios en el partido de vuelta de la final del Oeste, tras la remontada de Seattle en el primer tiempo. Supieron no diluirse del todo y con un gol de Juninho, otra vez el brasileño siendo clave como en los títulos de liga de 2011 y 2012, eliminaron a los grandes favoritos, unos Seattle Sounders que han sido mejores durante todo el año pero que no han podido frenar el ímpetu y la ilusión de un equipo que crece semana a semana.

Bruce Arena, técnico del equipo, no tiene la profundidad de plantilla que poseía en temporadas anteriores, pero tiene un once inicial muy sólido y con gol, no en vano es el equipo más goleador de la presente temporada. El triunvirato ofensivo formado por Landon Donovan, Robbie Keane y Gyasi Zardes se ha mostrado imparable haciendo soñar a los suyos con un tercer título de MLS en las cuatro últimas temporadas.

El hecho de que Donovan se retire sí o sí tras la final supone un hecho tan relevante como la propia final, la marcha de un hijo pródigo, un mito viviente

Y es que este LA Galaxy es el mejor equipo de la última década. Con Landon Donovan por bandera, y desde que Bruce Arena se hiciera cargo del equipo, la obligación impuesta desde los propietarios de lograr una dinastía se ha cumplido. Los tiempos de Beckham, las finales ante Houston y este último capítulo del renacer, tras una temporada 2013 decepcionante, el intento de volver a la cima seria la culminación de un proyecto al que aspiran los millones de dólares invertidos desde la gran manzana con NYRB o el futuro NY City. Nadie lo ha hecho mejor que el LA Galaxy y no es casualidad una nueva presencia en una final.

El mañana será sin Landon Donovan. Las dudas surgirán, seguro, pero actualmente el equipo tiene más pilares que los del mito estadounidense. Jugadores con un interés internacional indiscutible como Omar Gonzalez y la proyección del joven delantero Gyasi Zardes, que ha pasado de golear en todos los campos de california en categorías juveniles, a marcar diferencias en MLS con tan solo 22 años. Landon Donovan anunciaba su retirada del fútbol con solo 32 años tras no ser convocado por Klinsmann para el Mundial de Brasil, pero en su mensaje de despedida tenía una última misión y el domingo la puede culminar, si sale victorioso será un broche inmejorable para su carrera, además de hacer del LA Galaxy el equipo con más MLS en su historia.

Enfrente estará New England Revolution, que vuelve a una final de MLS después de siete temporadas. Será su quinta presencia en la pelea por el título de MLS e intentara romper esa leyenda negra de la primera década de los años 2000 donde un equipo legendario no pudo culminar ningún año con un título de MLS al perder sus cuatro finales, tres de ellas de forma consecutiva. Parte de aquella plantilla era Jay Heaps, ahora técnico del equipo, que intentará convencer a los suyos de que el campeonato puede viajar de vuelta con ellos hasta Foxborough.

New England no pierde desde el 3 de agosto y lega con una inercia que ha fortalecido indudablemente el incombustible Jermaine Jones

La totalidad de los análisis previos a la final, incluso en los Play Off, hablaban de un equipo diferente desde la llegada de Jermaine Jones. Está claro que el “factor JJ” ha servido de revulsivo en el vestuario y en el campo, pero estos Revs se ha cimentado desde hace tres años a fuego lento, con una idea clara con base en la posesión de balón, la ilusión de la juventud de muchos de sus chicos y conseguir que todos los jugadores de la plantilla conformen una familia que han celebrado las victorias y se han hecho más fuertes en las derrotas.

Precisamente fue en pleno verano cuando una crisis de resultados fue clave. Los Revs, esta misma temporada, perdieron nueve partidos de forma consecutiva al comienzo de junio. En el momento clave de las temporadas de todos los equipos, tanto Jay Heaps como la plantilla, no cometieron el error de saltarse su propia filosofía buscando soluciones en forma de fichajes, cambios en las alineaciones o medidas aún más drásticas. La confianza entre plantilla y entrenador les hizo crecer en la derrota y, una vez cortados los malos resultados, el equipo se regenero y salió tan fuerte que rompieron las expectativas creadas a comienzos de temporada.

Desde el 3 de agosto, New England no pierde un solo partido, la suerte al ganar los derechos de Jermaine Jones a Chicago en un sorteo “puro” fue la última pieza de un equipo que contaba con la seguridad defensiva de Gonçalves, el orden de Caldwell, la improvisación del dúo Fagundez y Rowe y la maestría de Lee Nguyen, quien en este 2014 ha alcanzado un nivel de jugador top, siendo posiblemente el jugador más determinante de la MLS. Incluso ha reunido en las últimas semanas ojeadores de varios equipos de la Premier League impresionados por su capacidad en el uno para uno, su control y visión de juego… Un auténtico enganche liberado en el sistema defensivo, de los jugadores que siempre esperas que suceda algo bueno cuando tiene un balón en los pies.disputaMLS

En esta mezcla de talento y carácter tan solo faltaba que los jugadores más ofensivos diesen la talla. Durante la temporada regular no se había echado en falta la capacidad de tener un 9 goleador. De los 51 goles marcados, solo 13 de ellos los sumaban Charlie Davis, Teal Bunbury y el novato Patrick Mullins, referentes ofensivos del equipo. Esto ha cambiado en los Play Off, ya que, tanto Bunbury y como sobretodo un renacido Charlie Davis, han encontrado su mejor momento de forma compaginándose entre ambos para marcar seis tantos y dejar fuera de la pelea por el título a Columbus Crew y en última instancia a New York Red Bulls.

El precedente entre ambos equipos esta temporada fue una victoria contundente de LA Galaxy, en su estadio, por 5-1 en un partido en el que los Revs jugaron más de 60 minutos con un hombre menos por expulsión de AJ Soares. Cabe destacar que será la tercera final entre ambos equipos en la historia de la liga. En ambas ocasiones el título fue a parar para el equipo angelino, el primero de ellos en 2002 en el estadio de los Revs con un gol en la prórroga de Carlos Ruiz. En su segundo duelo entre ambos finalistas fue hace 9 años y se disputo en Dallas, donde el Galaxy se imponía de nuevo en la prorroga con un solitario gol de Guillermo Ramirez. La suerte, como dirían los romanos, está echada.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57

 – ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche