Histórico
21 marzo 2014Jose David López

Fenerbahce-Turquía: Salih Ucan, el líder deseado

Salih Ucan - Fenerbahce

Era el primero en llegar porque era el primero en escuchar. Se ataba fuertemente las zapatillas, se sentaba en una esquina del barrio y cerraba los ojos intentando diseñar tranquilidad a su alrededor. Callaba, abría las orejas y se dejaba llevar por el silencio en busca de pistas en forma de sonidos que le hicieran reaccionar. En juego no estaba algo físico, nada material ni algo palpable, sino una carrera con los demás chicos de la barriada. Eran pocos kilómetros, calle empedrada y muchos coches por el trayecto pero, sobre todo, eran los días que marcarían la infancia de un niño. Salih Ucan entendió desde muy pequeño que el negocio familiar era encontrar sustento económico en base a la mayor fuente de ingresos de la preciosa ciudad que les cobijaba, la portuaria Masmaris y sus multitudinarios turistas. Enclave constante de diferentes cruceros en rutas por el Mediterraneo, el epicentro de la Riviera Turca puso a prueba la resistencia física y la energía del chico que, no muchos años después, representa ya en el césped, la gran promesa nacional del fútbol otomano.

Y es que aquella necesidad por encontrar dinero llegado del extranjero en los bolsillos abiertos de quienes visitan por vez primera (y seguramente única) las playas turcas, generaron la tranquilidad de su hogar. Mientras las gotas de sudor recorrían su cara y las rodillas quedaban marcadas por alguna que otra caída en el camino, se desarrollaba la verdadera habilidad, la de ser capaz de aportar desde el papel terciario que desempeñaba en su casa. Y esa labor, la de no concederse tranquilidades incluso cuando nadie le pedía obligaciones, ha marcado su aun corta línea ascendente. Ucan marcaba diferencias en carrera, en corto y en largo, en su facilidad para arrancar o frenar pero, con la mejoría más notable llegó en el último año, cuando ha sido consciente de que su crecimiento global le puede llevar a grandes retos. Es deseado por los mejores clubes mundiales, ya maneja ofertas para su siguiente reto y su talento ha despertado expectativas imparables. Lideró su casa, lidera la esperanza del Fenerbahce y espera liderar el próximo proyecto turco rumbo a Francia 2016.

Se formó corriendo por las calles protuarias de Masmaris pero el Fenerbahce rompió una línea de veteranos con su contratación, muy alta para una perla que llegaba de triunfar en Segunda

Se trata de centrocampista de sólo 20 años recién cumplidos, diestro, que actúa como volante, interior o a veces incluso algo más adelantado en posiciones más cercanas a la posición de enganche entre líneas. Ante todo, tiene una elegancia plena en todos sus movimientos, siendo muy dinámico, fino, inteligente y atractivo de ver, pues sus detalles técnicos están a la altura de los referentes actuales. Maneja bien ambas piernas, genera numerosas ocasiones individuales por su gran disparo desde media distancia y normalmente encuentra asociaciones verticales, pues es muy impetuoso, atrevido y directo, buscando siempre avanzar, generar rupturas con pases ofensivos o en acciones personales donde intenta sacar rentabilidad a su enorme potencial en rapidez mental. Y es que si no es excesivamente rápido en carrera, sí lo es en arranque, en un movimiento inicial imprevisible y en atrevimiento, una de sus mejores cualidades. Sin embargo, destacaría también en Ucan un aporte defensivo enorme en cuanto a físico, garra y lucha medular, pues pelea, combate y roba numerosos balones por su gran amplitud de campo.

Salih Ucan - Turkey

Salih nació en Marmaris, esa ciudad portuaria que tanto le marcó en su infancia y allí precisamente empezó a jugar al fútbol en el equipo local, el Marmaris Belediyespor. Desde los 8 años pertenecía a las categorías inferiores del modesto club meditarráneo hasta que con 14 años lo contrató el Bucaspor, con el que dos años después conseguiría su primer contrato profesional. Firmó un año donde tenía ficha de primer equipo pese a jugar solo partidos de Copa mientras semana a semana seguía creciendo en el filial, pero meses después se concretó en el equipo, debutando a finales de 2010 profesionalmente con el equipo en la segunda división turca. Días después jugaría en el torneo copero contra el Fenerbahce, ante el que destacó sobradamente y su salto fue evidente desde ese momento, donde se consolidó hasta que su equipo fue incapaz de sumar el ascenso deseado y, con multitud de ofertas en la mesa, decidió aceptar la propuesta del Fenerbahce (por encima del Besiktas, Rubin Kazan o CSKA). Fue uno de los traspasos más llamativos del club de la capital debido a que llevaba muchos años sin entrar en esa línea de jóvenes promesas, apostando fuerte por Ucan con un pago de 1,4 millones de euros (más el jugador Okan Alkan) y llevárselo por encima de un rival directo, pues las polémicas declaraciones entre los presidentes de la capital, es aun recordada.

A sus 20 años ya ha sido internacional absoluto con Turquía y apunta a traspaso millonario en unos meses. Pretende seguir en el Fenerbahce hasta establecerse en la élite

Lo que nadie había apuntado es que su irrupción iba a ser inmediata. Las previsiones hablaban de un periodo en el filial y un prces lento, aunque la realidad es que desde las primeras semanas, Salih empezó a dejarse ver en los planes del primer equipo y nunca salió de ellos. Debutó con el Fenerbahce en octubre de 2012 y no lo olvidaría porque cometió un error grueso que produjo un gol rival, aunque supo sobreponerse con fortaleza. Su punto de inflexión determinante le llegó en el pasado 2013, cuando en la Europa League tuvo relevancia y acabó anotando goles importantes (clave para él fue uno anotado al Viktoria Plzen que dio el pase al equipo). Su apuesta creció desde ese momento y fue entrando poco a poco en los planes más importantes de una plantilla donde es difícil hacerse hueco por la veteranía-experiencia reinante, ya que mientras Ucan solo tiene 20 años, la media es de 30 y solo él aparece como promesa en todo el vestuario. Un pionero que hoy lucha aun en esa batalla por la titularidad pero que cada vez tiene más protagonismo y que ya ha despertado altas valoraciones para los próximos años.

Su gran trampolín ha sido, sin embargo, la estupenda imagen que ha dejado en selecciones inferiores. Ha sido internacional desde Sub 15 hasta la Sub 21, dejando un gran rendimiento en todas ellas y siendo nombrado en el Once Ideal del último Mundial Sub 20 celebrado este pasado 2013 precisamente en su país. La necesidad de jugadores diferenciales, talentosos y capaces de liderar proyectos, se apreció en él cuando se rodea de chicos de su edad, llevando la presión y las riendas, algo que acabó por contentar al seleccionador absoluto, un Fatih Terim que lo ha llevado convocado ya en una ocasión con Turquía. Todo ello, sumado a la gran bolsa de ofertas que acumula para la próxima campaña (Arsenal, Manchester United, Inter, Benfica y, sobre todo, la Roma) pese a haber renovado su contrato hace menos de un año (gana ya 220.000 € al año), ilusiona al fútbol otomano, que pretende que aquellas carreras rumbo al puerto en busca de turistas, se traduzcan varios años más tarde en carreras rumbo a fases finales exitosas en busca de títulos. El líder que necesitan para su medular, está en proceso de maduración…

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche