Histórico
22 diciembre 2014El Enganche

Bin Laden y el Arsenal, una relación imposible

Bin-Laden

Por Luis Vallejo (@LVallejoColom)

Año 2001. Una tragedia que marcaría un antes y un después en la historia de Estados Unidos acababa de tener lugar en Nueva York. Tras duras e intensas investigaciones la responsabilidad de aquel acto terrorista se le atribuyó a Al-Qaeda, un grupo dirigido por un tal Bin Laden. Un personaje poco popular entre la sociedad hasta aquel instante en el que se comenzó a investigar a fondo su vida. Meses después de aquel fatídico 11 de septiembre, el escritor británico Adam Robinson publicaba la biografía de Osama (Tras la mascara del terror”), en la cual, además de dar datos personales, hablar sobre su familia y cómo vivió su adolescencia, comenta unos hechos totalmente desconocidos para la mayoría de la sociedad que se ve atraída por el fútbol: su gran afición por el Arsenal.

Tal era su aprecio por el club londinense que acudió a varios encuentros importantes sentado en Clock End, una zona situada bajo el mítico reloj de Higbury, como el 1-0 del Arsenal al Torino o el 1-0 al PSG. Vuelta de cuartos y semis respectivamente de la Recopa 93-94. Además, se llegó a afirmar que terminó viajando hasta Copenhague para ver la final de aquel torneo ante el Parma y la posterior victoria por 1-0 de los ingleses con un gol de Alan Smith que evitó el triplete italiano en Europa, pues el Inter se había proclamado campeón de la Copa de la UEFA (temporada en la que Moratti llegó al club) y el Milan se coronó como el mejor en la Champions League con Fabio Capello al mando.

Aunque en tiempos remotos, Bin Laden acudió incluso a Highbury a ver a su equipo favorito de fútbol

En aquella época, en los aledaños del estadio gunner, un nombre concreto ocupaba el argumento de la mayoría de conversaciones entre fans, Ian Wright. Un inglés de 1,75 con una facilidad inmensa para meter el esférico en la portería. Uno de esos futbolistas que marcó una época en el Arsenal junto a Thierry Henry, Tony Adams, Dennis Bergkamp o Herbert Chapman, entre otros. Según explica Adam, Osama Bin Laden terminó dejándose seducir por el delantero hasta el punto que en la tienda oficial del club le compró a su hijo una camiseta del crack británico.

Por supuesto, la publicación de este libro trajo una larga polémica consigo. Hasta que una sección joven de los aficionados que acudían regularmente al estadio se atrevió a entonar varias canciones como “¡Osama, oh, oh! ¡He comes from Taliban, he is an Arsenal fan” o “Osama, woah-woah, Osama, woah-waoh, he’s hiding in Kabul, he loves the Arsenul“. Estos hechos obligaron al Arsenal a salir a transmitir públicamente su rechazo hacia Osama Bin Laden y declararlo como persona ‘non grata’. Un punto final en una relación de la cual tan solo una parte había sido consciente.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57

 – ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche