Histórico
4 junio 2014El Enganche

Grupo B: Holanda y Chile ponderan la confirmación de la era de España

Por Alberto Piñero (@pineroalberto)

Muchos de los focos de este Mundial apuntarán hacia el Grupo B, donde se encuentra la vigente selección campeona del mundo, España. Sólo dos equipos anteriormente, Brasil e Italia, lograron ganar dos Mundiales consecutivos, pero ninguno de ellos con otros dos trofeos continentales más entre medias. La selección española está en disposición de ello. En disposición de hacerse un hueco todavía más grande entre las selecciones más legendarias de todos los tiempos. Pero su camino hacia el otrora trofeo Jules Rimet no será de rosas. Ni siquiera al inicio. Más bien todo lo contrario, pues conjuntos muy potentes como Holanda y Chile medirán el potencial real del cuadro de Vicente Del Bosque. Quizás no sea el grupo de la muerte, pero sí uno de los más fuertes de este Mundial. Mejor, dicen los internacionales españoles, así se entonarán pronto para la difícil misión de hacer historia en el fútbol.

- ESPAÑA: La poco renovada España del tiki-taka. Desde hace seis años, la selección española domina con puño de hierro el panorama futbolístico europeo y mundial con su juego de toque. Sin embargo, dos dudas principales se ciernen sobre este equipo a escasos días de que se alce el telón en Brasil: el estado físico de algunos citados, y la inspiración de los veteranos. Jugadores como Jesús Navas, Víctor Valdés o Puyol se han caído de la lista por lesión, y hay otros que llegan entre algodones, como Diego Costa, Jordi Alba o Juanfran. De su estado de forma -o mejor dicho, su estado clínico-, dependen buena parte de las opciones españolas de revalidar título. Especialmente, en el caso del delantero colchonero. De igual manera que es mucha la zozobra la que despiertan jugadores ya experimentados en citas internacionales, pero que no llegan en su mejor momento. Véanse los casos de Casillas, Piqué, Xabi Alonso, Busquets, Villa, Fernando Torres, Cesc y, sobre todo, Xavi.

España llega con muchos de sus jugadores insignia en un mal momento. La cita para la historia pasa por el aporte de la nueva generación

Si Vicente Del Bosque consigue compensar adecuadamente, como suele hacer, los tocados con los que llegan con poca estrella, la selección española es candidata clara al título final, eso sí. Pues el fondo de armario que presenta es colosal. Con jugadores que llegan pletóricos como Sergio Ramos, Azpilicueta, Koke, Silva, Iniesta o el Diego Costa sin dolores. Además de otros ‘outsiders’ como Javi Martínez, Pedro, Cazorla o Mata. Hay mimbres de sobra. Quizás ninguna selección sea tan completa jugador por jugador, de hecho. Hay también calidad y talento. Hay un grupo con empaque y ganas de ganar. Y sobre todo, hay un equipo con las ideas de juego muy claras. Quizás sólo Brasil pueda presentar credenciales similares. Algunos de los 23 convocados jugarán seguro sus últimos minutos con la selección española, y Del Bosque ha confiado en ellos. El relevo, garantizado, no ha terminado de llegar para este verano de 2014. Este equipo todavía tiene una última palabra que decir. Atentos, porque la Historia puede tener que reescribirse en poco menos de un mes.

- PAÍSES BAJOS: La descompensada Holanda de Van Persie es la vigente subcampeona del mundo, pero en estos cuatro años, el combinado oranje ha cambiado mucho. Entonces, muchos de sus jugadores llegaban en su plenitud a Sudáfrica, aprovechando la experiencia de otros veteranos que ya no están. Obligados a regenerarse, el resultado actual es un equipo con fallas de inexperiencia, así como de solidez en la defensa. Agravadas por la baja por lesión de su mediocentro Strootman, el eje sobre el que giraba el ataque tulipán. En la fase de clasificación le bastaron las individualidades para clasificarse, con bastante lustro incluso. Pero, está por ver si con eso es capaz de resistir el envite de grandes selecciones mundiales como las que se encontrará en Brasil. Van Gaal sigue dándole vueltas al esquema y a cómo reforzar la defensa sin castrar la adorada creación de juego. Ha probado últimamente con tres centrales y dos laterales de largo recorrido. De su capacidad para crear un equipo consistente dependen muchas de las opciones de éxito de este equipo.

Porque individualidades, como decimos, no le van a faltar. Afortunadamente para Holanda, Robin Van Persie se ha recuperado a tiempo para esta cita mundialista. Es su gran baluarte en ataque, junto con el incombustible Robben pegado a la cal. Ambos son la seña de identidad de esta Holanda, veloz, muy capaz por las bandas, y con mucho gol. Wesley Sneijder parte como titular también. Lleva cuatro años en declive constante pero, con la selección jugando para él, se transforma. No se le puede perder de vista tampoco. Los tres, junto con el seleccionador Louis Van Gaal, son los ejes sobre los que pivota esta Holanda que, a priori, parece tener difícil llegar a ese último partido en Maracaná del 13 de julio como ya hiciera en Sudáfrica.

- CHILE: La rocosa Chile de Arturo Vidal. Mal harán quienes juzguen a La Roja por su palmarés y no por su evolución actual. Se llevarán una sorpresa. Y es que quizás esta selección sea una de las más sólidas del panorama mundialista. Gracias al trabajo que ya hiciera Marcelo Bielsa de cara a la cita de Sudáfrica, y al que ha retomado de nuevo Jorge Sampaoli, tras un paréntesis en el que estuvo Claudio Borghi de difícil trago, tanto deportiva como institucionalmente. Ahora, con el nuevo técnico, fiel pupilo del ‘Loco’, Chile vuelve a ser peligrosa. Mucho. Primero, por el estilo de juego. Con una presión muy alta, gran tolerancia al contacto, pero a su vez, un gusto por el fútbol de toque que le hace obviar la rifa del esférico si no es estrictamente necesario.

Chile se ha ganado el respeto en el panorama futbolístico. Su buen hacer en la cita depende de la recuperación de Vidal

Pero también, por la gran generación de futbolistas que se reúnen bajo la elástica roja. Empezando por Alexis Sánchez en ataque, un jugador importante en el Barcelona, y que es el buque insignia de La Roja. Por detrás de él, una de las sensaciones en Europa, Arturo Vidal, un mediocentro todoterreno de los de excelente bouquet con el balón en los pies. Le operaron recientemente, y su concurso es duda, pero si está al nivel que le presupone apunta a ser una de las sensaciones de la cita brasileña. Pero la nómina chilena no se reduce sólo a dos figuras, sino que gozan de una nutrida escolta de jugadores con experiencia en los más exigentes eventos en Europa. Como Claudio Bravo, Gary Medel, Mauricio Isla o Eduardo Vargas, de contrastado talento. ¿Recuerdan que España ya lo pasó muy mal ante Chile en Sudáfrica? Pues no esperen algo muy distinto para la segunda jornada de la fase de grupos.

- AUSTRALIA: La exótica Australia del sempiterno Cahill. Es la cenicienta del grupo. Seguramente lo hubiera sido de cualquier grupo, pero en este caso, con estos rivales, más todavía. Los Socceroos llegan a la cita brasileña después de certificar su clasificación en el último partido de la Confederación Asiática (después de casi una década fuera ya de la de Oceanía), en el que será su tercer Mundial consecutivo. Reflejo seguramente no ya de su gran nivel a nivel planetario, sino quizás del escaso bagaje de su confederación, más bien. Y en este caso concretamente, llegan además con un seleccionador nuevo y en pleno relevo generacional.

No veremos a los clásicos Schwarzer, Neill o Kennedy. Ni tampoco a algunos que despuntaban como Tom Rogic o Robbie Kruse, fuera por lesión. De forma que la afición australiana debe fiarlo casi todo al perenne ariete Tim Cahill, de retiro activo en la MLS desde hace un par de años. Se consolarán también con el mediocentro Jedinak, del Crystal Palace. Si acaso con Mat Ryan, el portero del Brujas que dicen en Australia que es seguido por el Real Madrid. Pero aun así, parece poco arsenal, y escasamente acompañado además. Pues del resto de los citados por el novel técnico Postecoglou, la inmensa mayoría ni siquiera milita no ya en grandes equipos mundiales, sino tampoco en las grandes ligas europeas. Son de Australia, sí, pero en este Mundial lo tienen en chino filipino, parece.

Así las cosas, parece que Holanda será la gran jueza en este Grupo B. España y Chile parten como favoritas para clasificarse pero, dando por sentado que Australia podrá incomodar poco a estas potencias mundiales, todo dependerá de los puntos que logre robarles la selección tulipán a ‘Las Rojas’. Ya sean para sí misma y su clasificación, muy factible también. O sólo para decidir qué posiciones ocuparán las hispanohablantes. Un grupo de alto voltaje. Una prueba perfecta para medir el verdadero calibre de la selección española y su alcance en una cita para la Historia.

También te interesa: Grupo A: Una selección de cada color

Síguenos en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche