Histórico
5 marzo 2014Jose David López

Cagliari: Víctor Ibarbo, potencia bajo control

Ibarbo - Cagliari

“Si Falcao se pierde la temporada por mi entrada, odiaré mi vida”, dijo con sinceridad y hasta temblor de piernas el modestísimo futbolista Soner Ertek. El humilde defensa del casi desconocido club amateur Chasselay, de la CFA (4ª división francesa), después de convertirse en famoso sin desearlo. El zaguero francés de origen turco, había soñado durante días, como sus compañeros, con enfrentarse a las estrellas del Mónaco en uno de los duelos estelares de la siempre imprevisible y enigmática Coupe de France (donde más y mayores hazañas se producen con clubes menores) y pese a la derrota final, su nombre fue el segundo más mediático del planeta durante unas horas. Desde un pequeño estadio de apenas 5.000 asientos, saltaba la trágica noticia para el pueblo colombiano. Radamel Falcao, su estrella, su icono, su esperanza, caía gravemente lesionado en los ligamentos de su rodilla izquierda y se perderá (salvo evolución milagrosa) el Mundial que, con sus goles, había convertido en realidad. Faltará el líder referencial del gol, el factor determinante en el área y el más remido de sus atributos ofensivos pero, pese a la difícil asimilación, sin el ‘Tigre’, en Colombia se abre la puerta a una clara apuesta de futuro: Víctor Ibarbo.

Se trata de un futbolista de ataque al que me cuesta incluso situar en una demarcación de manera tajante. Y todo, porque puede actuar en diferentes posiciones ofensivas, siendo habitual verle aparecer por los extremos (no de línea de cal), para ser jugador de explosividad, arranque con espacios y potencia en una zancada que debe ser de las más temibles actualmente en el fútbol de élite, pero igualmente le podemos ver como referencia ofensiva si su técnico pretende usarlo como base sobre la que lanzar pelotas para buscar segundas jugadas, conservar posesión, hacer respirar a sus compañeros por la facilidad que tiene para retener el balón con su cuerpo, centímetros y corpulencia física impenetrable. Porque ante todo, es un jugador intocable en el aspecto de musculatura, pero eficiente en infinidad de recursos más como los técnicos por su cambio de ritmo o talento en corto, e incluso porque en carrera profunda y sprint, es capaz de ofrecer alternativas de desborde.

Resulta difícil catalogarle tácticamente en un esquema, pues la amalgama de alternativas ofensivas que ofrece, le sirven para explotar recursos como extremo, como delantero referencia y hasta como interior con llegada

Capacitado en juego aéreo, inteligente para aprovechar sus cualidades ante defensores que sufren muchísimo para marcarlo y, quizás, lo que más le sigue pesando para obtener calificaciones estelares, es su ausencia de gol. Un aspecto donde debe mejorar pero que, igualmente, está demasiado anclado en el beneficio global de un club que prefiere pulirlo en otros aspectos de ayuda colectiva. Diestro, 1.88 de altura, un impresionante físico y rumbo a mayores metas cuando acabe la actual campaña con su primer y, hasta ahora, único equipo europeo, el Cagliari. Personalmente, uno de los mayores talentos jóvenes que han surgido en la Serie A últimamente debido a la necesidad de encontrar valores de rentabilidad a costes mínimos. Una perfecta muestra de ‘experimentos’ de clubes inferiores que se convierten en acomodo ideal por falta de grandes presiones y que, en tiempo aceptable, explotan para abrir el abanico de retos mayores. El chico de moda en el club sardo.

Ibarbo - CagliariHay que destacar que Ibarbo nació en Tumaco, uno de los lugares donde mayor éxito de futbolistas han acumulado en la historia del fútbol colombiano. Y todos tienen ese biotipo poderoso en lo físico, potente en sus piernas y de gran carácter competitivo, lo que rápidamente le sirvió desde muy joven para hacerse valer en el Club La Cantera, su primer equipo, y así llegar al Deportivo Pereira con apenas 14 años. Ese primer proceso formativo fue ampliándose con los años y apenas dos más tarde, llamó la atención de uno de los grandes del país, el Atlético Nacional. No había terminado aún sus estudios básicos de bachillerato cuando ya formaba parte de la lista de canteranos intrépidos del Verdogala, debutando oficialmente nada más cumplir la mayoría de edad. En esa línea de progresión y ambición para acumular mayores mejoras a su desempeño, se especuló con la venta al Udinese, uno de los principales clubes dentro del organigrama de scout en suelo ‘cafetero’. Solo tenía 19 años y ya se pagaban 4 millones de dólares por él. Cifras que no se terminaron de concretar porque su club decidió que lo necesitaba hasta final de esa temporada y la opción se enfrió. Ganó el título, fue uno de los jóvenes más valorados del torneo jugando, por cierto, como volante, y el interés de Italia regresó. Esta vez firme y desde el Cagliari, que iba a encontrar su ‘perla’ con solo 21 años a cambio de apenas 900.000 €.

La lesión de Falcao reabre el debate de los delanteros de Colombia que acudirán a Brasil 2014 y ‘La Bestia de Tumaco’ gana enteros. Si sigue a este nivel, saldrá del Cagliari para ir a un club Top tras la cita mundialista

Prácticamente desde su llegada a santa Elia encontró respaldo en forma de continuidad y minutos que le han ofrecido la posibilidad de crecer, hasta el punto de ganar en inteligencia táctica, en aprovechamiento de las pocas acciones que puede disponer para brillar en cada partido e insisto, sobre todo, de ayudar al colectivo porque el Ibarbo del Cagliari es pura responsabilidad colectiva. Propiedades y cualidades de un futbolista completísimo para el ataque que, probablemente, sería mucho más goleador y determinante en cifras si su club buscara objetivos de mayor pretensión. Metas que han ido alcanzándose poco a poco en su carrera, que le permitieron ser estrella Sub 20 colombiana, que se asomó poco a poco a la absoluta en amistosos y que se concretó a finales del pasado año (marcando además un gol y siendo determinante en un show ante Bélgica en Bruselas). Ahora, si nada lo marchita estos meses, le llevarán directamente al ataque de Colombia en el Mundial 2014 y, seguramente, a rentabilizar con un traspaso potente, aquél ‘experimento’ del Cagliari hace ahora tres años y medio.

Es tal la aureola de elogios que empieza a acumular y los múltiples intentos que llegan de diferentes clubes para hacerse con sus derechos de cara al verano que viene, que el singular presidente del Cagliari, Massimo Cellino, apuntó hace unos días que Ibarbo fichará justo antes del Mundial por el Barcelona. A expensas de confirmar ese movimiento o de apuntalar su destino en otra ubicación, Ibarbo es ya una de las alegrías de la Serie A, uno de los jóvenes más interesantes del mundo y, sobre todo, la nueva esperanza de Colombia para encontrar respuestas ofensivas tras la casi segura ausencia de su mito. El ‘tigre’ no estará, pero eso le abre hueco a la ‘bestia’ de Tumaco…

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche