Histórico
27 mayo 2014El Enganche

Samir Nasri, el latido arrítmico

nasri

Por Francisco López G. (@PacoLopez2992)

El 31 de marzo de 2013 Samir Nasri tuvo un día brillante, de esos en los que recuerda el delicioso jugador que es. El francés lideró al Manchester City en una goleada (4-0) ante un Newcastle, que acostumbra a llegar al tramo final de año con poco que ofrecer. Las urracas fueron un juguete para el centrocampista ex Arsenal. Nasri aparecía por todas partes, enseñaba el balón, lo escondía, pisaba el acelerador, creaba el espacio, inventaba huecos para filtrar pases… Un repertorio sin fin que no acostumbra a enseñar. Esa misma tarde Roberto Mancini resumió en pocas palabras el sentir generalizado: “Quiero golpearle [a Nasri]. Un jugador como él debería jugar siempre como hoy. Siempre. Todos los partidos”. 

El Manchester City de Roberto Mancini ya es historia, un equipo pragmático que se conectaba a chispazos arriba gracias al talento de sus jugadores. Uno de los mayores problemas fue no saber enchufar a Samir Nasri. El estilo impuesto por Manuel Pellegrini ha permitido ver una actuación más consistente del galo. Asumiendo un papel acorde a su calibre gracias a la altura que se desarrolla el juego de los skyblues en esta etapa, incluso destacando con momentos de liderazgo –aquel golpeo en la final de Capital One Cup o el 0-3 en Old Trafford–.

Nasri ha necesitado un contexto sin responsabilidad para poder brillar con el Manchester City, donde el peso recae sobre Touré, Agüero o Kompany antes que en él

La sinceridad de Roberto Mancini respecto a Samir Nasri es tan violenta como cierta. Una ruleta rusa que nunca llegará a ser uno de los talentos de primer orden mundial, pero que si se adapta a un rol de escudero para las estrellas cotizaría al alza en cualquier plantilla. Egolatría que comienza a dejar de lado pero, de momento, le ha costado su presencia en el Mundial. No hay ninguna duda que hablando meramente de talento individual no hay 23 franceses mejores que Nasri, pero Deschamps lo dejó bastante claro: “”He elegido al mejor grupo, que no tienen que ser necesariamente los mejores 23″. Un equipo tiene más vida que un terreno de juego, el conjunto da estabilidad y sentido. El bloque es fuerza cuando todo falla y para Deschamps el talento de Nasri tenía su cara oculta en forma de dinamita para el vestuario.

En los últimos meses Nasri se ha vuelto un jugador más fiable, al que le asustan menos las grandes citas –algo que necesita ya mismo el proyecto-. La sombra de Yaya Touré, Silva y Kompany le ha resguardado y el carácter de Pellegrini es un escollo menos para ver a aquel francés que era la cara reconocible del OM de Ribéry y Niang. Una evolución insuficiente con la selección tras ser la cabeza de turco de Francia con su pésima Eurocopa 2008 –Gallas en su autobiografía acusó a Nasri de enfrentar al vestuario con un incidente en el autobús cuando el joven se acomodó en el asiento de Henry-.

Deschamps ha primado la cohesión del colectivo por encima del talento puro que sí tiene Nasri: “He elegido el mejor grupo, no los mejores 23″

Desde entonces sólo Blanc creyó en él para la selección. Con Deschamps la historia es más de odio que de amor, un jugador con un carácter difícil que todavía no asimila que su ego no debe estar al nivel del crack que un día nos prometió ser. A día de hoy, Francia se ve capaz de aspirar sin uno de sus talentos más contrastados. Un clima negativo que lleva pesando a Samir Nasri desde hace años pero que con Pellegrini comienza a encontrar el ritmo para hacer fluir el juego de su equipo, siempre desde un escalón por debajo de las máximas estrellas. La lapidaria realidad es que Samir Nasri llegará a 2018 sin haber disputado ni un solo segundo de un Mundial. Y 31 años de talento espurreado sin destino.

También te interesa: Mangala, cuando el físico es dominio

Síguenos en Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche