Histórico
10 julio 2014El Enganche

¿Qué apostar al Argentina-Alemania?

La identidad es aquello que representa la personalidad, los valores y las premisas, pero sobre todo, es aquello sobre lo que basar la confianza. Porque Argentina tiene raza e historia, porque Brasil tiene lo segundo, mucha intensidad añadida y un día muy pasado aportada talento único y porque Holanda, siempre superando obstáculos, tenía una idea muy clara de cómo podía llegar lejos en base a su velocidad ofensiva. Y todos entendieron que, con esas armas, iban a buscar la finalísima del Mundial. De todas las semifinalistas, la única que verdaderamente se sabía capaz y no pensó en el rival sino en sí misma, fue Alemania. Y todo por la confianza. La confianza en su aptitud, su experiencia y su idea de juego. Porque valores tienen todos, pero ninguno lo abanderó y creyó tanto en ellos como los de Joachim Low. Una generación que, de no haber sido por la intocable España de los últimos tiempos, habría ganado probablemente varios títulos europeos-mundiales en los últimos años (Euro 2008 cae en la final con España – Mundial 2010 cae en semifinales contra España). Ahora, lo tiene de cara… si Messi no interfiere.

Porque Alemania tiene una amalgama de futbolistas preparados desde hace una década para cambiar el estilo de juego tradicional de su país, sin perder la esencia más práctica. Ha encontrado su proyecto una mezcla ideal entre asociación-talento-técnica, sin perder la disciplina y fuerza física de antaño. Y se ha visto respaldada no solo por su vistosidad en momentos concretos (siendo realistas, la versión de 2010 fue más atractiva que esta), sino por un impulso llamado Bayern de Munich. Sí, al igual que los mejores años de la selección española llegaron fruto de una perfecta idea y una perfecta generación para adiestrarla como la del Barcelona, a esta Alemania le ocurre lo mismo con el actual capeón de la Bundesliga. El Bayern aporta siete internacionales (mínimo seis siempre titulares en cada partido), lo que asegura un equilibrio gestado en el club más creciente y potente de los últimos años en Europa. Un momento dulce en Baviera que, con algunos añadidos diferenciales (Ozil-Khedira) y otros añadidos sentimentales-expertos (Klose), convierten a Alemania en la selección más potente pase lo que pase en la final del domingo.

Y en esa diversidad de elogios merecidos para los teutones, aparece una amenaza. Constante aunque irregular. Letal aunque fría. Messi ha dejado destellos, ha dejado goles y ha dejado calidad contrastada, pero no ha sido todavía ese dios que, mano a mano con Maradona del 86, pudiera arrebatarle protagonismo por su capacidad diferencial para resolver en momentos tensos. Sí marcó en el debut. Sí marcó un tanto clave ante Irán en el último segundo. Sí se apuntó un ‘doblete’ ante Irán. Pero desde que el cuadro se estrecha y la necesidad de su país en encontrar a su estrella se han multiplicado, el 10 se ha apagado. Y, sin embargo, está en su final. Porque si existe una forma de poder acabar con el reinado ‘maradoniano’ sobre la historia del fútbol, es la que tendrá en esta final. Porque si existe una forma de que su nombre supere a la estrella interminable de su país, es la que tendrá en esta final. Y porque si existe una forma de terminar con cualquier debate sobre su aureola en momentos clave, es la que tendrá en esta final. Y Alemania sabe que a lo único que no se puede sobreponer y a lo único que no se puede superar, es a un Messi activo y acertado.

Por todo ello, el domingo nos deja unas cuotas espectaculares para las apuestas on line en Interwetten. Valorando nuestra opinión, confiar en la victoria de Alemania es una gran opción (cuota 2.10). Si pensamos que sí será la noche de la revancha Argentina (cuota 3.55). Avanzando más detalles, si la cita fuera la reivindicación de Messi como mejor jugador de la historia o que Klose seguirá aumentando su récord como máximo anotador en citas mundialistas, esperamos goles (cuota 3.75 a tres goles). Si nos basamos en cómo se han definido muchos partidos y en el nivel de los porteros, no podemos dejar de mirar la opción de un desenlace en prórroga o penaltis (cuota espectacular de 6.5). Infinidad de posibilidades, infinidad de cuota e infinidad de alternativas para que la final del Mundial sea también nuestra final.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche