Histórico
6 marzo 2014Francisco Ortí

Cinco apuntes del España-Italia

La Selección española ya piensa en clave de Mundial. El amistoso ante Italia (1-0) representaba la última frontera antes de afrontar la defensa del título en Brasil 2014. Era el último examen, previo al anuncio definitivo de la convocatoria definitiva, y se pudieron extraer algunas conclusiones sobre el rostro que presentará España en la Copa del Mundo. Vicente Del Bosque dio galones a los recuperados César Azpilicueta y Thiago Alcántara, y al recién llegado Diego Costa. Los tres disputaron los noventa minutos dejando buenas vibraciones y la sensación de que tienen sellado su billete para viajar al Mundial. Analizamos los últimos detalles de una Selección que iniciará su defensa del título en un escenario tan histórico como Brasil a partir del próximo 12 de junio.

Diego Costa desincronizado: Después de mucho pelear, por fin llegó el momento en el que Diego Costa debutó con la camiseta de la Selección española. El escenario era el perfecto para él. Jugando contra Italia, en el Vicente Calderón, y haciéndolo como titular. Sin embargo, se le notó algo perdido. Posiblemente por eso, Vicente Del Bosque le mantuvo los noventa minutos sobre el terreno de juego. Tras lo visto en el amistoso del miércoles, resulta evidente que la idea del seleccionador español es apostar por Diego Costa como delantero centro en el Mundial de Brasil 2014 y quiere acelerar su adaptación al juego del equipo para que esté listo cuando llegue el momento de la verdad. En su primer día como internacional español se le vio con dificultades. Acostumbrados a la figura del falso nueve, Diego Costa resulta poco participativo en el juego. Tampoco él se encontraba completamente cómodo. No podía correr con espacios como sucede en el Atlético de Madrid o buscar balones largos. En cualquier caso, se le vio implicado y en buena sintonía con los compañeros. Será cuestión de tiempo que ambas partes encuentren como explotar las virtudes del otro. “Se ha integrado con normalidad. Ha trabajado mucho, se ha desmarcado como le pedimos y ha hecho un gran esfuerzo como todos para las alturas de temporada en las que estamos y es para agradecer”, explicó Del Bosque tras el partido.

Diego Costa se ha integrado con normalidad. Ha trabajado mucho, se ha desmarcado como le pedimos y ha hecho un gran esfuerzo” – Vicente Del Bosque

Pedro superstar: Era el partido de homenaje a Luis Aragonés, el día en el que Diego Costa debutaba con España, y Thiago Alcántara asumía galones. Sin embargo, Pedro Rodríguez eclipsó a todos ellos. El jugador del Barcelona estuvo espectacular frente a Italia. Desplegó sobre el terreno de juego una asombrosa movilidad que le permitía aparecer por cualquier zona del terreno de juego y sorprender a la defensa rival. Los italianos nunca encontraron la forma de pararlo. Se internaba por la derecha con la misma facilidad que por la izquierda, o descubría un hueco en el interior del área. Mezcló perfectamente con la línea de centrocampistas y supo aprovechar los espacios que generaba Diego Costa fijando a los centrales para moverse entre líneas. Estuvo muy inteligente tácticamente, moviéndose con picardía, y brillante con balón. Fue la verticalidad que le suele faltar a España en momentos determinados y, como guinda, marcó el gol del triunfo. Podría ser una de las sorpresas de Del Bosque en el Mundial, incluyéndole en el once inicial desde la fase de grupos.

Thiago desbanca a Xavi: Thiago Alcántara volvía a la Selección española y lo hizo a lo grande. Fue titular, disputó los noventa minutos y asumió galones de líder, mientras Xavi Hernández se pasó todo el tiempo en el banquillo. Fue como viajar al futuro para descubrir como será la Selección tras el Mundial. Resulta evidente que Del Bosque ha descubierto en Thiago Alcántara el hombre ideal para recoger el testigo de Xavi Hernández después de que éste abandone la Selección y el amistoso contra Italia resultaba el escenario perfecto para una primera prueba. Mientras el veterano centrocampista del Barcelona, principal culpable de los años dorados del fútbol español, observaba el partido desde el banquillo, Thiago no tuvo complejos y se dedicó a inventar y crear fútbol sobre el terreno de juego. No estuvo tan eficiente como en el Bayern de Munich y arriesgó más de la cuenta en algunos momentos, lo que se tradujo en un aumento de su estadística de balones perdidos, pero en líneas generales rindió a un nivel muy alto. “A Thiago queríamos verle. Es un jugador con gran actividad, está pendiente de todo y es de nuestro gusto”, comentó Del Bosque. Conforme pasen los partidos se irá encontrando más cómodo con su rol y ofrecerá su mejor versión. Xavi puede estar tranquilo. En Thiago tiene un recambio de garantías.

“A Thiago queríamos verle. Es un jugador con gran actividad, está pendiente de todo y es de nuestro gusto” – Vicente Del Bosque

Azpilicueta fijo en la derecha: César Azpilicueta era el tercero en discordia en ese elenco de ‘caras nuevas’ en la Selección española. Cómo sucedió con los dos anteriores, Vicente Del Bosque le mantuvo los noventa minutos sobre el terreno de juego. A causa de su polivalencia, el jugador del Chelsea era el jugador que más dudas generaba sobre los planes que tenía el seleccionador para él. Ha desarrollado toda su carrera como lateral derecho, pero Mourinho le ha transformado en lateral izquierdo y alguna vez se le ha podido ver también formando parte de la línea de centrocampistas. Es un comodín que puede cubrir muchas necesidades y de todas ellas Del Bosque eligió la de lateral derecho. Azpilicueta disputó el partido al completo cubriendo el flanco derecho de la defensa española. Allí tuvo una actuación inmaculada. En defensa no sufrió, mientras que también se dejó ver en ataque aunque siendo muy comedido con sus subidas. La tarea de correr constantemente la banda corresponde a Jordi Alba en el lado contrario, y Azpilicueta, en un ejercicio de responsabilidad, guardaba la posición. El jugador del Chelsea ha aprobado con nota su examen contra Italia y todo apunta a que se ha ganado el puesto para el Mundial de Brasil 2014. Juanfran y Arbeloa tendrán que pelear por pelear por el tercer puesto de lateral.

Se le tiene tomada la medida a Italia: Desde que España rompiera todos sus complejos históricos eliminando a Italia en la tanda de penaltis de los cuartos de final de la Eurocopa 2008, el enfrentamiento se ha repetido constantemente y los de Del Bosque le tienen tomada la medida a la Squadra Azzurra. Tras el encuentro en Viena en cinco ocasiones más, e Italia únicamente ha sido capaz de imponerse en un partido amistoso (agosto de 2011) que se disputó cuando España se dedicaba a pasearse, presumiendo de estrella en el pecho como campeona del mundo al mismo tiempo que la RFEF hacía caja. Pero en competición oficial, la Selección siempre ha salido triunfante. El balance es un empate en la fase de grupos de la Eurocopa 2012, victoria y goleada en la final de la misma competición y triunfo en la tanda de penaltis de las semifinales de la Copa Confederaciones. El último capítulo se vivió en el amistoso de este miércoles en el Vicente Calderón. Italia no pudo hacer daño a España en ningún momento y es una selección que cada vez está más alejada de ser la bestia negra que tanto se temió. Pero, ojo, con los italianos nunca hay que fiarse…

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche