Histórico
21 mayo 2014Guillermo Gonzalez

Kosovo: Un nuevo paraje en el mapa fútbol

La cámara realizó un plano abierto del campo. El estadio daba color a la instantánea, con esa mezcolanza del verde del césped y el matiz teja de la pista de atletismo. La estructura parece estar en un solar, divisándose a lo lejos algunas edificaciones y un paisaje montañoso un tanto lóbrego, como si la guerra hubiera pasado hace años. El río Ibar, característica de Mitrovica, ni se aprecia en el objetivo. La única marea se encuentra en el mausoleo, que grita y jalea como si el agua chocara contra las piedras. En esa soledad aparente, el estadio Adem Jashari cobró vida con tonos azules y amarillos el pasado 5 de marzo. Kosovo jugó su primer partido amistoso permitido por la FIFA, ante una Haití helada a pesar de sus raíces caribeñas. El contexto daba más calor y viveza a pesar de ser un encuentro sin goles.

La andadura kosovar empieza a marchar paulatinamente sin ir a grandes pasos. El salto comenzó el pasado 13 de enero cuando la magnánima FIFA permitió jugar encuentros oficiales con selecciones pertenecientes a la institución, a excepción de aquellos conjuntos que hubieran formado parte de la historia de la antigua Yugoslavia. Además, la FIFA solicitó que, en los posteriores partidos que jugara Kosovo, no podría haber ningún tipo de simbología nacionalista. De esta manera, el duelo en Mitrovica se convirtió en una fiesta de relevancia, sin dar importancia a la ubicación – puesto que se encuentra en una ciudad donde habita una alta población albana y serbia – y a las restrictivas normas impuestas, pues más de uno demostró que este partido era algo más que un evento deportivo. Había banderas, bufandas y cánticos con la reivindicación kosovar.

El Presidente de la Federación de Fútbol de Kosovo, Fadil Vokrii, quien fuera ex jugador de equipos como el Partizan de Belgrado o el Fenerbahçe, trabaja con pies de plomo para que la FIFA, finalmente, considere como miembro al país. Por lo cual, la consecución de amistosos se suceden en el lado kosovar. El segundo lo disputarán en la misma localización, en Mitrovica, frente a Turquía, gracias a las relaciones que Vokrii tiene con la federación otomana. Además, el partido acentuará su carácter simbólico pues, a palabras del presidente, es una forma guardar respeto y apoyo a lo sucedido en la mina de Soma. 

Kosovo, va a disputar su segundo encuentro, como selección ante Turquía. Buscará marcar su primer tanto

El encuentro genera la misma expectativa como el primero porque, partido a partido, es una lucha por ser reconocidos como parte de ese todo que forma el Viejo Continente. Es un propósito de prosperidad para los jóvenes jugadores. Todo lo contrario ha sucedido a partir de entonces, donde el resto de países han captado algún mirlo de sentimiento kosovar. De esta manera, Suiza o Albania, entre otros, han podido ver peligradas algunas de sus estrellas dada la nueva posibilidad de ser seleccionadas con Kosovo. Véase los ejemplos más cercanos en la última convocatoria presentada por Albert Bunjaku, donde el portero del Palermo, Samir Ujkani cambió Albania por Kosovo, una preferencia que tomó tras ser nativo de Vicitern, una localidad norteña kosovar. También sucede con localidades de adopción, habiendo un grueso de los seleccionados provenientes de las categorías inferiores alemanas, como Enis Alushi o Fanol Perdedaj. O extravagantes como Mehmet Hetemaj, hermano del jugador del Chievo, que llegó a ser internacional con Finlandia.

Entre la desmedida presión, Kosovo, sabe que cada partido es una piedra quitada en tan arduo camino. Kosovo respira fútbol

Ante la posible crispación que pudiera generar el sentimiento patriótico de algunos jugadores, la federación kosovar no ha insistido en ciertos países como Suiza, cuya cita mundialista posee demasiada relevancia para una hipotética desbanda, ya que jugadores como Xherdan Shaqiri, Granit Xhaka o Valon Behrami nacieron en susodicho territorio. Además, el jugador del Bayern de Múnich ya manifestó su sentimiento al celebrar la Champions League con la bandera amarilla y azul de Kosovo.

Sus pasos seguirán yendo más allá, incluso acordando un tercer amistoso en Ginebra (Suiza) ante Senegal. Poco a poco querrán ir ganando terreno hasta que queden incluidos como parte de un todo del juguete de Joseph Blatter. Esperan impacientes a que la humildad de la región kosovar se vea por todo el mundo. Sus mejores mirlos, tuvieron que marchar.

También te interesa: Haití-Estados Unidos: Joe Gaetjens, la dictadura sobre la pelota

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche