Histórico
4 junio 2014El Enganche

Honduras: El sueño de octavos

honduras

Por Sergio Gutiérrez (@Sergio_Gut, analista de MLS y fútbol norteamericano)

La Legión Catracha regresa cuatro años después a un Mundial de fútbol y lo hace siendo un mejor equipo en todos los aspectos. Más maduro, mas rocoso, mas talentoso y, sobre todo, más veterano. Clasificar a los octavos de final es un reto complicado que puede estar más cerca de lo que se puede creer. La selección de Luis Fernando Suarez tratara de quitarse la espina de Sudáfrica, donde no consiguió marcar ningún gol, terminando con un solo empate en un grupo donde enfrentaba a España, Suiza y Chile. El sorteo ha deparado a los catrachos un reto de similares características cuatro años después, con Francia, Ecuador y de nuevo Suiza.

Precisamente en el banquillo de Ecuador estará Reinaldo Rueda, el hombre que llevó a Honduras hasta un mundial 26 años después. Rueda consiguió formar un bloque compensado que logro con merecimiento su billete a su segundo mundial. Pero a la participación en Sudáfrica había que darle una continuidad y un aire renovado que el técnico colombiano Luis Fernando Suarez ha sabido impulsar a un nuevo nivel, tanto en la selección absoluta como en categorías inferiores donde el progreso está siendo rápido como si la ilusión fermentara nuevos jugadores por aparición espontánea. Como pasó, por ejemplo en los pasados Juegos Olímpicos en los que Honduras llegó a la final. Su clasificación para Brasil comenzó con fuertes críticas de prensa y afición en sus primeras rondas debido a la transición de seleccionadores y cambio de filosofía. Esos movimientos sirvieron para ir de menos a más y terminar con victorias en el Hexagonal Final a EEUU o a México en el Azteca con una remontada de orgullo y valentía que fue declarada como hito histórico.

Honduras es mucho mejor bloque que en Sudáfrica; los cambios, aunque lentos y profundos, han surtido efecto y puede ser sorpresa para muchos

Honduras es un equipo mejor que hace cuatro años. Tan solo 11 jugadores de los 23 convocados continúan jugando en la liga autóctona. El nivel ofrecido por varios de ellos le han hecho merecedores de contratos en Europa, como el caso de Wilson Palacios (Stoke City), Emilio Izaguirre (Celtic) o Andy Najar (Anderlecht), cuyos papeles han sido importantes en los citados equipos equipos. Pero si algo destaca de los catrachos es su bloque. Un equipo sin estrellas ni figuras mundiales que realiza el trabajo de forma adecuada. Su armazón defensivo es sólido, formado por Maynor Figueroa y Víctor Bernárdez con un gran juego aéreo, aunque puedan sufrir con delanteros rápidos. Si la contundencia atrás es marca de la casa, en mediocampo donde destaca es por su calidad. Roger Espinoza marca el ritmo de partido con Palacios a su lado robando multitud de balones. En las bandas los jóvenes Andy Najar o Mario Martínez derrochan descaro, talento y mucha velocidad. Son dos de los jugadores a seguir y que pueden realizar un buen papel en Brasil.

Donde Honduras es débil es en su parcela ofensiva. Su cuarteto de delanteros no es de gran nivel como para poner en aprietos a las mejores defensas del mundo. Los Jerry Bengtson, Carlos Costly o Jerry Palacios son puntas de referencia muy irregulares cara a gol. El primero destaca por su juego aéreo pero escasa movilidad o rapidez, mientras que el resto son técnicamente mejores pero no son capaces de aprovechar el potencial ofensivo que les llega desde bandas o desde la creación en el mediocampo. Precisamente es en las labores de creación encontramos a su jugador más determinante: Oscar Boniek García.

Clasificar para octavos está más cerca del milagro que de la realidad, pero es posible si Luis Fernando Suárez encuentra al nueve que asegure algo más que “buen juego”

El mediocampista, que siempre gasta una sonrisa permanente en su rostro, lleva dos años a un nivel muy alto en la MLS con Houston Dynamo. La calidad y creatividad del nacido en Tegucigalpa, al que su padre bautizo como Boniek por la estrella polaca Zbigniew Boniek (gran paso por el Calcio italiano de los años 80), es muy alta. El escaparate que le otorga el Mundial debería ser el idóneo para saltar a Europa y seguir demostrando su fútbol en el viejo continente, pero eso puede venirse al traste. Pese a estar entre los 23 seleccionados, una lesión de rodilla lo ha dejado en el dique seco y sigue siendo seria duda su participación en el Mundial, quedando prácticamente claro que Boniek García no estará al 100%.

Honduras busca y necesita quitarse la espina de Sudáfrica. Desde la lejanía, el premio que se consiguió con la presencia de los catrachos en 2010 se queda corto para la evolución y progreso del equipo. Luis Fernando Suarez busca sorprender e intentará ser el equipo revelación con más fundamentos colectivos que individuales. Armas tiene para ello, pero necesita encontrar el rendimiento óptimo durante el próximo mes, recuperar a Oscar Boniek García sea como sea y que su referencia ofensiva, elijan la que elijan, aporte algo más de lo mostrado hasta el momento. Un milagro al alcance de la mano. Pero un milagro.

También te interesa: Tahití-Estados Unidos, la dictadura sobre la pelota

Síguenos en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche