Histórico
14 febrero 2014Jose David López

Lorient-Camerún: Vincent Aboubakar, ‘Cachorro Indomable’

Aboubakar - Lorient 2013

Norman Whiteside. En la mayoría de mentes futbolísticas, ese nombre contexualiza inmediatamente un entorno (Mundial de 1982), un país (Irlanda del Norte) y sobre todo, una edad, 17 años y 41 días. Esa juventud extrema para una fase final mundialista, sigue siendo a día de hoy la más prematura de cuantas marcas se han registrado en citas de primer nivel. Y el record no es ni mucho menos un reflejo de la actualidad, porque no hay mayor celeridad, presión, exigencias y competitividad sobre los chicos jóvenes de las que existe hoy en día. Sin embargo, los torneos sudamericanos o africanos, siguen siendo aquellos escenarios preferidos para ofrecer oportunidades de élite a chicos tan enérgicos y ambiciosos como inmaduros y faltos de experiencia. El tercero en esa lista de jóvenes mundialistas es, precisamente, uno de los principales exponentes de futuro en el continente africano, abanderando el sueño de volver a ser relevantes que persigue Camerún. 18 años y 5 meses fue el registro histórico del joven Vincent Aboubakar en Sudáfrica 2010. Es, su ‘Cachorro Indomable’.

Se trata de un delantero centro, de 21 años, de extrema potencia física, reflejada desde el primer instante en el que recibe la pelota, avanza en contragolpe con velocidad o busca salidas rápidas en largo a través de desmarques a los espacios. Ante todo, fuerza, energía en sus movimientos y una capacidad asombrosa para sacudirse a los rivales en acciones móviles, en plena carrera o con metros por recorrer siempre mirando a la portería. Y es que lejos de ser jugador para generar ayudas en otros compañeros, sus movimientos casi siempre buscan la definición personal, el recurso que le permita ganar unos instantes sobre sus rivales y marcar esa diferencia determinante en carrera porque si es capaz de iniciar con mínima ventaja, es imposible frenarlo. Lo más singular es que no tiene una frecuencia de zancada veloz, ya que su constitución muy fuerte no se lo permite, pero su corpulencia y tren superior es tan impactante, que resulta muy complicado frenarle en esas acciones.

A todo ello, le ha ido sumando aportaciones añadidas que le han perfeccionado como delantero. Maneja bien las dos piernas pese a ser diestro, porque ha demostrado definiciones brutales donde gracias a intercambio de conducción o giros por habilidad individual, conseguía finalmente decidir a su favor. A mejorado muchísimo este año en la frialdad para buscar remates en primer o segundo toque debido a la escasez de espacios en el área, debido a su imponente figura también ha empezado a ser un peligro en el juego aéreo y donde de verdad ha sumado a su favor en esta campaña, ha sido en las lecturas ante defensores rivales, que le permite sacar a relucir todas estas cualidades que impactan actualmente en la Ligue 1. Y es que Aboubakar suma nada menos que 12 goles en el campeonato francés (superando a Falcao y solo superado por Ibra-Cavani) pero, además, añade 5 asistencias para demostrar la necesidad sobre sus movimientos que tiene el equipo. Con todo, es la gran atracción del curso para un Lorient que ha encontrado a su killer en un momento absolutamente glorioso. Potencia, fuerza, habilidad en el remate final y goles, muchos goles para la perla del fútbol camerunés.

Su familia fue estafada por una de las mafias de escuelas futbolísticas de Camerún cuando era apenas un crío. Logró recomponerse, superar el obstáculo y ser el tercer jugador más joven en debutar en un Mundial

Aboubakar - 2010

Aboubakar nació en la alocada capital, Yaoundé, donde pronto entendió la dureza que le iba a esperar si su sueño era ganarse la vida como futbolista. Cuando tenía 12 años, su familia fue estafada por una de las mafias que negocian con niños en las escuelas del país, sacándoles buena parte del dinero que habían conseguido reunir para que el chico se empezara a formar futbolísticamente. La promesa de firmar en cuanto fuera mayor de edad por un equipo francés, es la más utilizada y Vincent pensó desde muy joven que su futuro iba a estar vinculado con el fútbol galo. Tras aquellos momentos de dureza y tensión, se unió con apenas 14 años al Cotonsport Garoua, seguramente el club de mayor crecimiento en las últimas décadas dentro del país, el que más jóvenes ha podido proyectar a Europa y el actual campeón nacional. Pasó dos años en categorías inferiores, otros dos en el primer equipo y su impacto fue tal que fue convocado para Sudáfrica 2010 pese a no jugar aun en suelo europeo, pero enamorando al otrora seleccionador, Paul Le Guen, que no dudó en llevarse como solución ofensiva al joven más prometedor de su país.

Semanas antes de aquello, había conseguido el gran reto de su carrera y de sus padres, acceder al fútbol europeo. Firmó su primer contrato profesional para tres campañas con el Valenciennes, debutando meses después en Copa de la Ligue e incluso marcando en uno de sus primeros partidos ligueros el PSG. Pero la evolución sufrió un brusco frenazo cuando empezó a ser utilizado como revulsivo y perdió minutos-continuidad, mejorando algo la campaña posterior (anotando 6 goles) y cayendo casi en el olvido en su última temporada (2 goles únicamente). Sumando 15 tantos en tres años, no convenció al club norteño y quedó sin contrato. Cuando las alarmas se encendían y las dudas acechaban su carrera, apareció la llamada del Lorient, un especialista en proyección y progresión de jugadores jóvenes, que le iba a ofrecer el trampolín que dando había deseado (otro contrato de tres campañas). Más confianza, más determinación, más minutos y… más goles. A las órdenes de Christian Gourcuff ha logrado la explosión definitiva, mostrando todo su potencial y sumando ahora mismo 11 goles en Ligue 1, rompiendo con creces cualquier registro anterior de cara a puerta. Es, por tanto, el principal bálsamo para que los ‘delfines’ estén lejos de posiciones de descenso y se sitúen cómodamente en  mitad-alta de la tabla.

Con 10 goles, su progresión se concreta para salvar de cualquier peligro a un Lorient que sufrirá para retenerlo. Recibe ofertas de futuro y sueña con marcar en un Mundial 2014 en el que estará con Camerún

Internacionalmente, después de aquél precoz debut con Camerún en el pasado Mundial, suma 22 convocatorias (un solo gol, eso sí, porque no ha podido tener la misma continuidad) y ha seguido entrando en las listas de los ‘Leones Indomables’. Estuvo en las últimas llamadas para acceder al Mundial Brasil 2014 el próximo verano y a pesar de tener que pelearlo hasta el último instante con competidores como Samuel Etoo (con quien inevitablemente ha sido comparado), sus números y estadísticas le hacen ser pilar de futuro inamovible (pues sí supera en goles actualmente a otros puntas como Webó, Choupo-Moting o Zoua). Boubakar sueña con seguir la línea goleadora, progresar y seguir creciendo para estar en esa fase final y buscar un futuro de mayor presencia en algún gigante europeo. La Premier ya le acecha. Nadie ignora ya al ‘Cachorro Indomable’ de la Ligue 1.

Todas las Jóvenes Promesas en su sección exclusiva

Síguenos también desde Twitter y Facebook

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche