Histórico
22 mayo 2014Francisco Ortí

Atlético: Filipe, el hombre que sobrevivió a su peroné

Filipe Luis - atlético de Madrid

El 2010 comenzó repleto de esperanzas para Filipe Luis Kasmirski. Era la estrella del Deportivo de la Coruña, los grandes clubes de Europa le deseaban, y entraba en las quinielas para ser el lateral izquierdo de Brasil en el Mundial de Sudáfrica 2010. Iba a ser un gran año, pero todos los sueños se resquebrajaron al mismo tiempo que su peroné se partía en dos. El 23 de enero, durante un encuentro ante el Athletic de Bilbao, Gorka Irairoz se desplomó sobre la pierna derecha de Filipe, con la mala fortuna de provocarle una fractura de peroné y luxación de tobillo. Los médicos diagnósticaron seis meses de baja para el lateral brasileño, obligándole a perderse el resto de la temporada y el Mundial. Filipe hizo caso omiso a la ciencia y confió únicamente en su trabajo. Si luchaba recibiría una recompensa.

El esfuerzo dio sus frutos y el jugador reapareció en menos de cuatro meses. Logró regresar a los terrenos de juego antes de que acabara la temporada, pero la cuesta hacia el Mundial resultó demasiado empinada y se quedó a medio camino. El peroné convirtió el 2010 en un año negro para Filipe Luis, pero el Atlético de Madrid podía devolver las esperanzas perdidas. El conjunto rojiblanco tiene casi atado el fichaje del lateral brasileño a cambio de once millones de euros y confía en él entregarle un carril que durante los últimos años había sido propiedad del capitán Antonio López. Con Filipe, tanto como lateral izquierdo como de interior zurdo, el Atlético de Madrid gana una peligrosa amenaza que se suma a la letal pareja formada por el Kun Agüero y Diego Forlán.

El traspaso al Atlético de Madrid rentaba una cuenta pendiente que tenía el Deportivo con Filipe desde que durante el verano del 2009 se negó a dejarle marchar al Barcelona. Lendoiro le cerró las puertas de salida, el Barcelona fichó a Maxwell en su lugar, y Filipe se sintió profundamente deprimido. Había dejado escapar un tren que no sabía si volvería a pasar y lo comparó “con un accidente de avión. Su mudanza al Vicente Calderón compensa ese golpe. La camiseta del Atlético de Madrid sería la sexta que viste Filipe. Pese a no superar los 28 años, el brasileño posee una larga trayectoria.

Inició su carrera en el Figueirense, donde recolectó trofeos juveniles brasileños. Ahí le encontró el Ajax de Ámsterdam, que le contrató durante una temporada y posteriormente se marchó al Rentitas uruguayo. El conjunto charrúa lo convirtió en mercancía, pero él se vio gratamente favorecido. Primero lo cedió al Real Madrid Castilla y después al Deportivo de la Coruña, que decidió quedarse con él en propiedad. En Riazor y, sobre todo, de la mano de Miguel Ángel Lotina, Filipe sumó buenos fundamentos defensivos a su  genética alegría ofensiva hasta convertirse en uno de los mejores laterales izquierdos del panorama mundial y ser elegido por la UEFA en el once ideal del año.

El Atlético de Madrid ha contraraba todo un luchador, capaz de superar las más complicadas adversidades. Una virtud que le viene de familia. El apellido Kasmirski le delata. Pertenece a su bisabuelo y tatarabuelo, que se vieron obligados a mudarse de Polonia a Brasil escapando de la I Guerra Mundial. Magia brasileña aderezada por la combativa genética polaca. Así era el nuevo fichaje rojiblanco. Desde que está en el Calderón, responde a los principios del ‘cholismo’ como nadie. corre, desborda, profundiza y es firme, sólido, rocoso en una defensa intensa. Ha ganado competitividad, pierna dura y libertad en varios frentes. Un combatista de fondo, un carrilero vanguardista. Que no vaya al Mundial con Brasil casi resulta ofensivo para el resto del mundo pero el placer queda en casa, en ‘su’ Manzanares.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche