Histórico
5 junio 2014Guillermo Gonzalez

Grupo C: El equilibrio de continentes

La igualdad competitiva es una opción más que plausible para las selecciones menos favorecidas. Las selecciones con menos recursos, apelan a ella. Sueñan con la equidad relativa de once hombres frente a once hombres. Igualdad ficticia, podríamos decir. No obstante, en el presente Mundial de Brasil, uno de los grupos de la fase de clasificación se ha tornado como uno de los más competitivos, hablamos del Grupo C. Colombia, Japón, Grecia y Costa de Marfil tienen opciones garantizadas para pasar a la fase eliminatoria. Diversas en cuanto estilo, la preponderancia de una sobre la otra marcará las diferencias.

- COLOMBIA: Solamente el sabor a café parece tiene la condición de favorito, aunque la confirmada ausencia de Radamel Falcao ha parecido dejar sin estrella al equipo de José Pekerman, cuya dupla con Teófilo Gutiérrez, que viene de ganar el Torneo Final con River, parecía ser una asociación destinada a realizar maravillas. Sin embargo, la consideración de Jackson Martínez y el buen estado de forma de Adrián Ramos y Carlos Bacca son los sustitutos que hacen que el trago no sea tan amargo. 

Colombia confía en no notar la baja de Falcao. Tiene delanteros de sobra con calidad contrastada. Son los favoritos del grupo

El buen bloque de la selección sudamericana se focaliza en la diversidad de opciones que puede utilizar sobre el campo. A excepción de la mala puesta en escena que posee la defensa formada por Mario Yepes o Cristián Zapata, los costados son un alivio, en pro de la verticalidad. Juan Camilo Zúñiga o Pablo Armero en los laterales como Juan Guillermo Cuadrado o James Rodríguez en los costados son ese filón que llevará el balón a campo rival. Una combinación de dinamismo contrarrestada por la labor de los Abel Aguilar o Carlos Sánchez.  El objetivo es claro. Tras 16 años sin participar en un Mundial, sus aspiraciones van más allá de las que se esperaban en Estados Unidos. Sin el Tigre, Colombia puede dejar su aroma a café por Brasil.

- JAPÓN: Alberto Zaccheroni no ha dejado a nadie indiferente en cuanto a su convocatoria. Experimentada por Europa, la escuadra nipona posee la experiencia competitiva que exige el campeonato. Tachada de ser una selección débil físicamente, el jugador asiático está desmintiendo el tópico a base de oficio. No por ello, han abandonado el talento innato que han demostrado en los últimos cuatro Mundiales que han participado, justamente los únicos de su historia. La nueva forma de clasificación en el continente lo convierte en un asiduo a estas citas.

 El concepto futbolístico de Japón se concentra en transiciones rápidas en corto. No gozan del poderío físico para afrontar un partido de balones aéreos, por lo cual el balón siempre estará sobre el césped. Endo y Hasebe son los metrónomos del equipo, donde es una prioridad que la pelota pase por sus pies. Siempre tienen la ayuda de laterales profundos como Uchida y Nagatomo, de sobra conocidos por sus incursiones por banda. En la línea de tres cuartos, Honda – lejos de su mejor nivel – y Kagawa intentarán buscar la espalda de los centrocampistas. De esta manera, se destapa una disyuntiva en la referencia, donde Okazaki o Kakitani, rutilante promesa del Cerezo Osaka que no tardará en llegar a Europa, poseen cualidades favorecedoras para el juego asociativo, con movilidad en los espacios y buenas dotes para el gol. Nunca han pasado de octavos de final y sus posibilidades no son más esperanzadoras más allá de esa fase. De una hipotética lucha por el segundo puesto, tendrán que hacer mella sobre el aguante griego y el físico costamarfileño. Dicen que “no existe gran talento sin gran voluntad”, donde Japón añadirá perseverancia para mejorar sus números.

- GRECIA: Fernando Santos ya ha afirmado que dejará el cargo de seleccionador heleno tras sucederse el Mundial. Antes de todo, la cita en Brasil será su última oportunidad para dejar un buen sabor de boca a la afición griega. El seleccionador ya ha avisado que la experiencia es un grado cuando le han hablado del favoritismo de Colombia, y su convocatoria de 23 jugadores aúna la veteranía necesaria para tenerles en cuenta entre los dos clasificados.

Cuando se va a cumplir una década del milagro heleno en Portugal, Grecia confía en la veteranía, para pasar la fase de grupos de un Mundial por primera vez en su historia

Katsouranis y Karagounis siguen siendo jugadores capitales en el combinado nacional. Junto con Tziolis, serán el bloque principal en el centro del campo. La retaguardia, a pesar de la ausencia de Avraam Papadopoulos, el defensa del Borussia Dortmund, Sokratis Papastathopoulos es, junto a Manolas, el soplo de aire fresco en la zaga de Fernando Santos. Los laterales, formados por Torosidis y Holebas, se encargan de ese equilibrio en el sistema que tanto busca Grecia. Ya en la punta de la lanza, Samaras y Salpingidis son asiduos en el esquema para el seleccionador, añadiendo al referente Mitroglou como titulado a “hombre gol”. No obstante, la mala contratación por parte del Fulham ha podido influir en la dinámica que había cogido en el Olympiacos. Grecia apelará a una justicia que le viene implícita por el nivel de las selecciones, donde será su madurez la que intente predominar para colarse a unos octavos de final que aún no conoce. 

- COSTA DE MARFIL: La selección africana, una de las más potentes del continente, solo cuenta con el historial de haber participado en las ediciones de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010, cuyo eliminación se produjo en la fase de grupos, todavía a la espera de una clara madurez del combinado nacional. Sin duda, Sabri Lamouchi cuenta con un conjunto veterano pero lo suficientemente maduro para colarse entre los dos clasificados.

A pesar de sus 31 años, Yaya Touré es el llamado a liderar a “Los Elefantes”, cogiendo los galones de Didier Drogba. La valoración va encaminada al estado de forma del centrocampista del Manchester City, habiendo marcado 24 goles en temporada regular. La cuota goleadora del costamarfileño queda asegurada con un bregador como Tioté, un escudero digno de mención. Con respecto a Drogba, las alternativas son más que competentes con Wilfried Bony. En cuanto a la zaga, se muestra interesante el rendimiento que podrá tener en Brasil el jugador del Toulouse, Serge Aurier, en el lateral diestro, quedando cubierto, también, de buena manera el lateral izquierdo con Djakpa o Boka. Puro ejercicio físico y verticalidad, con un renacimiento de Gervinho desde Roma. La clara muestra de Costa de Marfil es la combinación de la potencia física con la consolidación de una generación llamada a más.

Este grupo dejará buenos encuentros sobre el país sudamericano. Igualados, seguro, y con un contraste cultural total entre los cuatro contendientes. Esto es el Mundial en estado puro, esencia de fútbol proveniente de cuatro puntos del planeta. Los dos clasificados tendrán que pasar otro buen escollo al cruzarse con el grupo de Italia, Inglaterra, Uruguay y Costa Rica. A expensas del favoritismo de Colombia, nos encontramos ante un grupo puramente igualitario. Atributos diferentes para la consagración.

También te interesa: Grupo B: Holanda y Chile ponderan la confirmación de la era de España

Síguenos en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche