Histórico
13 junio 2014El Enganche

España-Holanda: Las dudas y la bola de nieve (1-5)



El caballo holandés se desbocó con la misma rapidez que España vio como Van Persie ganaba la espalda de Ramos y empataba. Ahí, tal y como reconoció Iniesta al acabar el partido, cambió el partido. Del 2-0 al 1-1, de la seguridad y comodidad de la renta, a la necesidad de volver a navegar con el vértigo oranje acuciando españoles, separados como un matrimonio en una cama: era poco espacio, pero parecía una autopista de diez carriles. La segunda parte detonó la relojería holandesa. El planteamiento de Van Gaal (merecida parada y aplauso para él) incitaba a los suyos a correr. A robar y correr con los carriles ocupados por Janmaat y Blind. Holanda robó dos balones, se puso 3-1 y deshojó el estilo y detonó las dudas de los españoles de la guadaña. El partido, después, fue un clamor. Por cada español había cuatro holandeses y por cada balón dividido solo aparecían piernas holandeses, que pasaron de escurrir naranja a colocar moratones. España, más allá de las sensaciones, obtiene una respuesta negativa: no depende de sí misma para clasificar. Al principio fueron las dudas y después la bola de nieve. 5-1.

También te interesa: De Gea, el heredero de Casillas sale del cascarón

Síguenos en Twitter Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche