Histórico
9 julio 2014Andrés Cabrera Quintero

Argentina: La pasión que les mueve

Por Andrés Cabrera (@Andres_inter)

No es un día más. No puede ser un día más. Hace 24 años que el sol no brillaba tanto, que la velada de la noche previa no era tan cardíaca. Muchos de los que ahora viven el fútbol con la pasión heredada de sus viejos, no vivieron jamás un día así, solo lo conocen por habladurías. Otros, en cambio, ya no están, alentarán desde otro lugar, los pibes lo harán desde aquí, gritarán más fuerte por aquellos que les dieron el regalo del fútbol. Han pasado muchos años de penurias, de desconsuelos, de lamentos, mas los grandes nunca mueren. Pese a los golpes recibidos, es imposible derribarlos, siguen manteniéndose erguidos. Hoy el escenario será el Arena de São Paulo, entonces fue el San Paolo de Nápoles. San Pablo está de su lado. Muchas cosas han cambiado, pero una continúa inamovible, la pasión por la albiceleste. Argentina no entiende el fútbol sin esa devoción, sin ese sentimiento. No son once futbolistas, son 40 millones de voces gritando por Argentina. Hoy es su día.

Desde Jujuy hasta Tierra de Fuego, desde San Juan hasta la Plata, la pasión se desbocará durante dos horas, quizás más, con posible orgasmo futbolístico final. A las cinco de la tarde, horario argentino, comenzará a latir un país entero, tal será el movimiento de tierra, que no es de extrañar que lo noten los jugadores desde la cancha, aunque ya tendrán su propio movimiento de tierra con los afortunados que en el campo se encuentren. Una hinchada que empezó animando en Maracaná ante Bosnia y que quiere acabar el ciclo en el mismo lugar, con la misma pasión. La de autos que atravesaron fronteras para ver a la selección jugar y no solo eso, ganar. Argentina es la única selección que ha ganado todo lo jugado, necesitando solo el tiempo suplementario ante Suiza en octavos. Las personas que fueron recorriendo Brasil con sus máquinas no les importaba no tener plata, podían dormir en el mismo coche, en las playas o donde fuera, pero la albiceleste estaba por encima de todo. Ahora es el momento de gritar más fuerte.

Argentina fans

Los afortunados que vieron a Argentina en semifinales en el Mundial de Italia, jamás podrán olvidar un hecho así. San Paolo vestida con sus mejores galas, Maradona tratando de poner a la población sureña del lado argentino. Argentina-Italia, con el eterno conflicto norte-sur de trasfondo. Las muestras de apoyo a Maradona se compaginaban con los cánticos a favor de la Nazionale. Los napolitanos querían al astro, pero se sentían italianos. Finalmente, Argentina pasó a la gran final con mucho sufrimiento. Ganaron a los anfitriones en su propia casa en los penaltis. Era la tercera semifinal que jugaba Argentina y la tercera que ganaba, ya que recordemos que en 1978 no había semifinales. Era un hecho histórico, aunque el conflicto de las semifinales, posicionó a la mayoría del pueblo italiano del lado alemán de cara a la final. Para la historia quedará el famoso: “Hijos de puta, hijos de puta” de Maradona a la afición romana que pitaba el himno argentino. En aquella ocasión Argentina falló en el último paso, ahora no se puede hablar de caídas, solo de momentos gloriosos, de victorias engalanadas con la devoción de la hinchada.

Los argentinos desplazados al país vecino han dejado para el recuerdo cánticos, como es habitual en ellos, vivencias y lo más importante, aliento para unos jugadores que necesitaban aire, gasolina para unas piernas desgastadas. Son la manta que abrigaba a la selección. Hoy los protagonistas son los jugadores, pero siempre cabe recordar quién está detrás de ellos, la parte más importante del fútbol. Sin aficionados no habría nada, esto no sería tan grande, son la parte anónima más importante y en Argentina toman más valor que en ningún sitio y ellos lo saben. Hoy Argentina juega su partido más importante en 24 años y nadie va a escatimar un grito, nadie se va a dar por vencido, hoy toca alentar. Hoy juegan 40 millones de argentinos, hoy juega una pasión que va más allá de lo deportivo. Todos se tienen que vestir de corto, hoy están convocados por Sabella. La historia les espera.

También te interesa: Argentina: Poca esperanza sin un ángel

Síguenos en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche