Histórico
3 junio 2014Francisco Ortí

El fútbol según Red Bull

Por Francisco Ortí (@FranciscoOrti)

Publicado el 3 de junio de 2014.

Red Bull se ha convertido en una de las marcas más reconocidas del mundo gracias a la habilidad de su fundador, Dietrich Mateschitz, para desarrollar ingeniosas acciones de marketing relacionadas con el deporte. Se introdujo en el mundo del deporte a través de deportes de riesgo, más relacionados con la bebida energética. Patrocinó pruebas de motocross, de surf, de skate o de saltos acrobáticos, siempre regalando imágenes espectaculares, relacionadas con el lema de la empresa “Red Bull te da alas“. El éxito de estas iniciativas llevó a Dietrich Mateschitz a evolucionar la estrategia y llevarla un paso más allá. Decidió convertirse en el protagonista de los deportes más relevantes. Adquirió equipos europeos de hockey sobre hielo, un equipo de Fórmula 1, y varios equipos de fútbol. En este último punto nos detenemos para analizarlo más a fondo. Todos sus equipos de fútbol tienen puntos en común como la misma equipación y el mismo escudo, pero pequeñas diferencias. Así es el fútbol según Red Bull.

FC Red Bull Salzburg

​Red Bull se introdujo en el mundo del fútbol a través del FC Red Bull Salzburg. Es su proyecto pionero y el más trabajado desde un aspecto deportivo. En 2005, la empresa de bebidas energéticas compró la totalidad de las acciones del SV Austria Salzburgo y le inyectó poder económico para que pudiera competir no sólo en Austria, sino que también fuera capaz de ofrecer un buen rendimiento en competiciones europeas. Tras la compra, el club sufrió un vuelco. Se cambió el nombre, el escudo y la camiseta, para adaptares a la imagen corporativa de la empresa. Incluso se intentó romper con la historia del club, pero la Federación Austriaca lo impidió al considerar que se consideraba de la continuidad del proyecto anterior, y no de uno de nueva creación. Durante los primeros meses, se generó problemas entre los aficionados, a quienes les costó digerir tanto cambio, pero la fuerte inversión en fichajes, la remodelación del estadio, y los títulos facilitaron la transición. Desde 2005, el Red Bull no ha bajado de los dos primeros puestos de la liga austriaca, ganando cuatro ligas, una copa y convirtiéndose en un habitual de las competiciones europeas. Esta temporada es líder sobrado en la Bundesliga austriaca y tiene pie y medio en octavos de la Europa League.

​New York Red Bulls

​El siguiente paso de Red Bull para introducirse en el mundo del fútbol se produjo en New York. La Major League Soccer está ganando importancia dentro del concierto futbolístico internacional y cada vez cala más entre el público estadounidense. Red Bull intuyó que hacerse un hueco en la MLS sería interesante desde el punto de vista comercial y lo hizo a lo grande. No eligió una ciudad cualquiera para desarrollar su franquicia, sino una de las más importantes a nivel mundial: New York. En 2006, Red Bull compró el MetroStars neoyorkino y lo transformó en el New York Red Bulls. Si el Red Bull Salzburg es el proyecto mejor trabajado a nivel deportivo, el New York Red Bull está muy cuidado en el aspecto comercial. Desde su primera temporada, Red Bull ha mimado la imagen de su equipo neoyorkino, peleando por robarle protagonismo a Los Ángeles Galaxy que acababa de pegar un golpe mediático con el fichaje de David Beckham. Los New York Red Bulls han estudiado sus movimientos en el mercado de fichajes para que estos aportaran nivel deportivo e impacto mediático. Thierry Henry es la joya de la corona y le permitió alcanzar relevancia a nivel internacional. Rafa Márquez sirvió para conquistar el mercado mexicano y Juan Pablo Ángel, el colombiano. El último en sumarse a esta lista de fichajes multidisciplinares es el australiano Tim Cahill. Sin embargo, este buen trabajo no le ha permitido sentarse en el trono de la MLS, pero sí ganar varias veces su conferencia.

Red Bull Brasil

En 2007, Red Bull también quiso introducirse en el fútbol brasileño y lo hizo a través de Red Bull Brasil. Se trata de un modus operandi distinto al de los dos proyectos anteriores. Mientras que para entrar en Austria y Estados Unidos, Red Bull adquirió equipos ya existentes, en Brasil Red Bull creó un equipo desde cero. El 19 de noviembre de 2007 fundó el Red Bull Brasil, con sede en Sao Paulo. El equipo comenzó a competir en el escalafón más bajo del fútbol brasileño y poco a poco ha ido escalando para alcanzar el Campeonato Paulista Série A2, la segunda categoría del fútbol paulista. Ahora está luchando por lograr el ascenso a la primera división del Campeonato Paulista, que probablemente sea el campeonato estatal más potente de Brasil. Allí miden sus fuerzas los 20 mejores equipos del estado de Sao Paulo entre los que se encuentran Botafogo, Corinthians, Palmeiras, Santos y Sao Paulo, entre otros.

Todos los equipos de fútbol de Red Bull tienen puntos en común, como la misma equipación y el mismo escudo o la marca de la empresa en el nombre, pero también pequeñas diferencias.

Red Bull Ghana

El siguiente paso de Red Bull era poner una pica también en territorio africano y no esperó demasiado para hacerlo. En 2008 se instaló en la ciudad ghanesa de Sogakope para fundar el Red Bull Ghana. De nuevo, Red Bull fundaba un equipo desde cero. Sin embargo, este proyecto también tiene una característica distinta a todos los demás. En el Red Bull Ghana no se prioriza el primer equipo, sino la academia, con la que se busca aprovechar el prolífico mercado de jóvenes talentos que ofrece el territorio africano. Mientras que el primer equipo no ha alcanzado siquiera la primera división del fútbol ghanés, la academia se ha convertido en una de las más importantes de la zona. El Red Bull Ghana cuida al máximo su trabajo de cantera y arrasa en competiciones de categorías inferiores. Forma tanto jugadores como entrenadores y en unos años debería comenzar a recoger los frutos de esa aparentemente buena gestión.

RB Leipzig

El último tentáculo futbolístico de Red Bull se extiende por Alemania. La empresa de bebidas energéticas quiso introducirse también en el fútbol alemán aunque lo hizo de manera inesperada. No adquirió un equipo de primer nivel, sino que bajó hasta las catacumbas del fútbol teutón para encontrar el anfitrión perfecto. Fue el SSV Marktrastadt. El 19 de mayo de 2009, Red Bull adquirió ese modesto club de la quinta división alemana y lo refundó como RB Leipzig. Su peculiaridad reside en que es el único de los cinco equipos de la empresa al que no se le ha podido bautizar con el nombre de la misma. La normativa de la Federación Alemana de Fútbol prohibe que los clubes alemanes tengan nombres comerciales en los que se incluya el nombre del patrocinador, por lo que Red Bull tuvo que echarle imaginación y se limitó a introducir las siglas RB, que en realidad responden a RasenBallsport (deporte de pelota sobre el césped). El reto que se propuso Red Bull con el RB Leipzig fue lograr ascenderlo hasta Bundesliga, la máxima categoría del fútbol alemán, en 8 o 10 años. Hasta el momento, el equipo ya ha celebrado dos ascensos. Actualmente compite en 3.Liga, el tercer escalón del fútbol alemán, con serias opciones de lograr el ascenso a 2. Bundesliga.

Captura de pantalla 2014-10-28 a las 19.51.57

ÚNETE A EL ENGANCHE Y DISFRUTA DE NUESTRO CONTENIDO PREMIUM

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche