Histórico
3 junio 2014Fran Alameda

Grupo A: Una selección de cada color

scolariney

Por Fran Alameda (@Fran_Alameda)

Para comenzar el análisis de cada uno de los grupos, conviene aclarar que el Mundial es un contexto distinto. Las competiciones de selecciones tienen mucho de actualidad y poco de background en tanto en cuanto el camino hasta él es resultado de partidos a destiempo, numerosas pruebas y convocatorias desordenadas, mientras las selecciones van haciendo los méritos necesarios para llegar a la cita. Aclarado que a diferencia de las situaciones de clubes, las selecciones se vuelven bastante imprevisibles en competición, procedamos al análisis del Grupo A, grupo en el que convergen la gran favorita, una clase media venida arriba, una clase media venida abajo y una selección africana, que tienen un perfil político que asusta: siempre prometen y nunca cumplen.

- BRASIL: Anfitriona y favorita. La selección de Scolari llega al Mundial con la salud de la Confederaciones y sus jugadores diferenciales por encima de aquel nivel, al menos, en cuanto a la versión individual. El 4-2-3-1 parece bastante claro y ‘Felipão’ ha dotado de un nivel competitivo altísimo a su selección. Diferenciando como no se debe defensa de ataque, cabe destacar la conexión David Luiz – Thiago Silva como logro importante y la consolidación de Marcelo y Alves para salir con el balón controlado. Su presencia alta con balón es permanentemente equilibrada por Luiz Gustavo, el pivote posicional y su complemento, que saldrá de Fernandinho o Paulinho, contando este último por su vuelvo con alguna ventaja. Incluso Ramires puede actuar sin problema, aunque su temporada y su calidad individual estén un poco por debajo.

Evidentemente, la fluidez ofensiva de Brasil depende de la inspiración de los mediapuntas, Hulk a la derecha, Oscar por dentro y Neymar desde la izquierda. Completando el triángulo Fred, quien hará de vértice y elemento fijador de centrales. No es el gran delantero, pero es un complemento interesante para una selección potencialmente candidata, equilibrada y talentosa. A priori, el plan será robar y correr con ventaja, pese al potencial creativo que tiene la selección. Posiblemente, los grandes favoritos. Por nombre y, fundamentalmente, por colectivo.

Croacia es una selección seria y con dosis de talento, pero competir con Brasil se antoja complicado para cualquiera, aún más si el nivel defensivo global no es alto

- CROACIA: Rakitic y Modric nos incitan a pensar que dejarse llevar suena demasiado bien. Y es verdad, a nivel individual son dos jugadores que pueden hacer la diferencia en un Mundial en términos de fútbol constante. Croacia es la clase media crecida, con voluntad de dar sorpresas más que de ser candidata. Aunque Niko Kovac ha probado varios sistemas todo hace habilitar un contexto de brillo para Rakitic y Modric es la tarea más compleja, por eso el técnico ha probado con 5 atrás para ganar protección, con 4-2-3-1 y la liberación de Rakitic y con 4-3-3 para “igualar” la altura de ambos. A priori, la opción de que Vukojevic o Kovacic compartan doble pivote con Modric es la más probable. Y el jugador del Sevilla más enfocado al último pase y la llegada al área, donde tiene más sensibilidad que el jugador del Madrid.

Ofensivamente es un equipo que tiene laterales largos y fluidez interior además de un nueve de garantías. Se trata de un conjunto con elementos corales que lo compensan línea a línea, aunque quizá no tenga el tan ansiado (a veces) extremo que abre la lata de un partido con dos regates. Sin embargo, tampoco defensivamente Croacia baja el nivel, sino que lo mantiene tanto con Corluka como con Lovren o Simunic, así como Pranjic y Strinic y, especialmente, Srna son laterales notables para una selección cuya aspiración es ser incómoda y sorprender, que ya es luchar por algo más que competir.

giosuelo

- MÉXICO: Cuando la burguesía decrece siempre es mirada con ojos raros. México tenía una gran generación que se ha ido quedando por el camino por distintas cuestiones, como aquella fiesta de prostitutas y jugadores (algo tan habitual como beber agua) que salió a la luz siempre morbosa de los medios. ‘Piojo’ Herrera también ha intentado dotar primero de competitividad a su equipo. Lo ha hecho formando su grupo, no los mejores 23, sino ‘sus’ mejores hombres. Y ha conseguido que México tenga rostro, pero no brillo.

En ataque, existe la dependencia de Gio dos Santos y, aunque Chicharito, a priori, figure como estrella, no sería nada extraño que alternara banquillo con minutos para que Oribe Peralta fuera el nueve más importante. Su temporada ha sido continua y de buen nivel, además de ser del núcleo de Herrera. Ofensivamente, para transitar, México tiene material de calidad, pero lejos de lo que apuntaba; defensivamente, es una selección inestable, aunque aparentemente competitiva. Competir frente a los tres rivales será un papel digno; pasar la fase de grupos, algo muy meritorio.

Camerún y México son rivales inferiores, una clase media eterna aspirante que, a priori, no tiene mucho que decir

- CAMERÚN: A nivel federativo, la elección de Clemente olió a quemado. Como su destitución y su camino. Incluso esta pasada semana publicaba L’Équipe los problemas entre jugadores y Federación para alcanzar un acuerdo para las primas. El fútbol y la burocracia no se ponen de acuerdo. Esto podría no afectar… O sí. En cualquier caso, la selección de Camerún es una notable y permanente aspirante que todavía no ha llegado a ser. Con el final de Eto’o, su gran estrella, asomando, Volker Finke ha conseguido que su selección eleve el nivel antes de llegar al Mundial. Presión medio-alta, robos permanentes y verticalidad fundamentada en Choupo-Moting, Samuel Eto’o y, probablemente, Moukandjo.

Contra el tópico, a nivel defensivo Camerún no flojea. Sí la línea defensiva para ser precisos, pero no la fase defensiva, donde el trivote del centro del campo da solidez (aunque el balón suponga un problema) que permite llevar el plan su objetivo: robar y correr. M’Bia, Enoh y Song no son baladí en esta cuestión. Los problemas vendrán con la iniciativa, pero Camerún sabe sobreponerse. Como pasa con la mayoría de selecciones africanas, es una tapada de nivel. La cuestión es si conseguirá retirarse la sábana.

A modo de conclusión del Grupo A, es necesario hacer hincapié en que todo lo que no sea Brasil y Croacia (en ese orden) pasando de grupo, podrá ser considerado sorpresa. México y Camerún aspiran a una plaza que la teoría no ha diseñado para ellos, pero ya saben ustedes que las matemáticas son la ciencia más alejada del fútbol. Aquí nunca 2+2 son cuatro, sino que siempre aparecen los decimales.

También te interesa: Selecciones: Oposiciones a mi país

Síguenos en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche