Histórico
11 marzo 2014Francisco Ortí

Simeone, Seedorf y la rivalidad renovada

Toda historia tiene un comienzo, pero no todo comienzo tiene historia. Al menos no en el caso de dos mitos como Diego Pablo Simeone y Clarence Seedorf, y la rivalidad que los une al mismo tiempo que los separa. Lo atractivo de ese antagonismo no está en su origen, sino en el transcurso del mismo. Su rivalidad arrancó un día cualquiera en algún partido sin mayor importancia. En aquel momento, ni siquiera ellos fueron conscientes de que estaban escribiendo los primeros renglones de un enfrentamiento nómada que traspasaría fronteras. Incluso hoy, podrían negar la existencia de una rivalidad entre ambos y, probablemente, lo aseguren desde la más absoluta sinceridad. Sin embargo, el destino no estará de acuerdo con ello. No importa el motivo, pero el fútbol ha decidido enfrentarles una y otra vez, sin discernir competiciones, equipos, o momentos de sus carreras.

La eliminatoria de octavos de final de la Liga de Campeones entre Atlético de Madrid y Milan supone el primer enfrentamiento entre Simeone y Seedorf en su etapa como entrenadores, pero están acostumbrados a verse las caras con las botas puestas. Sus duelos como jugadores se han repetido desde que se vieran por primera vez en un derbi de Madrid y esa rivalidad se ha trasladado a otros equipos, ciudades y países. La Liga española, la Serie A, la Coppa de Italia o la Champions League son los escenarios de este antagonismo que ahora se traslada a los banquillos. Sólo Guus Hiddink evitó que ambos se vieran las caras en un Mundial (Seedorf no jugó ni un minuto en el Holanda-Argentina de Francia’98), y unos meses impidieron que coincidieran en un mismo equipo. El holandés fue cedido al Inter de Milán poco tiempo después de que Simeone abandonara San Siro para fichar por la Lazio.

La Liga española, la Serie A, la Coppa de Italia o la Champions League son los escenarios de este antagonismo que ahora se traslada a los banquillos.

El primer cara a cara entre Simeone y Seedorf se produjo el 14 de junio de 1997 en el Santiago Bernabéu. El argentino no había participado en el primer derbi de la temporada, por lo que ambos no se enfrentaron hasta las últimas jornadas de Liga. Después de que el curso anterior hubiera firmado un histórico doblete, el Atlético vivía una campaña decepcionante y los malos resultados ante el vecino echarían sal en la herida. La visita de los rojiblancos al Bernabéu sería clave en la lucha por el título que mantenían el Real Madrid y el Barcelona. Faltaban pocas jornadas para que terminara el campeonato y el Real Madrid venció por 3-1, Seedorf marcó uno de los goles y los blancos acabarían proclamándose campeón de Liga. El holandés resultó ganador del primer duelo contra Simeone, iniciando una dinámica que se repetiría durante los siguientes encuentros.

Ese mismo verano, Simeone haría las maletas para marcharse a la Serie A, donde le esperaba el Inter de Milán. El siguiente duelo tendría que ser en competición europea y no tardaría en llegar. El sorteo de Liga de Campeones cruzaría a Inter y Real Madrid en la fase de grupos de la edición 1998-1999. En ese momento los españoles eran los campeones de la Copa de Europa y los italianos los de la Copa de la UEFA, pero no se vieron en la Supercopa de Europa puesto que la disputaba el campeón de la Recopa. Así pues, se enfrentarían por partida doble y aunque se repartieron triunfos para uno y otro equipo, en el duelo personal Seedorf volvía a resultar ganador. El primer envite se cerró con victoria para el Real Madrid por 2-0, con Seedorf marcando uno de los goles. El holandés volvería a marcar en el partido de vuelta, pero de poco sirvió puesto que los puntos se quedaron en San Siro gracias a Iván Zamorano y Roberto Baggio. En cualquier caso, tanto Inter como Real Madrid superaron la fase de grupos, pero cayeron en cuartos frente al Manchester United (a la postre, campeón) y un sorprendente Dinamo de Kiev, respectivamente.

En la temporada 1999-2000 la rivalidad se trasladaría a Italia. Seedorf se mudaría al Inter de Milán poco después de que Simeone fichara por una Lazio que dominaba el mercado con incorporaciones millonarias.

Tras ese enfrentamiento europeo, la rivalidad se trasladaría a Italia. Seedorf se mudaría al Inter de Milán poco después de que Simeone fichara por una Lazio que dominaba el mercado con incorporaciones millonarias. En ese ecosistema sería en el que se multiplicarían los duelos entre ambos y el momento en el que Simeone comenzaría a sentirse ganador frente a Seedorf. El entorno del argentino en Roma era mejor que el que se respiraba en Milán con el Inter y así quedaba refrendado cada vez que se cruzaban sobre el terreno de juego. El primer duelo entre ambos fue el 11 de marzo del 2000 y terminó con empate 2-2, pero la Lazio se proclamaría campeona del Scudetto esa temporada. Pocos meses después se encontrarían después en un escenario más decisivo todavía, la final de la Coppa de Italia. Inter y Lazio alcanzaron la final que se disputaba a doble partido. En el encuentro de ida Seedorf adelantó a los nerazzurri, pero Nedved y Simeone remontaron ese tanto para acabar ganando por 2-1. La vuelta se cerró sin goles, por lo que la Lazio se convirtió en campeona gracias al trabajo hecho en el Olímpico de Roma.

Durante la temporada siguiente llegaría la oportunidad de revancha para Seedorf y su Inter en la Supercopa de Italia, pero Simeone y su Lazio volvieron a salir victoriosos. Los goles de Claudio López (2) Mihajlovic y Dejan Stankovic pudieron a los de Robbie Keane, Farinós y Vampeta. Basta con ver el nombre de los goles interistas para intuir que el club se encontraba en una importante fase de transformación sin denominador común. Llegarían dos duelos más en la temporada 2000-2001 y ambos caerían del bando lacial. La temporada siguiente Seedorf cambió el Inter por el Milan, pero no pudo enfrentarse como rossonero a Simeone, quien dejó de tener minutos en la Lazio, regresó al Atlético de Madrid y, posteriormente, se retiró en el Racing Club de Avellaneda. El siguiente capítulo de esta larga lista de enfrentamientos no se produjo hasta su encuentro en su nueva etapa de entrenadores en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. En la vuelta y Simeone quiere mantener la dinámica victoriosa frente a un Seedorf al que el destino ha decidido enfrentar. No importa como empezó la rivalidad, sólo ganar el siguiente duelo.

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche