Histórico
29 abril 2014Jose David López

Champions: 5 lecturas del Bayern-Real Madrid

Sergio Ramos - Real Madrid

Después de 12 años de espera, muchas curvas y decenas de polémicos proyectos, el Real Madrid ha logrado alcanzar otra final de Champions League. Su aliento, moral y destino, le quieren citar con la posibilidad de conseguir ‘La Décima’, que viene a ser algo así como el summun absoluto dentro de su historia. Y lo hace tras reivindicarse como el más grande contra el rival idóneo (Bayern de Múnich campeón de Europa he intocable hasta la fecha), en el estadio concreto (un Allianz inexpugnable y en un suelo alemán totalmente negro en la leyenda madridista) y frente al enemigo natural tanto en banquillo como en diseño futbolístico (Guardiola, posesión, asociación y conceptos que durante años frenaron la era blanca en España). Analizamos en diez puntos lo que deja un partido que pasa, desde ya, a la historia más exitosa del Real Madrid.

1: Goles en momentos clave: Tanto en la Ida como en la Vuelta, los dos goles llegan en la primer acercamiento del equipo blanco a la portería rival. Benzema en el Bernabeu tars un contragolpe cuando ya sufría muchísimo defensivamente y Sergio Ramos cuando aún nada se había estructurado en el Allianz. Siempre se necesita premio cuando la aptitud y pretensiones son buenas, pero en la mayoría d elos casos, el deseo no acaba por completarse. Esa pizca de suerte estuvo del lado de quien más la buscó.

Ancelotti sale crecidísimo del duelo ante Guardiola. El italiano encontró el formato perfecto para lo que debía explotar esta eliminatoria. El catalán quedó retratado por la pérdida de sentido de sus jugadores

2: Sistema acertadísimo de Ancelotti: Lo aprovechó hace una semana y lo recicló acertadamente esta noche Ancelotti. Con matices (Isco fuera y Bale con más responsabilidades defensivas). Máximo aprovechamiento del desgaste que genera el trabajo encomiable de Di María, perfecto lanzador de contras pero, sobre todo, variante decisiva en repliegue. Junto a la colocación perfecta de Xabi Alonso, el criterio de Modric y los sobresalientes centrales Ramos-Pepe, el Bayern no encontró ideas en 180 minutos. Por cierto, Ancelotti se convierte en el octavo técnico que alcanza una final con dos equipos diferentes.

3: Amenazas constantes al contragolpe: La enormes y acertada estructura defensiva, habilitó siempre la posibilidad de contragolpes ante el principal temor del Bayern, sus centrales. Sin ninguna ayuda de laterales (Lahm y alaba estaban muy necesitados de generar ofensivamente), tanto Dante como Boateng quedarían retratados con buenos lanzadores de contragolpes. Di María ha estado único en ese arte, pero también la constante respuesta en velocidad de Bale-Cristiano (Benzema peor en Allianz), fueron una amenaza constante que el Bayern no supo contener y acabó por destrozarle.

Di María sublime, Cristiano contragolpeador imparable y Sergio Ramos destrozando la táctica bávara en momentos clave. el desempeño madridista fue un premio global

4: Guardiola no ha mejorado lo que ya era perfecto: No se trata de valorar con los resultados ya sobre la mesa, sino recordar que la misión de Pep era casi imposible de mejorar. El Bayern venía de ganar todo, con jugadores tocando techo de forma-ambición y con un esquema germanizado al máximo gracias a la velocidad y físico de sus jugadores más determinantes. Pero la lectura ‘guardiolesca’ de posesión, más asociación interior y constantes movimientos en su esquema para añadir variantes, acabaron por condenarle. Las nuevas interpretaciones nunca han dejado una mejor versión (que la de Heynckes) y lo que era perfecto ahora ya no lo es. Eso sí, puede serlo en breve y, aun en esta versión, han arrasado en Bundesliga.

5: Los cracks madridistas crecidos, los muniqueses, minimizados: El mayor aval de éxito blanco ha sido el global, el acierto táctico y la ambición de ganar lo que tanto se desea, ha sido determinante. Pero, de manera individualizada, las estrellas del Real Madrid sí han aparecido. Cristiano con goles y trasnmitiendo grandeza, los centrales más cotizados del mercado cumpliendo por fin ese rol y hasa los que más dudas generaban desde épocas negativas como Coentrao o hasta Benzema, aportaron una tranquilidad y claridad de ideas pasmosa. Todo lo contrario al Bayern, cuya aparición de Ribery, Robben, Muller y un terciario Gotze, no tuvo ni reflejos de lo que acostumbra. Demasiados nuevos argumentos ante un equipo que sabía como paliarlos.

También te interesa: Video-Goles de Champions: El Real Madrid corre hacia Lisboa (0-4)

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche