Histórico
28 noviembre 2014El Enganche

Finales de Conferencia MLS: En busca de la gloria

hentyjones

Por Sergio Gutiérrez (@SergioGut)

Conferencia Este // New England Revolution – New York Red Bulls: NE Revolution es, probablemente, el equipo con menos “prensa” y conocimiento de los cuatro que llegan a las finales de conferencia…. Pero probablemente el más peligroso de todos. Eficaz defensivamente, duro y talentoso en el mediocampo y con una chispa ofensiva que ha visto cómo sus delanteros, poco dados a priori al olfato goleador, han empezado a marcar diferencias justo en el momento ideal. Los Revs han vuelto después de una larga travesía en el desierto al lugar que se merecen, después cuatro finales de MLS perdidas en lo que va de siglo XXI. Jay Heaps se hizo cargo de un equipo hace tres años. Apostó por la juventud, que, en caso de fracaso, siempre es una buena excusa. Y les otorgó con acierto la etiqueta de equipo ye-ye (o yo-yo), capaz de lo mejor y lo peor. Tras dos años evolucionando un sistema de juego de control de balón y mucha velocidad, se presentan a estas alturas de la temporada con credenciales suficientes para optar al título.

Las claves de este New England son sencillas. Seriedad defensiva con una de las parejas de centrales más seguras de la liga: Gonçalves-Soares. La llegada del ilustre Jermaine Jones para fortalecer el mediocampo y dotarle de experiencia para liberar aún más a Kelyn Rowe, Diego Fagundez y sobretodo Lee Nguyen. Y que estos saquen a relucir todo su potencial. Nguyen es la estrella del equipo y su aportación es básica. En 2014, sus números se han disparado con 18 goles y 5 asistencias y para los expertos en lo que va ajeno a la estadística es el mejor jugador del año en la liga. Si Charlie Davis o Teal Bunbury continúan encontrando portería, esta vez los Revs pueden vengar deportivamente a uno de los equipos más recordados de la historia de la MLS con el gran Taylor Twellman como máximo representante.

New England Revolution es el equipo a seguir, el más desconocido, pero más peligroso. Enfrente, un diablo vertical como Wright-Phillips y la todavía inagotada magia de Thierry Henry

New York Red Bulls llega de menos a más pero con la irregularidad clásica de toda su vida. Tras una temporada regular decepcionante donde los fichajes apenas aportaron grandes cosas al equipo, el equipo newyorkino parece haber encontrado en las últimas semanas la línea e idea que les hace ser un equipo más equilibrado y fiable en todas sus líneas. Gran parte de este éxito tiene como referencia a Wright-Phillips. El delantero inglés ha batido todos los registros. Esta temporada suma 30 goles y ha sido decisivo en las dos últimas eliminatorias de Play Off, derrotando en primer lugar al actual campeón Sporting Kansas City y en las semifinales a DC United, el mejor equipo de la Conferencia Este en la temporada regular. El inglés ha sido imparable para las defensas de la liga aprovechándose en gran parte de un Thierry Henry que se encuentra en un gran momento de forma. Más por inspiración e inercia que por la propia forma, claro.

El francés es la fantasía y toque de calidad que le falta a un equipo que no destaca sobremanera en ninguna parcela. Pero cuando Henry recibe el balón en los últimos 20 metros del campo rival cualquier cosa puede pasar. Atrás han quedado los rumores de la marcha del francés al término de la temporada, el dudoso compromiso de un Tim Cahill muy lejos del nivel mostrado la pasada temporada o los continuos cambios en la línea defensiva, donde Mike Petke no ha sabido dar solidez en busca de la regularidad. Todo ello parece haber pasado a mejor vida, al menos hasta el término de la temporada, para lograr un objetivo común: ganar. El dinero, las estrellas y el reclamo social parecen cambiar de acera en 2015 (al City, para ser exactos), así que la bala de los Red Bulls es algo más que un título.

  

Conferencia Oeste // Seattle Sounders – LA Galaxy: Los dos mejores equipos del 2014. Una final de las que se dicen anticipada que volverá a medir el potencial de los dos equipos con más glamour e inversión económica de la liga, si obviamos el desastre ocurrido en Toronto esta temporada. Seattle es el rival a batir. Llega hasta aquí con una temporada limpia y dos títulos a sus espaldas. Ganador de la US Open Cup y el trofeo de Supporter Shields al mejor equipo de la temporada regular, tiene en su mano conseguir un triplete histórico nunca visto en la liga estadounidense. Precisamente este último, fue una pelea mano a mano ante el rival que tiene en esta final de conferencia, LA Galaxy.

El calendario deparó un doble enfrentamiento en los dos últimos partidos de la temporada estando ambos equipos igualados en la tabla. El equipo dirigido por Sigi Schmid rompió al final con esa “maldición” que les impedía conseguir grandes triunfos en la MLS y un doblete de Marco Pappa conseguía inclinar la balanza hacia el verde esmeralda de Seattle. Pero ahora llega la hora de la verdad. Los Play Off es una historia diferente y los Sounders lo han sufrido en sus 6 años de historia. Siempre decepcionando, con mejores y peores equipos, nunca han dado la talla en este tipo de enfrentamientos. La pasada temporada fue su punto culminante en términos de fracaso: tras el determinante (a priori) fichaje de Clint Dempsey, fue vapuleado y humillado por su rival directo, a la sazón vecino, Portland Timbers.

Seattle-Galaxy es la final anticipada: los primeros por lo que son y vienen siendo; los segundos, por lo que pueden ser y porque tienen ventaja, el mito Landon Donovan

Pero la química, esa palabra que tanto ha discutido y trabajado Schmid, ha dado sus frutos tras una fuerte estructuración de plantilla al comienzo de año. Ha sacado máximo partido a los fichajes de menos nombre para que las grandes estrellas como Clint Dempsey u Obafemi Martins completen un dúo auténticamente letal arriba. A estos hay que unir el gran momento de forma del guatemalteco Marco Pappa. Para la dura batalla que se presenta, los dos grandes jefes del vestuario y campo, Osvaldo Alonso y Brad Evans, tendrán un papel determinante para dar estabilidad a un conjunto que está cerca de hacer historia en la MLS.

Pero LA Galaxy, aunque sea un tópico, no lo pondrá fácil. Los californianos vienen desde atrás con solo tres partidos perdidos desde agosto, mes clave para descubrir a esos equipos que apuntan a grandes cosas en la liga. A un equipo lleno de gran talento, hay que añadir un punto de emotividad, de corazón. Landon Donovan está ante sus últimos días como jugador profesional y el mejor broche para su carrera puede estar por llegar. Desde entonces, Landon ha puesto todos sus esfuerzos en hacer del Galaxy el equipo más laureado de la historia de MLS, con un quinto título que supere la igualdad actual con DC United. Donovan ha participado de forma directa en dos de ellos y, si nos atenemos a la semifinal que el equipo disputó ante Real Salt Lake, un hattrick + 2 asistencias, tenemos claro que el mítico jugador estadounidense puede y debe marcar diferencias en la eliminatoria.

Pero el Galaxy es más. Desde la defensa con un gran Jaime Penedo bajo palos y el cotizado Omar Gonzalez marcando la línea, hasta su parcela ofensiva con un cuarteto letal formado por el propio Donovan, Robbie Keane, el sueco Stefan Ishizaki o el jovencísimo Gyasi Zardes (16 goles). Entre los cuatro han logrado 54 goles esta temporada, potencial ofensivo más que de sobra para que el equipo de Bruce Arena, además de imprevisible, pueda ser letal. Solo tiene que demostrarlo.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57 – ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche