Histórico
3 febrero 2014Francisco Ortí

¿Quién puede detener al Manchester City?

Líder de la Premier League, finalista de la Capital One Cup, en octavos de final de la FA Cup y esperando su eliminatoria contra el Barcelona en la Liga de Campeones después de haber sido capaz de ganarle al Bayern de Munich en el Allianz Arena. Esa es la abrumadora tarjeta de presentación del Manchester City de Manuel Pellegrini. El técnico chileno ha conseguido construir una máquina con alma que funciona tanto por la precisión y efectividad de sus movimientos, como por la fe que muestra en sí misma cuando los hechos no transcurren según lo esperado. Después de un dubitativo arranque liguero, en el que su pobre imagen lejos del Etihad Stadium fue su lastre, los Citizens por fin se han encaramado a lo más alto de la clasificación de la Premier League. El liderato y la supervivencia en las cuatro competiciones han provocado que en la prensa inglesa haya una pregunta que se repite constantemente: ¿Quién puede detener al Manchester City?

Las estadísticas que han firmado los citizens durante este curso son la respuesta más contundente. Son el equipo más goleador de Europa, habiendo marcado 115 goles en 35 partidos y firmando una media de 3,2 goles por partido. Las cifras del Manchester City son inalcanzables incluso para otros colosos del Viejo Continente como el Bayern de Munich, Barcelona, Real Madrid o Paris Saint-Germain, quienes no alcanzan la media de tres tantos por encuentro pese a su superioridad en sus respectivas ligas. El motor de estos datos tan devastadores es el Etihad Stadium. El Manchester City es letal en su estadio. Todo aquel que visita el estadio de los citizens esta temporada se marcha sin puntos, pero con una goleada en el marcador. Once victorias en once partidos de Premier League, 42 goles a favor, sólo ocho en contra y habiendo destrozado a equipos como el Manchester United (4-1), Tottenham (6-0) y Arsenal (6-3).

Salvo Jose Mourinho, quien considera que los números del City se basan en la suerte y favores arbitrales, toda Europa se deshace en elogios hacia los citizens y Manuel Pellegrini. Sin embargo, el técnico chileno tuvo que lidiar con críticas y problemas durante sus primeros meses en Inglaterra. El inicio de temporada del Manchester City dejó algunas dudas. El equipo funcionaba en el Etiham Stadium pero baja mucho su rendimiento lejos de casa. Las derrotas contra el Cardiff City (3-2), Aston Villa (3-2) y Sunderland (1-0) sembraron la incertidumbre sobre el nuevo proyecto del chileno, que llegó a diciembre habiendo sido capaz de ganar únicamente un partido a domicilio en la Premier League. A esto hay que sumarle el culebrón vivido en la portería. Las actuaciones de Joe Hart no terminaron de convencer a Pellegrini, que decidió alternar bajo palos al internacional inglés con el inestable Costel Pantilimon. Las inseguridades del rumano pusieron punto y final al debate en la portería y ya no se cuestiona la titularidad de Hart. Por estas cuestiones el desembarco de Pellegrini en Inglaterra fue problemático, pero una vez superados los problemas iniciales la máquina comenzó a funcionar sin fallo.

El Manchester City ha seguido una progresión positiva que ha alcanzado su pleno rendimiento con el cambio de año y que ha ganado todos sus partidos salvo dos desde mediados de noviembre. Pellegrini ha conseguido construir un equipo casi perfecto y que juega a una velocidad de crucero. Zabaleta y Kolarov dominan sus bandas tanto en fase defensiva como ofensiva. El doble pivote formado por Yaya Touré y Fernandinho mezcla a la perfección. Carecen de pausa, pero inyectan un ritmo frenético a cada jugada. El brasileño tardó en arrancar, pero en cuanto lo ha hecho se ha adaptado perfectamente, y el marfileño se ha consagrado como un jugador ‘top’ que ya figura entre los quince mejores del mundo. Lo hace todo bien. Se apodera de todo el campo y corre de área a área realizando un asombroso despliegue de fuerza y poderío físico. Tiene una llegada letal y a base de trabajo se ha desarrollado a sí mismo como un consumado lanzador de faltas. En tres cuartos de campo David Silva y un centrado Samir Nasri aportan la magia, mientras que la pareja Jesús Navas-Negredo mantiene su química tras haber sido exportada en pack desde Sevilla.

El Manchester City es el equipo más goleador de Europa, habiendo marcado 115 goles en 35 partidos y firmando una media de 3,2 goles por partido. En el Etihad Stadium ha ganado sus once partidos de Premier League.

Y la joya de la corona es Sergio Agüero. Pese a las lesiones (la última le dejará fuera de la eliminatoria contra el Barcelona), el argentino es la gran estrella del Manchester City. Ha alcanzado la madurez futbolística y se encuentra en el mejor momento de su carrera. Es intenso, inteligente y criminal dentro del área. Cuando las molestias no le impiden saltar al campo, es un delantero imparable y sus 15 goles en los 17 partidos de Premier League así lo demuestran. Para colmo, la segunda unidad aporta calidad desde el banquillo. Jugadores como Dzeko o, recientemente, Jovetic no son titulares habituales, pero rinden cada vez que se les concede una oportunidad. Esto provoca que se repita una y otra vez la misma pregunta. ¿Quién puede detener al Manchester City? Nadie es capaz de dar respuesta. “Son una máquina perfecta. El que les gane tendrá que jugar el mejor fútbol de su vida. No hay otro equipo que juegue como ellos“, señaló Gary Bowyer, técnico del Blackburn Rovers. “Si no juegas perfecto, es imposible vencer al City de Pellegrini“, declaró Gustavo Poyet.

Bajo esa sensación de perfección se esconden algunos defectos. Por su condición equipo frenético, el Manchester City se encuentra muy incómodo en los partidos lentos. Es letal en los correcalles, pero tiene serias dificultades para adaptarse a la falta de espacios y le cuesta mover el balón cuando se le exige paciencia. Aunque su talón de Aquiles es el centro de la defensa. Pellegrini no ha logrado encontrar una pareja de centrales que ofrezca garantías de seguridad. Kompany y Demichelis se han establecido como los habituales en la zaga, pero se les desarma con facilidad. Ante rivales de alcurnia pueden resultar un lastre demasiado pesado. Pese a estos fallos, el Manchester City persigue el cuádruple objetivo que tiene al alcance.  Sueñan con ganar Premier League, Copa de Europa, Capital One Cup y FA Cup esta temporada. De momento, este lunes tienen un primer escollo: el Chelsea de Mourinho. Antes de soñar con el éxito final deben recorrer el largo camino hasta el. Mientras tanto nos continuaremos haciendo la misma pregunta. ¿Quién puede detener al Manchester City?

También te interesa: Manchester City: Frank Swift, una historia para ser contada

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche