Histórico
4 febrero 2014El Enganche

Santos Laguna: Ribaír, el uruguayo de las mil formas

Ribaír - Santos Laguna

Por André Stinson

Ribair Rodríguez es el nombre del sudamericano que arribó como refuerzo del Santos Laguna con el objetivo de afrontar el Clausura 2014 y la Copa Libertadores de este mismo año. Ciertamente, el uruguayo de 26 años funge en labores de pivote o algunas ocasiones como central. Sin embargo, inició jugando como delantero y también sabe ha tenido incursiones en la lateral; labor que hacía antes de que, el estratega, Carlos Bianchi,  lo colocara como zaguero en su paso por Boca Juniors. Cuando el uruguayo Ribaír era tan sólo un niño y entrenaba en el barrio de Piedras Blancas, Uruguay, jugaba de delantero, posición en la que sacaba jugo por su estatura: “Hacía goles de cabeza, pero básicamente era una edad donde uno se divertía. Todos corríamos detrás de la pelota. Iba a la escuela y deseaba que llegara el día de entrenamiento para ir a jugar”, afirmó posteriormente el charrúa.

Años después, reconociendo su talento para practicar futbol, inició su carrera profesional en las fuerzas básicas del Danubio, equipo en el que debutó en 2004 como mediocampista, específicamente de volante de salida, posición en la que se ‘especializó’. Durante los cinco años que defendió la casaca de La Franja, levantó los campeonatos del Clausura y Apertura 2004, el Apertura 2006 y el Clausura 2007. Donde pasó de forma variopinta por distintas posiciones, en algunas ocasiones como pivote, en otras como volante y en algunas ocasiones más distante era ocupado como lateral. ¿Qué le faltaba? ¿Qué rol había que otorgarle?

Robair - Boca JuniorsTras un corto paso por Tigre (2010), Belgrano (2011) y Siena (2012), a los 25 años (2013), fichó con uno de los clubes más representativos de Argentina, Boca Juniors; donde llegaba por petición especial del estratega argentino, Carlos Bianchi. Hasta su arribo al cuadro Xeneize, Ribair descubrió su capacidad en marca gracias a que Carlos decidió transformarlo en un zaguero central, donde de forma misteriosa, se sintió muy cómodo “Tuve que jugar de defensor y me sentí bien. Lo hemos trabajado en los entrenamientos y también me siento cómodo cumpliendo esa función”, afirmó en alguna ocasión el jugador de más de un metro con 82 centímetros de altura.

Ha jugado en absolutamente todas las posiciones y en diferentes clubes o contextos deportivos. Apura sus últimos años de experiencia en Santos Laguna para aportar, ante todo, polivalencia. ¿Acabará jugando de portero?

Debido a una lesión de su compañero Leandro Marín, Ribair dejó claro su polivalencia en el terreno de juego, ya que fungió en las labores de salida larga que ocupa un lateral. “Si Bianchi considera que le puedo dar una mano como lateral, lo tendré que hacer sabiendo que no es mi posición. Mientras sea para darle una mano al equipo, no tengo problemas”, exclamó el nacido en Montevideo. Tras un año con Boca, escuadra donde le fue bien a pesar de sufrir más de una lesión en los ligamentos de la rodilla, el defensor uruguayo ha llegado al club de México con el objetivo de aportar a Pedro Caixinha su habilidad polimorfa en posiciones, ya sea como volante por derecha, tal y como hacía en Uruguay o en labores más defensivas , ya sea como defensa central o porqué no, de lateral por derecha.

Habrá que ver cuánto puede aportar el hombre camaleónico a un cuadro de Torreón que está dispuesto a relacionar de buena manera en la entrante Copa Libertadores; tal y como el logra hacer mímesis en el campo. Arriba, abajo, en los laterales, en el centro o marcando el gol definitivo. Y es que allá donde mires, siempre estará Ribaír.

También te interesa: Libertadores: Monarcas Morelia y su ‘clono’ belga

 Síguenos también desde TwitterFacebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche